lunes, 11 de noviembre de 2019

De golpes y errores

Otro golpe más en América Latina, esta vez en Bolivia. La lista sólo en lo que va de siglo sigue el mismo patrón que en el siglo anterior, y el anterior...

- 2002, golpe en Venezuela contra Hugo Chávez.
- 2004, golpe en Haití contra Jean Bertrand Aristide.
- 2009, golpe en Honduras contra Manuel Zelaya.
- 2012, golpe en Paraguay contra Fernando Lugo.
- 2015, golpe en Brasil contra Dilma Rousseff.
- 2019, golpe en Venezuela contra Nicolás Maduro.
- 2019, golpe en Bolivia contra Evo Morales.

No está mal la media, desde luego. En unos el golpe fue derrotado (Venezuela), en otros se utilizaron técnicas nuevas como los vericuetos constitucionales (Paraguay, Brasil), en otros una combinación de movimientos militares con políticos (Haití, Honduras) y en el de Bolivia se ha seguido a pies juntillas el modelo que se lleva un año intentando contra Venezuela (movilizaciones, cada vez más violentas y racistas, de la llamada "oposición" y militares junto a la deslegitimación insticional a través de la OEA).

Se está hablando mucho sobre las lecciones a aprender (y mira que ha habido ocasiones en estos años y se ha seguido tropezando en la misma piedra), pero a mi modo de ver en lo que hay que hacer hincapié es en los errores que se cometen una y otra vez.

El golpe en Bolivia ha seguido el mismo patrón, se ha desarollado de la misma manera, que se intentó en Venezuela a principios de este año, y en años anteriores, utilizando como detonante las elecciones y el rápido movimiento de EEUU y sus vasallos (dentro y fuera de América Latina) para no reconocer los resultados si eran desfavorables a sus intereses. Y, como en Venezuela, buscando la complicidad y utilizando la presión sobre el Ejército, por una parte, y utilizando instrumentos como la OEA para desligitimar al gobierno. Lo que no funcionó en Venezuela sí ha funcionado en Bolivia, por lo que hay que hacerse unas cuantas preguntas y, sobre todo, hacer un somero repaso de los errores.

El primero, y fundamental, es achacable al propio Morales cuando en 2016 celebró un referéndum para modificar un artículo de la Constitución, que él mismo consideró su mayor logro al alcanzar la presidencia por primera vez, sobre si era posible o no ir a una nueva renovación del mandato presidencial más allá de los plazos establecidos de dos mandatos por cinco años cada uno. El resultado fue negativo para Morales, 51% frente a 49%. Pero Morales utilizó una fórmula legal para dar la vuelta al resultado y postularse a una nueva reelección, lo que dio alas a los derechistas.

En vez de fortalecer al Movimiento al Socialismo, y trabajar para reforzar a un canditado que mantuviese y ampliase lo logrado, que no es poco, se apostó por él mismo. Eso pone de relieve la debilidad del MAS y de sus aliados, que lo apostaban todo a una figura, la de Morales, poniendo de relieve que fuera de los pueblos originarios no está tan arraigado en la sociedad como lo está el chavismo en Venezuela, por lo que la capacidad de movilización no es tan alta y ha dejado el terreno casi libre a los derechistas, que campan a su antojo.

Esta falta de reacción ha servido para que el Ejército acabase decidiendo la partida, sin que la oficialidad media, esta sí en gran parte de extracción indígena -otro de los logros de Morales- haya tenido la más mínima capacidad de respuesta a la postura golpista de los mandos superiores.

Esta es una diferencia sustancial con Venezuela, donde la gran mayoría de los altos mandos, así como de los oficiales medios, han defendido la soberanía del país y se han negado a sucumbir a los cantos de sirena de EEUU. Eso y la contundente respuesta de la gran mayoría del pueblo venezolano, no hay que olvidarlo.

El segundo es haber aceptado a una OEA que desde el primer momento desconoció los resultados de las elecciones presidenciales de hace un par de semanas. La misma OEA que ha declarado la ilegimidad de Maduro en Venezuela, la misma que ha otorgado la representación de Venezuela a un golpista como Guaidó es llamada por Bolivia para monitorear el resultado. ¿De verdad Morales es tan ingenuo para supòner que iba a decir otra cosa que lo que ha dicho? Si lo es, no hay que llorar por el desarrollo consiguiente sino hacerse una pregunta básica: ¿por qué los gobiernos supuestamente progres, y el de Morales lo era, aceptan y forman parte de este tipo de instrumentos diseñados por y para el imperialismo? Otra vez hay que dar la razón a Cuba, y alabar su dignidad al estar fuera de este engrendo negándose a incorporarse a ella -de la que previamente fue expulsada en 1962- y reafirmar que Venezuela hizo un tardío movimiento, pero importante, de retirarse de la misma aunque este mismo organismo violase su propia normativa rechazando dicha postura y aceptando al golpista Guaidó. La ingenuidad de Morales ha sido pasmosa.

La conclusión es obvia, a las derrotas de Venezuela y Argentina la respuesta de EEUU ha sido la de siempre, lo que pone de manifiesto que eso de que se ha parado la ofensiva neoliberal en América Latina es más que cuestionable. Y que eso de la conciliación de clases no es más que otra elucubración de los "progres" que ocultan sus carencias ideológicas porque si bien Evo Morales hizo mucho por elevar el nivel de vida de la población nunca se ha aceptado por parte de la oligarquía el perder ni un poco de sus privilegios, que ha mantenido con Morales.

Bolivia volverá al redil derechista si no hay reacción popular contundente y las consecuencias serán las obvias. Y de nuevo otra década perdida, y de nuevo a empezar. Lo malo no es que se resista y se combata, sino que siempre hay que empezar de nuevo y nunca se va más allá. Por eso el ejemplo de Cuba será siempre eso: un ejemplo.

El Lince

sábado, 9 de noviembre de 2019

El lado oscuro del 3'5%

Quienes se dedican a las matemáticas llevan varias semanas en una febril actividad. El éxito de Gene Sharp en el desmembramiento de la ex-Yugoslavia, de forma especial en Serbia, es ya casi historia. Ríos y ríos de tinta han corrido desde entonces y ha sido la derecha tradicional (la nueva es la supuesta izquierda) quien más empeño ha puesto en llevar a la práctica eso de la lucha no violenta... aunque no son los casos de Bolivia ahora o antes en Venezuela. Y en Hong Kong.

Sin descartar del todo esa teoría, ahora se da un paso más. Y la casa matriz sigue estando donde siempre ha estado, en EEUU. Si Sharp lo hizo desde Massachusetts, ahora el relevo lo ha cogido Harvard de la mano de Erica Chenoweth -que se define como discípula de Sharp aunque tambien dice que las fuentes en las que se basa para establecer su teoría de los porcentajes son Gandhi, la abolicionista Sojourner Truth, la sufragista Susan Anthony y el archiconocido Martin Luther King, estos tres estadounidenses, por supuesto- y que se ha puesto a hacer números llegando a la conclusión de que si el 3'5% de la población de un país se involucra en las movilizaciones "por la libertad", de una forma pacífica y no violenta, se garantiza el cambio político de un país. Lo más curioso no es que se hagan matemáticas con esta historia, sino que se pone un énfasis especial en desmontar el argumento de que la resistencia violenta se deba a factores estructurales como la pobreza, por ejemplo.

Como esto es difícil de sostener, establece una comparación entre diferentes casos de cambios políticos, "de régimen", dice ella, en el mundo -de forma especial desde 1989- llegando a la conclusión de que la proporción es del 53% de casos en los que la resistencia no violenta ha tenido resultados frente al 26% en los que lo ha sido la violenta y en el resto de casos no triunfó ni una ni otra. En el primer caso pone como ejemplo a Serbia, Filipinas y Georgia, por ejemplo, y en el segundo a Timor Este como paradigma. Y, por supuesto, ni una palabra del apoyo internacional a una forma u otra (que a veces es la misma, como ocurrió en Serbia y en Kosovo, llegando a los bombardeos en defensa del "cambio de régimen").

Así que en Chile ya pueden poner a hacer cuentas: si hay 18 millones de habitantes, el 3'5% serían 600.000 personas las que constituirían la vanguardia, así que a conseguirlas movilizadas permanentemente y ni gobierno, ni ejército pinochetista, ni carabineros podrán hacer nada. A parte de matar, torturar, violar, mutilar, herir y detener, se entiende. Porque Chenowteh está convencida que una movilización sostenida de este porcentaje de personas provocará "cambios en la lealtad entre los antiguos partidarios del gobierno, incluidos los miembros del establecimiento militar".

Situada el personaje y establecido de qué va la cosa -sin entrar en detalles de omisiones clamorosas de su estudio como Nepal, por ejemplo, o el hecho de que en la misma Filipinas todavía hay una fuerte insurgencia armada- os diré que yo he llegado a esta mujer investigando un poco la revuelta de Hong Kong.

 Es sabido que cualquier estupidez de EEUU es seguida con delectación en muchas partes del mundo y por mucha gente que todavía sigue creyendo en los cuentos de hadas. Una vez conocí a una persona, de un país latinoamericano, que decía que la riqueza de una ciudad se veía por su número de rascacielos. Y lo decía en serio. Pues en Hong Kong hay ni más ni menos que 355 rascacielos de más de 150 metros de altura y ni me molesto en deciros cuántos están por debajo de ellos pero sí que Hong Kong tiene más rascacielos que cualquier otra metrópoli del mundo. Siguiendo tan simple argumento, propio de los "liberales", no es extraña la fascinación con Hong Kong como ejemplo del éxito del "mercado libre". Y todavía los simples siguen diciendo que Hong Kong es "una combinación exitosa de libertad política y económica".

No voy a recordaros lo que ya comenté de cómo las mafias económicas y financieras controlan la Región Administrativa Especial desde que Gran Bretaña, la anterior colonizadora, la devolvió a China en 1997 aunque estableciendo que se mantendría un estatus especial para el capitalismo durante 50 años, aceptado por China con aquello de "un país, dos sistemas". Alguien se ha referido a Hong Kong como una plutocracia que absorbe el jugo de sus súbditos. No le falta razón.

En Hong Kong los niveles de pobreza son escalofriantes, mucho más que en cualquier otro lugar del mundo. Se dice que HK es uno de los lugares donde hay una mejor educación escolar y es cierto, pero se oculta convenientemente que ha sido incrementada notablemente desde su devolución a China. Como también se oculta que en HK hay toda una generación de personas analfabetas o prácticamente analfabetas que, precisamente por ello y como consecuencia del colonialismo británico, apenas tienen acceso a puestos de trabajo y viven de los subsidios gubernamentales. Minucias para quienes defienden el "libre mercado".

Pero detrás de esta retórica está la realidad, y es muy oscura por no decir negra. Las mafias económicas y financieras que controlan HK -por ley impuesta por Gran Bretaña, y aceptada por China para la devolución, tienen la mitad de los escaños del parlamento- se oponen sistemáticamente a cualquier regulación que suponga un aumento del bienestar de la población. De ahí que los salarios lleven 10 años estancados o que el alquiler haya subido un 300% en este tiempo, por mencionar solo dos casos a los que ya hice referencia.

Hay más datos, muchos más. El coeficiente Gini, la medida estándar de la desigualdad social entre los economistas, dice que en HK, en 2018, se situó en el 0'54, es decir, al mismo nivel que en México o en Argentina, por no dar más datos, mientras que el de China es del 0'44. Según este índice, cuanto más cerca del 1 más desigualdad y cuanto más cerca del 0 más igualdad.

Si quienes se acercan por ahí deseando hacer la foto del año se molestasen en mirar a su alrededor verían algo mucho más oscuro que el objetivo de su cámara. La vivienda, por ejemplo, donde el metro cuadrado está en los 20.000 euros. Haced una simple operación y se os pondrán los ojos como platos de lo que cuesta, por ejemplo, un piso o apartamento de 40 metros cuadrados. Durante la colonia británica, más de la tercera parte de la población vivía en condiciones miserables. Con la devolución a China, se comenzaron a construir viviendas públicas para todo ese sector, que pudo acceder a una vivienda más o menos digna gracias a los subsidios gubernamentales. Gracias a ello, en 2016 el 45% de la población vivía en una de estas viviendas. Pero desde entonces no ha habido movimiento alguno, apenas se construye. Eso significa que el resto tiene que recurrir al "mercado libre". Y aquí los precios, como he mencionado, son estratosféricos.

Esta no es una reivindicación de quienes protestan, para nada. Ni una sola mención. Quien sí lo hace, curiosamente, es el gobierno de la Región Administrativa Especial: empieza a dar a conocer datos -que siempre ha tenido, pero que pocas veces ha reconocido- como que 1'35 millones de personas viven por debajo del umbral de la pobreza (de una población de 7 millones). Y lo hace para poner a los manifestantes ante sus propias contradicciones porque aquí la crítica por la falta de vivienda iría más hacia las mafias económicas y financieras que contra el gobierno. ¿Por qué? Pues porque las mafias económicas y finaiceras están especulando con esta falta de vivienda subdividiendo los pisos y apartamentos, reduciendo el espacio hasta lo inverosímil.

Una muestra, que no por ello os resultará desconocida seguramente. Es un reportaje de una televisión australiana, para que no se diga.


Eso la vivienda, ¿y el trabajo? Pues la jornada laboral es de 48 horas a 60 horas semanales (se descansa solo el domingo) aunque no hay una regulación de horas establecida por ley. Son las empresas quienes deciden los horarios... y las vacaciones: una semana al año si se ha trabajado todo el año, dos semanas tras nueve años de trabajo en la misma empresa. 

¿Alguna protesta de los manifestantes? No la busquéis. La OCDE dijo el año 2015 que HK era el lugar desarrollado donde más se trabajaba, un total de 2.606 horas al año. En México, por volver al ejemplo anterior, son 2.246 mientras que son 1.691 en el Estado canalla, más conocido como España.

Si HK es tan rico, la meca del "libre comercio", el modelo que inspiró a los Chicago Boys (que trasladaron a Chile, por cierto, gracias a Pinochet) ¿por qué se trabaja tanto? La respuesta es obvia: por los bajos salarios, el alto costo de vida y la desigualdad social. ¿No es por esto por lo que se protesta en Chile? ¿Y por qué no en HK?

Así que aquí tenéis algo de luz sobre el lado oscuro de ese 3'5% con el que sueñan los ideólogos estadounidenses, a quienes les publica sus elucubraciones el Pentágono, y que con tanto éxito se mueven incluso entre la pretendida "izquierda". Porque en Hong Kong, ahora, todo esto se está siguiendo al pie de la letra. Y supongo que en otras partes, también.

*****

Y un recordatorio necesario de la fascistización del mundo occidental y la forma que tienen sus famosos "valores democráticos". Es una votación que se produjo en la ONU el pasado 8 de noviembre sobre una resolución que combate la glorificación del nazismo y neofascismo presentada por Rusia, Argelia, Bolivia, Venezuela, China, Kazajstán, Corea del Norte, Cuba, Laos, Nicaragua, Siria, Uzbekistán, Bielorrusia, Etiopía y Sudáfrica.


Buscad vuestro país y luego poneos a pensar.

El Lince

martes, 29 de octubre de 2019

Cuando el humo se disipa

Las llamas de Ecuador y de Chile, las manifestaciones en Irak y Libano, la revuelta derechista en Hong Kong, Bolivia y, tal vez, en Uruguay, la victoria peronista en Argentina y la derrota uribista en Colombia..., incluso las movilizaciones independentistas en Catalunya y el año que llevan ya los "chalecos amarillos" en Francia (50 semanas acaban de cumplir este fin de semana) han iluminado algo aunque no se sabe muy bien qué.

Las llamas siempre generan humo y cuando el humo se disipa hay otras cosas que ver y, sabiendo que voy a levantar ampollas, son de mucho mayor calado. Y para abordarlo hago una pregunta ¿y si todo lo anterior no fuese otra cosa que signos, señales de una crisis económica mundial?

La guerra lanzada por EEUU contra China, la "guerra comercial", está poniendo al mundo a los pies de los caballos. Ya todos lo reconocen y están hablando sin tapujos de una nueva recesión. Son ya 22 meses desde que la inció EEUU y China, como es lógico, no se rinde. Por eso, entre otras cosas, EEUU está jugando la carta de Hong Kong. Porque una de las consecuencias no buscadas, pero sí conseguidas, es que la desdolarización de la economía mundial se está acelerando y eso significa el fin de la hegemonía de EEUU.

Hasta el FMI lo ha tenido que reconocer y por eso mismo el FMI ha actuado como siempre: imponiendo sus políticas de ajuste en Ecuador (economía dolarizada) y Argentina (casi dolarizada), por una parte, y volviéndose a negar a realizar cambios en las cuotas de países en función de su importancia en la economía mundial. A ver si adivináis quién es el país perjudicado (tranquilidad, os lo diré más adelante).

Actuar en Ecuador y Argentina suponía oxigenar al dólar, y esta es la razón por la que el FMI ha dicho que "acepta" la rebelión popular en Ecuador (aunque pide al gobierno que siga adelante con sus propuestas, pero de otras formas "menos lesivas para la población") y que haya "saludado" la elección de Alberto Fernández como nuevo presidente argentino "esperando colaborar para abordar los desafíos económicos y promover un crecimiento inclusivo y sostenible que beneficie a todos los argentinos".

Y ¿por qué?, bueno, han pasado muchas cosas que el humo no ha dejado ver. Primero, un gráfico que ayuda a comprender la cosa a día de hoy.

Como ya os comenté en abril, aunque el dólar ahora suponga el 61'63% de todas las monedas de reserva del mundo ha perdido 10'3 puntos en lo que va de siglo y la tendencia es que para el 2027 apenas represente el 50% de las monedas de reserva global.

Y hay dos países que se están preparando para ello y que lo están acelerando: Rusia y China. Y estos dos países han dado unos cuantos pasos cruciales en los tiempos en los que el humo de las llamas ¿liberadoras? estaba impidiendo ver otras cosas.

Rusia ha acogido a Irán (13 de septiembre) y a Turquía (9 de octubre) en su Sistema de Tranferencia de Mensajes Financieros, la alternativa al SWIFT (Sociedad para las Comunicaciones INterbancarias y Financieras Mundiales) occidental basada en dólares. En el primer caso, tal vez os sirva de pista para entender el acuerdo ruso-turco sobre el norte de Siria, en el segundo para entender un poco mejor las dificultades que tiene EEUU para mantener su asedio a Irán. En cualquier caso, eso significa que tanto Turquía como Irán -y también China, que colabora con el STMF aunque tiene su propio sistema- van a acelerar y mucho la desdolarización de su economía. Aquí EEUU no puede hacer nada más que patalear (y procurar enredar un poco en Siria robando el petróleo, como acaba de anunciar).

Al mismo tiempo, la principal empresa petrolera rusa, Rosneft, que es estatal, anunció (4 de octubre) que ya no realiza ventas de petróleo en dólares sino en euros, aunque añadió "preferentemente", es decir, que comerciará en otras monedas (que no sean el dólar) si se llega a un acuerdo. Rosneft vende 2'4 millones de barriles de petróleo al día, a 60 dólares que está el barril echad la cuenta de los dólares que ya no circulan.

La reacción de EEUU fue que está estudiando la imposición de sanciones a Rosneft... ¡por su participación en el comercio de petróleo de Venezuela! Desde luego, qué sería del mundo sin Venezuela. Vale tanto para un roto en el Estado canalla, más conocido como España, que para un descosido, como en Ecuador acusando a Venezuela de las protestas o en Argentina cuando Macri decía en estas elecciones que el peronismo será como otra Venezuela.

Por su parte, China ha reducido significativamente sus reservas de dólares (6.800 millones el pasado 17 de octubre) en un aviso claro a EEUU de lo que puede hacer si se mantiene la guerra arancelaria -de ahí que Trump la haya paralizado ahora- al tiempo que ha incrementado la compra de soja a Brasil y tras el triunfo de Fernández en Argentina aumentará significativamente la compra de este cereal también allí dado que Argentina es su tercer proveedor. Tradicionalmente, China compraba a EEUU, Brasil y Argentina, por este orden, y ahora es Brasil el primer proveedor y a buen seguro que Argentina será el segundo.

Esto se ha hecho en un claro desafío, también, al FMI que en su última revisión de cuotas decidió mantener las actuales pese a que en el G-20 que se reunió en Japón en junio se decidió esa revisión "para que las economías dinámicas puedan incrementarse en línea con sus posiciones relativas en la economía mundial". Eso significa que China e India tendrían que haber visto aumentada su cuota significativamente, en detrimiento de EEUU y de sus países vasallos europeos. Pero el FMI no ha respetado el compromiso adquirido por la presión de EEUU, que mantiene su cuota del 16'5% (que iba a perder) y con ello condiciona todas las políticas puesto que cualquier cambio requiere el voto del 85% de las cuotas. EEUU, al igual que con el petróleo de siria, vuelve a hacer bandolerismo internacional.

No es de extrañar, por tanto, que ahora (20 de octubre) China haya decidido acelerar la adopción de "la tecnología Blockchain", el uso de una criptomoneda propia, propuesta por el Banco Central de China. Esto era algo de lo que se venía hablando pero que ya tiene el marchamo oficial porque Xi Jinping se refirió a ella en la apertura del Comité Central del Partido Comunista de China el pasado 24 de octubre.

Para terminar de rematar la jugada, China -que hasta ahora no quería acelerar el uso internacional del yuan promoviendo agresivamente su utilización- acaba de dar el golpe definitivo a EEUU en una de las estrellas de la guerra comercial y de aranceles: el acero. La principal multinacional de minería de hierro, Rio Tinto Group, no ha tenido más remedio que aceptar la firma de contratos con China en yuanes. China es el mayor consumidor e importador mundial de mineral de hierro, por lo que no os quepa duda que detrás de ella irán otras, especialmente la Vale de Brasil.

El Lince

miércoles, 23 de octubre de 2019

Una pregunta básica

Llevo unos días sin tiempo para nada, mientras las llamas iluminan no se sabe qué pero sí que están quemando el viejo mundo neoliberal por todas partes: Haití, Líbano, Ecuador, Chile, Argelia... incluso Catalunya, aunque tal vez me haya ido un poco al extremo.

El FMI y el BM están agonizando pero quieren morir matando, y lo hacen a través de sus cipayos ecuatorianos o chilenos, por mencionar solo dos.

Bolivia demuestra que se pueden andar otros caminos, Venezuela sigue resistiendo, mal que bien, y este domingo en Argentina y Uruguay veremos hasta dónde se llega.

Pero al hilo de todo ello solo hay que hacerse una pregunta básica: ¿qué es peor, consentir la destrucción a gran escala de lo público, fomentar la desigualdad social en aras de la propiedad privada y aplastar la soberanía nacional (y me estoy refiriendo expresamente a Chile) o destruir o saquear unas cuantas tiendas u ocupar unas cuantas carreteras e invadir estaciones de tren o de metro?

Quien se haga esta pregunta ya está dentro de un nuevo concepto de matemáticas dentro de la lucha de clases: en el Estado canalla  (más conocido como España) aumentan significativamente los millonarios, en Chile las ganancias de los grandes empresarios superan en 10 veces las de la población si hay que hacer caso de los datos gubernamentales. Alguien (David Harvey) dijo que esto era "acumulación por desposesión", es decir, yo tengo mucho porque te he quitado mucho. En el caso de Chile, las privatizaciones del agua, electricidad, gas, salud, medicina, transporte, educación, salinas, cobre, glaciares...

Quien no sepa aplicar el nuevo concepto de matemáticas dentro de la lucha de clases verá reproducido en su carne el viejo refrán de "la letra, con sangre entra". Ahí está la policía, el ejército para abrir cabezas con la finalidad de que entre este concepto. Eso vale para todo tipo de situaciones. Y si aún quedan recalcitrantes, criminalización, estados de excepción y toques de queda. Democracia en estado puro.

También hay una vía intermedia, más democrática aún: cooptar a los de siempre, a los timoratos. Eso ocurrió en Ecuador, está ocurriendo en Catalunya y está a punto de ocurrir en Chile.

Y siempre nos quedará la Academia de los Nobel (nunca entenderé a quienes van de progres y presentan candidaturas) para dar una pátina de legitimidad al capitalismo moribundo dandos sus premios de economía a quienes estudian la pobreza. Y todo el mundo contento porque "el sistema funciona".

Así que menos mal que las llamas iluminan, aunque aún no se sepa qué. Tal vez en América Latina se comience a ver, con ellas, un nuevo camino.

P.D.- Por cierto, me lo acaban de mandar; muy recomendable.


 Y también esto

Y si no sabéis lo que es la dignidad, aquí tenéis un ejemplo, un maravilloso ejemplo



El Lince

miércoles, 9 de octubre de 2019

De mujeres y hombres

Ecuador (de ahora)


Cuba (de siempre)


 Y 5 minutos bastan para entender algo de Ecuador


Y 20 segundos para entender el mundo

- “Los gobiernos de Argentina, Brasil, Colombia, El Salvador, Guatemala, Perú y Paraguay manifiestan su rotundo rechazo a todo intento desestabilizador de los regímenes democráticos legítimamente constituidos y expresan su firme respaldo a las acciones emprendidas por el presidente Lenín Moreno” (sic)
- “Así mismo, rechazan toda acción encaminada a desestabilizar nuestras democracias por parte del régimen de Nicolás Maduro y de los que buscan extender los lineamientos de su nefasta obra de gobierno a los países democráticos de la región” (sic)

El Lince

lunes, 7 de octubre de 2019

La cena de los idiotas

Otra de "progres", y van... En Ecuador estamos asistiendo a otra Syriza 2.0, más de lo mismo. Y para que no leáis hasta el final os lo diré al principio: de esos polvos vienen de estos lodos. ¿Quién eligió a Lenín Moreno? Rafael Correa. El que ahora va de Varoufakis por la vida -como este iba criticando a Tsipras- es el culpable original de todo puesto que en sus últimos años de gobierno había dejado en nada eso de una política "antineoliberal, antiprivatizadora, de respeto a los movimientos sociales y a la naturaleza", etc., con la que se inició en 2007.

Dicho esto, voy al meollo. Moreno ha entregado al país al FMI, que hace lo que sabe hacer: debilitar al Estado y fortalecer a las grandes empresas, por una parte, y obligar a los pobres a pagar una crisis que no han generado ni provocado. Como siempre. ¿El FMI o el BM cambian, se visten con ropaje "humano"? Haceos mirar la cabeza si alguna vez habéis tenido dicho pensamiento. Y todo ¿para qué? para pagar la deuda externa, otra vez.

¿Alguien recuerda a este payaso que ejerce de presidente llamando en la ONU a la guerra imperialista contra Venezuela, que ha dicho que Ecuador va a abandonar la OPEP y UNASUR? Pues eso, junto a la entrega al FMI, es la constatación fehaciente de cómo se vende un país a los intereses extranjeros, a EEUU para ser mucho más preciso.

Me he tomado la molestia de leer lo que incluyen las medidas del FMI y refuerzan al sector empresarial de todas todas: se elimina el impuesto sobre la renta (una de sus principales exigencias); la devolución de tributos a la exportación; la reducción del impuesto de salida de divisas para las materias primas, por ejemplo. Además, se liberalizan los precios de las gasolina y del diésel, hasta ahora subvencionados, así que a ver si adivináis quién será el principal perjudicado.

Al igual que Syriza, el gobierno de Alianza País le dice al pueblo ecuatoriano que tiene que ser "comprensivo", que "hay que poner la casa en orden" y que "todos tenemos que sacrificarnos" para lograr días mejores. Por eso, para lograr comprensión, es por lo que se promulga el estado de excepción. El FMI aplaude. Los idiotas siguen pensando que a través de las elecciones la izquierda puede cambiar el mundo.

El año pasado Ecuador fue el país invitado al Foro de Davos y Lenín Moreno la estrella. Eso me recordó la maravillosa obra de Francis Veber, "La cena de los idiotas" (si no la habéis leído, hay una película de igual título), en la que unos capitalistas establecen, como un concurso, que cada uno de los asistentes debe ir acompañado de un personaje extraño, del que todos puedan reírse, y quien lleve al más extravagante gana y recibe el reconocimiento de todos. También me lo recordó cuando Lula fue invitado en 2010 al mismo foro y los capitalistas le consideraron "estadista global".

Así que nada, a seguir siendo los idiotas del capital. Tiene muy bien surtida su mesa y siempre es necesario algún bufón "progre" que entretenga a los comensales.

El Lince