jueves, 26 de mayo de 2022

Otro acelerón hacia el nuevo mundo

Esto va a toda vela. Si China se esá retirando paulatinamente del modelo educativo occidental o, por decirlo mejor, cada vez hay más rechazo al mismo bajo la consigna de "Mas Marx, menos Occidente"; si China edita revistas científicas donde publican sus investigadores (que no son publicados en las occidentales) porque crecían las críticas a un sistema universitario viciado por las prácticas occidentales; si China comienza a retirarse del sistema de clasificación universitario que impone Occidente, ahora es Rusia la que da otro golpe en este ámbito: el martes anunció que se retira de todo lo relacionado con el Plan Bolonia. ¡Por fin! En Occidente seguimos dormidos, anestesiados, pero hay otro mundo en marcha y no es el nuestro. Afortunadamente.

El Plan Bolonia es la mercantilización de la universidad y una cantera para las empresas, tirando a la cuneta el papel de lugar de formación y desarrollo humano y pasando a ser una mera fábrica de mano de obra (si es que se consigue trabajo) y, además, pagando mucho más por ello, como con el escándalo de los máster. El Plan Bolonia lo imparten 49 países, todos los europeos, Turquía y todos los de la antigua Unión Soviética menos Kirguizistán, que fue rechazada su petición de adherirse al mismo. España se unió en 2007, Rusia en 2003.

Lo primero que exigió Occidente a Yeltsin para apoyarle tras la desaparición de la URSS (y a todos los países que surgieron) fue la desaparición del sistema educativo soviético. Y lo hizo (hicieron) a conciencia. Pero como el sentimiento soviético es fuerte en la sociedad rusa, desde hace un tiempo hay un movimiento parecido al chino, no solo para rechazar el modelo occidental sino para recuperar el sistema educativo soviético. Eso, tal y como está la correlación de fuerzas en el Kremlin y sus apoyos, es hoy bastante difícil porque son capitalistas y reimplantarlo sin una sociedad como la soviética no es posible. Pero es evidente que Rusia tiene que mirar hacia algún lado, bien sea a China o, lo más probable, a su pasado. Y nunca funcionó mejor la educación en Rusia que bajo el modelo soviético, así que me equivocaré poco si dijo que dentro de no mucho tiempo, tal vez en el comienzo del nuevo curso o en el siguiente, veamos un modelo híbrido entre la educación actual y partes soviéticas.

El anuncio del martes va con el añadido de que "hay que volver al sistema tradicional de educación superior" porque eso va a hacer que el sistema educativo ruso sea más independiente de Occidente "y preservará el antiguo legado de la educación rusa y soviética". Como véis, no me voy a equivocar mucho.

Decía Daniel Bensaid, uno de los pocos trotskistas decentes, que "quien no tiene memoria ni de derrotas ni de victorias pasadas tampoco tiene demasiado futuro". Eso es lo que está haciendo el Plan Bolonia con la juventud universitaria en toda Europa, borrar cualquier atisbo de la historia para hacer simples borregos. Y de ahí el auge del fascismo que estamos viendo en todo el continente europeo (desbordándose no solo en apoyos en todos los países, sino permeando toda la sociedad y llegando hasta el ensalzamiento por los medios de propaganda de los nazis del Batallón ucraniano "Azov", ahora felizmente derrotado), porque Bertolt Brecht tenía razón cuando dijo aquello -refiriéndose al fascismo- de "aún es fecundo el vientre del que surge la bestia inmunda” en el epílogo que cierra "La resistible ascensión de Arturo Ui" (1941).

China y Rusia, por este orden, están teniendo memoria y actuando en consecuencia. Los chinos van muy por delante y están formando a una juventud que nada tiene que ver con la nuestra. Rusia va a dar el paso para hacer lo mismo, aunque la duda está en cómo de largo o de corto va a ser ese paso que acaban de dar con la renuncia a aplicar el Plan Bolonia en sus universidades. En cualquier caso, la iniciativa es muy loable.

P.D.- Como llevo un tiempo sin poner música, una de las señas de identidad de esta página, aquí tenéis una canción épica africana, "Indépendance Cha, Cha". Escrita en el período de la independencia de Congo (1960), se convirtió en el emblema de los movimientos anticoloniales del continente africano. 

El movimiento en el ámbito educativo que os comento de China y Rusia que, a buen seguro, pronto será seguido por otros países, no es una revuelta anticolonial porque estos países son la antítesis de Occidente -aunque Rusia estuvo muy cerca de convertirse en una colonia durante la etapa de Yeltsin- y es un acelerón, otro más, hacia el nuevo mundo que estamos viviendo, que no es este hegemonizado por Occidente.

En este nuevo mundo también hay movimientos anticoloniales, que vuelven a resurgir con fuerza en África (Malí, Guinea, Burkina Faso, República Centroafricana) y que son respondidos con la nueva modalidad de control neocolonial: las sanciones. Todos estos países africanos han sido sancionados (algo ilegal, según el derecho internacional) por la UE a instancias de Francia, la antigua metrópoli, y eso repercute directamente en los pueblos. Estos son los "valores democráticos" occidentales y los nuevos métodos de neocolonialismo. 

Incluso el gesto de países como México o Bolivia, al rebajar su presencia en la charada montada por EEUU y llamada Cumbre de las Américas por no invitar a Cuba, Nicaragua y Venezuela, tiene que ser visto con simpatía.

Así que todo esto, el rechazo al modelo educativo occidental y las revueltas anticoloniales, bien merece la pena celebrarlo con las canciones que os ofrezco. Y lo hago, como siempre que puedo, con original y versión. El original a cargo de quien la compuso, Joseph Kabasele ("Le Grand Kallé"), y su grupo, African Jazz. La versión es del grupo congoleño Afro Fiesta. Que las disfrutéis, con un innegable sabor cubano, desde luego. Y si las podéis bailar, mejor.




El Lince

lunes, 23 de mayo de 2022

Elogio de la estupidez (5)

Estoy en racha. Después del bache que atravesé durante un año, en poco tiempo he podido escribir dos capítulos de mi muy ponderada obra "Elogio de la estupidez" que, como sabéis, está inspirada en el "Elogio de la locura" de Erasmo de Roterdam y por la que pasaré a la Historia, al igual que mi maestro.

Este quinto capítulo lo he titulado "El batallón nazi "Azov" toma posiciones en el centro de detención preventiva ruso". La inspiración ha sido muy fácil: cómo los medios de propaganda occidentales, sin excepción, han presentado la rendición de los nazis del Azov que, como sabemos, no ha sido una rendición sino una "evacuación". Así que yo he ido un poco más allá, me he adelantado a los sesudos plumíferos occidentales y con mi título seguro que no voy a equivocarme mucho de lo que van a publicar en posteriores ocasiones. Como voy a pasar a la historia con mi obra, será de obligada reseña y ya pueden ir copiando ideas.

Si los nazis "han sido evacuados al territorio controlado por Rusia", como se ha puesto sin rubor ni vergüenza en los medios de propaganda occidentales, lo lógico es darles aún un empuje mayor (porque Ucrania gana y Rusia pierde) y decir lo que apunto en el titular, que son tan audaces y bravos guerreros que ellos mismos han tomado posiciones en las cárceles donde están y en los centros de detención donde están.

Además, estos aguerridos luchadores son voraces lectores de Kant, cuando menos, y por eso, porque se han metido tan adentro la filosofía supremacista, se han tatuado, para que se vea cómo lo tienen no solo dentro de su cabeza, sino en la piel. Este capítulo lo he acompañado de muestras gráficas de estos lectores de Kant porque no todo va a ser letra, hay que apoyar a las otras artes, como hacen ellos.


 


Por no seguir, aquí hay una pequeña selección de lo que los simpáticos y culturalizados muchachos del Azov están mostrando, una vez han tomado posiciones en el centro de detención ruso.

Dado que no lo puedo añadir en el capítulo, aquí hay un vídeo de lo mismo: una reunión pública de los lectores de Kant haciendo una demostración de cómo lo tienen metido en la cabeza y escrito en la piel.

https://www.facebook.com/100080567388380/videos/745474363118296

Todo por la cultura, por supuesto. Estos orcos rusos -dirigidos por Mordor/Putin- no tienen consideración por ella (por eso hay que boicotear a sus autores, a sus músicos, porque la suya es una mierda), y por eso hay que estar con estos simpáticos lectores de filosofía a los que con tanto cariño se apoya desde Occidente. Esto que véis más abajo supongo que es un lápiz con el que subrayan algunos párrafos estos simpáticos lectores de Kant.

Y hay lugares por toda Ucrania donde estos simpáticos lectores de Kant pueden reunirse al aire libre para, a la sombra de algunas estatuas, hacer esos ejercicios culturales en plena libertad y sin maldad alguna. Es como con las academias de la antigua Grecia, donde se habla de ciencia, de filosofía y de política. Igualito.

Todo por la cultura (la rusa hay que boicotearla, porque es una mierda), y por eso Occidente se solidariza con ellos, porque se comparten los mismos valores políticos, sociales y culturales.


El Lince

viernes, 20 de mayo de 2022

El hielo de la estepa

Hay mucho barullo con la petición de Suecia y Finlandia de ingresar en la OTAN. Como siempre, hay que mirar más allá, mucho más allá porque Ucrania no es la razón sino la excusa. Porque la decisión de ampliar la OTAN por el hielo no tiene nada que ver con la estepa. Viene de mucho antes, y tiene una palabra que lo explica: Ártico.

Me sorprende que los anti-OTAN no se hayan dado cuenta. Por supuesto que los pro-OTAN lo ocultan. Pero el control del Ártico, donde Rusia está trabajando muy denodadamente y tiene grandes infraestructuras, sobre todo gasísticas, lleva años siendo un "dolor de cabeza" para la OTAN e, implícitamente, así lo ha reconocido el presidente de Finlandia al afirmar que Rusia no tiene ningún plan para atacar a su país, pero que "hay otras cosas". Esas otras cosas son monetarias. Porque desde hace años EEUU viene protestando ante Finlandia porque este país (sorpresas te da la vida) es donde se construye una parte de los rompehielos que tiene Rusia en funcionamiento para trabajar en el Ártico. Por lo tanto, Finlandia no entra en la OTAN por ideología, sino por cartera. Porque se asegura, y pronto lo veremos, un suculento contrato para la construcción de la flota de rompehielos de la OTAN, que ahora es inexistente. 

Ucrania es la excusa de lo que la OTAN (léase EEUU) lleva años pretendiendo, y ahora es el momento. Entretenidos con los nazis, una parte, olvidamos otra o el todo. Pero ellos no. Ya en 2018 estos dos países, supuestamente neutrales, solicitaron participar en las primeras maniobras que la OTAN hizo en Noruega para "lanzar un potente mensaje a cualquier enemigo potencial" en la zona. Bonita neolengua, como la de los "evacuados", que no rendidos, nazis de Azovstal. Porque da la casualidad que los países que se reparten el Ártico son Noruega, Dinamarca, Canadá, EEUU y Rusia. Es decir, cuatro de la OTAN y uno que no. Luego lo de "enemigo potencial" tenía, y tiene, un nombre: Rusia. En 2019 se lanzó otra historieta parecida al nombre de "libertad de navegación". Curiosamente, cuando China comenzó a colaborar con Rusia en el Ártico en lo que se denominó la Ruta de la Seda Polar.

Y aprovechando que la gente miraba para otro lado, este mes de marzo, el 3, más concretamente, los dos "neutrales", Suecia y Finlandia, participaron con la OTAN en otras maniobras en el Ártico. Así que los de siempre ya pueden acusar a Rusia de haber provocado su incorporación oficial a la OTAN. Es como lo de Ucrania, malo si no lo haces, malo si lo haces. En este caso se iba a hacer de todas todas, aunque Ucrania proporciona la cobertura adecuada.

Menos mal que tenemos a Turquía, que lo está parando. Por cuanto tiempo, no lo sé, pero los turcos van a vender caro su sí final. Y pagarán los kurdos (que se lo merecen, por ignorantes geopolíticos y sumisos vasallos estadounidenses) y entonces los veremos correr asustados hacia algún trato con Assad. Pero esa es otra historia. Simplemente os recuerdo que Grecia paró durante un par de años el ingreso de Macedonia del Norte en la OTAN por una cuestión del nombre del país. Solo que ahora a la OTAN le corre mucha prisa y no puede permitirse el lujo de dilatar en el tiempo el ingreso de Suecia y Finlandia. Por lo tanto, tendrá que hacer concesiones a Turquía, y rápidamente. 

La OTAN tiene que darse prisa porque está perdiendo la guerra en Ucrania (ver la post data) y necesita un refuerzo político y moral. La rendición de los nazis del Azov (1.908 hasta la fecha, y hasta la Cruz Roja ha reconocido que "la cifra es mayor de la que se esperaba") deja aún más desnuda su estrategia, y aún está por descubrirse quiénes están realmente aún dentro de la acería porque no todos se han rendido, especialmente los cabecillas, y desde hace tiempo se rumorea que hay asesores de la OTAN allí. Si es cierto y caen en manos rusas, el golpe será demoledor. 

 Aquí tenéis otro par de vídeos de ello. 

 https://vk.com/video/@readovkanews?z=video-163061027_456266945%2Fclub163061027%2Fpl_-163061027_-2

https://vk.com/video/@readovkanews?z=video-163061027_456266958%2Fclub163061027%2Fpl_-163061027_-2

Es por eso que la OTAN teme tanto la derrota militar, por eso se multiplican las afirmaciones (el alemán Scholz ha sido el penúltimo en decirlo) de que "no podemos permitir que Rusia gane en Ucrania", porque una victoria rusa significa el fin de la supremacía de Occidente en todos los aspectos, incluido el militar y pone al desnudo la incapacidad de la OTAN por muchos miembros que tenga.

Hasta ahora algunos países habían hecho frente a EEUU, le habían perdido el miedo (el caso de Irán al atacar una base de EEUU en Irak es el más claro, aunque fuese un poco pantomima), pero ha sido más en una táctica defensiva que ofensiva. Rusia ha convertido lo defensivo en ofensivo. Este es el desafío. Si Rusia gana, y lo está haciendo, el mundo verá que EEUU es impotente política, económica y militarmente. Y entonces los desafios a EEUU (y, por defecto, a sus vasallos, es decir, a Occidente) se convertirán en norma y terminará la dominación occidental del mundo. Eso es lo que está en juego en Ucrania, y eso es lo que se intenta parar y/o retrasar con cosas como el ingreso en la OTAN de Suecia y Finlandia, reforzar el flanco occidental y poner a estos países bajo el control absoluto de EEUU.

Por eso no hay que fijarse en la OTAN sino en su jefe, EEUU. Hurgando un poco por ahí he encontrado que desde 2019, precisamente, cuando aparece en escena China, existe una estrategia militar estadounidense que se denomina "Recuperar el dominio del Ártico". El nombre lo dice todo, y eso es lo que hay detrás de toda esta historia de Suecia, Finlandia y la OTAN.

No solo es Rusia, es también China. El zombi de la UE se mueve solo a impulsos de la OTAN, y estos impulsos los proporciona el patrón, EEUU, y la contención de China tiene que ser total y el Ártico le proporciona una buena vía de escape al estrangulamiento del estrecho de Malaca, donde EEUU acaba de meter en vereda a Japón con una declaración conjunta sobre "disuadir militarmente a China". Esto es una consecuencia directa de la debilidad de la moneda japonesa, el yen, ya ampliamente superada por el renminbi chino como moneda en la que trabaja el FMI.

EEUU quiere cerrar a China esa vía de escape marítima y Noruega no es suficiente para esta estrategia, por lo que hay que "ayudarla" con el resto de países escandinavos, sobre todo con Finlandia, que es quien tiene más frontera con Rusia, terrestre y marítima. Para EEUU, así se refuerza su papel en el Ártico y se cierra la ruta China.

La estepa ucraniana ha sido un buen escudo para tapar todo esto, añadiendo, además, la anestesia de una "opinión pública" (?) que va a dejar pasar todo esto por emotividad: si enseñamos lo malos que son los rusos, todo esto pasará mucho mejor.

¿Todo esto estaba en la mente de EEUU cuando despreció las propuestas rusas antes de la crisis? A posteriori, no me cabe ninguna duda. Con ello, el Mar Báltico pasa a ser un mar de la OTAN, pero eso reforzará aún más la decisión rusa de convertir al Mar Azov en el mar interior de Rusia.

Os apuesto un par de cervezas a que el tema del Ártico sale a relucir en la reunión de la OTAN del mes que viene en Madrid. Y entonces sí se podrá decir, sin presunciones, que asistimos a los preludios de una Tercera Guerra Mundial, aunque ya se está librando a través de medios híbridos (sanciones, "informaciones", de poder como en Ucrania...). Porque por mucho que veamos sonrisas en unos y miedo en otros (los pusilánimes de siempre), la realidad es que la incorporación de Suecia y Finlandia a la OTAN es como realizar una transfusión de sangre a un moribundo: se alarga el declive, pero no se para. Por eso lo que pase en Ucrania es determinante, y lo que está pasando no es alentador para la OTAN ni para Occidente.

P.D.- Que la OTAN está perdiendo en Ucrania se pone de relieve con la iniciativa de paz que acaba de proponer Italia en la ONU. Que sea esquizofrénica es otra cosa, pero indica el nerviosismo existente.

Este plan consiste en lo siguiente: alto el fuego, conferencia de paz con mediadores, Ucrania no ingresará en la OTAN pero sí en la UE, Crimea y el Donbás tendrán "plena autonomía" como parte de Ucrania. Cuando todo ello se haya pactado, Rusia retirará sus tropas y se levantarán "gradualmente" las sanciones. Una vez hecho todo, se firmará un acuerdo multilateral sobre la paz y la seguridad en Europa.

Es decir, si Europa se hubiese tomado en serio su "mediación" con los Acuerdos de Minks de 2015 (Alemania y Francia miraron siempre para otro lado y no presionaron a Ucrania para que los cumpliese) se habría evitado todo esto. Pero lo interesante es que se ve que las sanciones (ilegales, según el derecho internacional), están para quedarse y por eso, como con Irán, se habla de que se levantarán "gradualmente". 

No obstante, es una negación de todo lo que están diciendo, que Ucrania gana y que Rusia pierde. Pero encubre la derrota militar no solo de Ucrania sino de la propia OTAN. Que sea una iniciativa italiana está por ver, puesto que el 10 de mayo Draghi fue a Washington a rendir pleitesía a Biden. Que este movimiento se haga una semana más tarde de eso indica cómo es la realidad que se oculta y que eso de "victoria en el campo de batalla" y que "Rusia no puede ganar" no son más que cuentos para niños. 

Como vengo diciendo, en lo único que es bueno Occidente es en la propaganda, y todavía hay mucha gente que se la cree.

 El Lince

martes, 17 de mayo de 2022

Ya no hay vuelta atrás

El mundo, tal y como hoy lo conocemos, está desapareciendo. Hay otro mundo en marcha, y no es este. En este la hegemonía es occidental, en el otro no. Ya no hay vuelta atrás. La crisis de Ucrania ha sido el acicate de todo, y todo va muy deprisa. 

Cuando comenzó todo os dije que Rusia había dado una patada al "orden basado en reglas" de Occidente y que eso suponía un proceso de cambio geopolítico en marcha en todos los aspectos. Hasta EEUU lo tuvo que reconocer al afirmar aquello de que “Rusia y la República Popular China también quieren un orden mundial. Pero este es un orden que es y sería profundamente antiliberal”. Era la confesión que nunca quiso hacer, pero ya no le quedaba más remedio que reconocerlo. A eso le añadió Biden unas semanas después que "hay un nuevo orden mundial, y tenemos que liderarlo".

Pues no, ya no hay vuelta atrás y Occidente no puede. Ni en la guerra, ni en "valores", ni en nada. 

En lo único que sigue siendo bueno es en la propaganda, que es admirable (como la estupidez de los medios de propaganda y de quienes pierden el tiempo con ellos). Es lo de la "evacuación" de los nazis del Azov de Mariúpol. No es una rendición, para nada. No van a los territorios liberados de Donestsk, para nada. No son recluidos los sanos en los centros donde están los otros soldados que se rindieron previamente, para nada. No son interrogados para discernir quién hizo qué y su posterior procesamiento, para nada. Han sido "evacuados", sin más. Pues muy bien. Pero la realidad es otra.

Los nazis exigieron que no hubiese fotos y vídeos de su rendición porque no pueden romper el mito de "resistentes y abnegados luchadores". Ucrania lo sabe, que su rendición es un muy duro golpe moral, político y militar e intenta acultarlo con bonitas palabras. Inútil. Por supuesto que no lo lograron, aunque sí se oculta en Occidente. Aquí tenéis un par de vídeos.

https://vk.com/video/@readovkanews?z=video-163061027_456266768%2Fclub163061027%2Fpl_-163061027_-2

https://vk.com/video/@readovkanews?z=video-163061027_456266764%2Fclub163061027%2Fpl_-163061027_-2

Si esto es importante a nivel interno ucraniano, que lo es porque la imagen que aparece es muy fuerte y por eso se intenta presentar la rendición no como una derrota, sino como una victoria, a nivel externo -más allá de Ucrania, pero como consecuencia de ello- hay otras cosas que son determinantes de cómo ya no es posible la vuelta atrás del que ya voy a denominar "viejo orden", la supremacía occidental.

Como buenos etnocentristas y buenos conocedores de nuestro ombligo, desconocemos lo que ocurre fuera de ahí. Ese desconocimiento es, también, una forma de protección, para que no se nos caigan los estereotipos de que somos los mejores.

El día 11 de marzo tres universidades chinas han dado el paso definitivo de algo que también os conté el mismo día en el que os ponía lo de más arriba. Os decía que en China los académicos llevaban tiempo quejándose de que las revistas científicas occidentales solo se hacen eco de lo que se publica en ellas y de que el sistema universitario chino estaba viciado por las prácticas occidentales. Eso comenzó a cambiar en 2018, cuando China comenzó a publicar sus propias revistas científicas y se prohibió a las universidades seguir la costumbre occidental de utilizar las citas de los artículos que se publican en las revistas científicas occidentales como condición para los contratos de personal.

Pues bien, el 11 de marzo pasará a la historia del nuevo orden multipolar a nivel universitario porque tres de las principales universidades chinas, las de Renmin, Nanjing y Lanzhou, se han retirado de las clasificaciones universitarias internacionales. El argumento es que "hay que centrarse menos en Occidente y más en la autonomía educativa china y sus características". Las tres dicen que "el objetivo de mejorar en las clasificaciones internacionales ya no es un objetivo importante". En  estas clasificaciones, Nanjing está la 131 a nivel mundial, Renmin la 600 y Lanzhou la 750 entre las que Occidente considera las mil mejores del mundo por el Times Higher Education (THE) World University Rankings, el baranda de ello .

La reacción inmediata, que pronto se reconvertirá a un lenguaje menos agresivo para Occidente (al estilo los "evacuados" de Mariúpol) es que "este movimiento puede hacer que las clasificaciones internacionales de ranking universitario sea menos representativo a nivel mundial". Porque hay un miedo añadido: "si las tres principales universidades de China, Tsinghua, Beijing y Shanghái, que están entre las 50 mejores del mundo, siguen el ejemplo sería un terremoto". Por lo tanto, como acaba de decir el THE, "es evidente que el enfoque de las clasificaciones tiene que comenzar a evolucionar un poco". A la fuerza ahorcan, dicen en mi pueblo.

Es Occidente quien elabora esas calificaciones, con sus reglas y sus métodos, y acaba de ver, otra vez, las orejas al lobo por lo que apuesta por una pequeña reforma, ese "poco" que dice el THE, para seguir controlando el cotarro. Pero ya es tarde. China acaba de romper con ello y es claramente una prueba, que lo hagan las universidades "secundarias" de China, para observar no solo la reacción sino para escalonar la retirada del resto. “No podemos seguir ciegamente a otros o simplemente copiar estándares y modelos extranjeros cuando construimos nuestras propias universidades de clase mundial. En cambio, debemos partir de las realidades de nuestro país y abrir un nuevo camino para desarrollar universidades de clase mundial basadas en las condiciones chinas y con características chinas y que sirvan al pueblo y no a los mercados", dijo Xi Jinping a finales de abril. Exacto.

Pues ya está, ya se ha hecho. China hace mucho que se ha "puesto al día" y ahora ha sobrepasado a Occidente. Cada vez tiene más confianza en sí misma. 

Es una tendencia que crece cada día, dentro y fuera de China. Hasta el FMI lo tiene que reconocer. Ayer el FMI hizo su última revisión de la valoración de los Derechos Especiales de Giro, las monedas que componen la canasta de monedas con las que negocia, y el renminbi pasa del 10'92 al 12'28%, siendo la única moneda que sube, junto al dólar (del 41'73 al 43'38%). Pero lo importante es que la moneda china lo hace a costa del euro, que baja (del 30'63 al 29'31%) y sobrepasa de forma muy clara al yen japonés (que baja del 9'33 al 7'59%) y a la libra británica (que baja del 8'09 al 7'44%). 

El Lince

viernes, 13 de mayo de 2022

Dos pasos por delante

China va dos pasos por delante (o veintidós, o doscientos veintidós, o dos mil doscientos veintidós) de todo el mundo, literalmente. A lo que os contaba el otro día sobre la preeminencia en la propiedad intelectual a nivel mundial hay que añadir que su juventud está a años luz de la nuestra, de cualquier "nuestra". Lo que vais a ver es la muestra de ello. Es la red de vídeos china, así que pinchad directamente y así os familiarizáis con ella.

https://www.bilibili.com/video/BV1pr4y1n7kZ?zw

Supongamos que esta niña es de la élite, ya que habla el inglés con fluidez. Ya me gustaría a mí que los niños de la élite occidental tuviesen su frescura, su dicción, su firmeza de opinión y su sensatez y naturalidad con la que aborda un tema tan complejo. Nunca nadie, ni de esta edad ni de ninguna otra, ha explicado tan bien la crisis de Ucrania como ella.

La niña se refiere a una gran novela china, "El romance de los Tres Reinos" (del año 1522): "mira, el conflicto actual entre Rusia y Ucrania no es diferente del período de los Tres Reinos; la OTAN quería expandirse hacia Ucrania y Rusia vio que se acercaba a su hogar, por lo que no podía quedarse quieta". Diana.

Podemos pensar que la pregunta del padre a esta niña sobre la crisis está fuera de lugar, que la pequeña no sabe de qué va la fiesta, pero sí, lo tiene muy clarito (y eso indica qué tipo de educación tiene, dentro y fuera de casa): primero expresa su simpatía por los que sufren la guerra, pero de inmediato pasa a decir que la situación es similar a la novela (hay película, serie de televisión y juegos) y dice que la OTAN es como las fuerzas de Cao Cao (el malo), mientras que Rusia es como las de Sun Quan (el bueno). Ucrania es el campo de batalla (Jingzhou). Y añade que si Jingzhou es capturada por Cao Cao, Sun Quan estaba perdido, por lo que no podía quedarse quieto y morir.  

¿Y Zelensky?, pregunta el padre. "Piensa en Liu Cong", responde. Un personaje que se rinde de inmediato a Cao Cao, por lo que es recompensado aunque luego es traicionado y pierde su territorio. Chapó por la pequeña.

Tres elementos que la pequeña utiliza: la analogía, el análisis complejo y profundo y un sorprendente conocimiento de una obra maestra de la novela china, aunque sea a través del cine o de la tele.

Supongamos que está muy bien aleccionada por su padre, que se ha aprendido de memoria todo lo que tiene que decir. No me negaréis, entonces, que es una excelente actriz y que lo hace mejor que las profesionales.

Supongamos, y es lo que hay que suponer en realidad, que es una escolar normal, y que por algo el sistema educativo chino está considerado el primero de mundo por el Sistema de Evaluación Internacional de Alumnos (PISA) -matemáticas, lengua y ciencias-, criticado por Occidente desde que China lo copa por considerar que es producto de la "presión" a los estudiantes chinos.

Sea de la élite o no, sea una incipiente actriz o no, sea la muestra palpable de cómo es el sistema de enseñanza chino, esta es la nueva generación que gobernará China. Ante ella, poco tiene que hacer Occidente.

P.D.- El ministro de Exteriores de China acaba de decir que consideran "muy seriamente" el uso exclusivo de rublos y yuanes en el comercio de energía con Rusia. Ya se hace en el caso del gas, del petróleo y del carbón. Pero lo que se comenzó como una reacción a las sanciones occidenales contra Rusia (un claro precedente de hasta dónde está dispuesto a llegar Occidente para mantener su hegemonía), ahora se va a convertir en la norma definitiva. Adiós dólar, adiós euro.

Para remachar el tema, India también acaba de decir que es "muy posible" que se incorpore al sistema de transacciones financieras ruso para eludir el SWIFT y continuar su comercio normal con Rusia. Hoy lo está discutiendo el ministro ruso de Exteriores en Nueva Delhi. Adiós dólar, adiós euro.

Nigeria anunció el miércoles que apoya la decisión rusa de abandonar el dólar y vender gas por rublos.

Argentina ha sido invitada oficialmente a la XV cumbre de los BRICS que se celebrará entre el 20 de mayo y el 24 de junio. No es descartable su ingreso en un futuro no lejano.

Egipto anuncia que "muy pronto" emitirá bonos del tesoro en yuanes.

Argelia anuncia su neutralidad en la crisis como exponente de la "no alineación" con unos u otros. Anuncia también que se crea el Grupo de Contacto Árabe (Argelia, Egipto, Sudán, Irak y Jordania, así como el Secretario General de la Liga de los Estados Árabes) para "encontrar una solución política basada en los principios y la Carta de las Naciones Unidas". O sea, un rechazo explícito a eso de "orden basado en reglas" occidental.

Hay otro mundo en marcha, que no es el occidental, y eso es lo que se está jugando en Ucrania: el fin definitivo de la hegemonía occidental y el inicio del mundo multipolar.

Además...

¿Recordáis cuando se decía que Venezuela era un estado fallido por la inflación? Venezuela está en el 16% de inflación hasta mayo de este año. Pero hay ya muchos países europeos que se pueden comenzar a considerar "estados fallidos", como se dijo de Venezuela, porque a este paso en la muy "democrática" Europa la inflación estará muy cerca del 40%-50% a finales de año. De enero a abril, el porcentaje es este, poniendo solo a quienes han llegado ya al 10:

19 % - Estonia
16,6 % - Lituania
13,2 % - Letonia
12,3 % - Polonia
11,9 % - República Checa
11,2 % - Países Bajos
10,9 % - Eslovaquia
10,5 % - Bulgaria
10,2% - Grecia
 
Y subiendo, cada día. Y los salarios, bajando. Pero sí hay dinero para las armas que se envían a Ucrania. Y la gente, sin salir a la calle. Y sin protestar, al menos, como en Alemania donde, otra vez, la "progre" ministra de Exteriores, de Los Verdes, ha sido cuestionada. Así habla ahora, protegida con escudos del servicio secreto para evitar que le tiren huevos y tomates por su belicismo y servilismo a EEUU.
 

¿Esta gente son los alternativos y el espejo de otros "progres", como antaño lo fueron los de Syriza? No me hagáis reír.

El Lince

lunes, 9 de mayo de 2022

China da un paso importante

La actitud occidental con Rusia, las sanciones y la prepotencia neocolonial (lo penúltimo es lo que ha dicho Borrell sobre la incautación de 300.000 millones de dólares rusos de forma defintiva, añadiendo que "si lo hicimos con Afganistán, ¿por qué no con Rusia?") está demostrando al mundo cómo son los "valores democráticos" que supuestamente se defienden. 

Esta gentuza no tiene vergüenza alguna, reconociendo que son un hatajo de piratas. Borrell siguió diciendo: "el dinero (ruso) está en nuestros bolsillos y alguien tiene que explicarme por qué esto es bueno para el dinero afgano, pero no para el dinero ruso". EEUU, tras la retirada con el rabo entre las piernas, robó 7.000 millones de dólares de Afganistán, de los que 3.000 dice que son para compensar a las víctumas del 11-S. Muy valiente Occidente no es, desde luego.

Uno de los países que está reaccionando ya a la piratería occidental,"con valores democráticos", eso sí, es China porque la derrota de Rusia en Ucrania es la señal de partida para la agresión occidental contra China y está acelerando los pasos para demostrar a esta panda de descerebrados y locos occidentales quién tiene más que perder. 

Uno de esos pasos, muy importante, es la norma que acaba de aprobar para que todos los ordenadores de las instituciones estatales dejen de utilizar componentes occidentales y los reemplacen por los de Huawei y Lenovo. Lo mismo para las compañías controladas por el Estado (como las petroleras o los bancos, por ejemplo). 

La norma aprobada dice que "hay que deshacerse de todos los ordenadores de marcas extranjeras, ser reemplazados por ordenadores fabricados en China y funcionar con sistemas operativos desarrollados en el país". Ya se puso en práctica algo similar con la guerra de EEUU contra Huawei, a quien se prohibió comerciar en EEUU en 2019, pero ahora toma carácter oficial y se apoya oficialmente a esta marca. Eso supone no solo la "muerte" de todas las empresas occidentales de informática en China (HP, Dell, Microsoft y Adobe, por ejemplo) sino la desaparición de un jugoso mercado que va a hacer que sus ventas a nivel mundial se resientan, y mucho.

El plazo que la norma da para su total aplicación en las instituciones y compañías del Estado es de dos años, a partir de los cuales se adoptará la misma medida con los ordenadores de los sistemas regionales y locales. Y también en las empresas que tengan capital regional o local. A partir de ahí, y una vez bien asentado el terreno, serán los consumidores chinos quienes hagan lo mismo (aunque estos, en su inmensa mayoría, ya lo hacen).

Es decir, en un máximo de cinco años no quedará nada occidental en China en este campo. 

China da este paso definitivo cuando es irreversible otra cosa, y no solo el desafío al dólar y al euro. Lo da cuando la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual reconoce, por cuarto año consecutivo, que es China, sin discusión, quien lidera el campo. Si observáis con atención este gráfico móvil, veréis la rapidez con que se ha ido produciendo esto y cómo Occidente no lo puede revertir.

Un dato más. Mientras, como os dije, Occidente está a punto de sancionar a Rusia prohibiendo la venta de petróleo por mar, al estilo de lo que se ha hecho con Irán, China está demostrando que le importa una mierda la actitud occidental y las amenazas reiteradas contra ella por no cortar los lazos con Rusia: las importaciones desde este país en abril han sido equivalentes a los 9.000 millones de euros, lo que supone un 13% más que en marzo y un 56% más que en abril del año pasado. Pero eso sí, Rusia está asislada (Goebbels redivivo, ahora que se conmemora la derrota del fascismo).

Creo que este será un nuevo capítulo de mi bien ponderado libro "Elogio de la estupidez". Con este añadido de la solidaridad. 

El Lince

jueves, 5 de mayo de 2022

A otra cosa, mariposa

Para quienes no seáis del Estado canalla (más conocido como España) esta es una frase coloquial que se utiliza para cerrar una conversación y pasar a otro tema. Y eso es lo que voy a hacer ahora con Ucrania, que ya no será motivo para esta página salvo que la situación lo requiera. Casi desde el principio me he centrado en otra cosa, en paralelo: si esta es una guerra casi abierta entre Rusia y la OTAN (cobeligerante de hecho, aunque todavia no de derecho), lo que hay en realidad es una guerra no menos abierta por un nuevo sistema económico y global. Es en eso en lo que hay que fijarse.

La guerra que no es guerra está encauzada por Rusia, pese a lo que dicen los medios de propaganda, con la picadora de carne ucraniana a todo trapo y el asentamiento de todas las zonas liberadas del Donbás (aunque aún queda una parte importante en Donetsk, más o menos el 35-40% del territorio sigue bajo control ucraniano). En estas zonas se está desnazificando lo que se nazificó. Por ejemplo, devolviendo los nombres originales a las ciudades, que en muchos casos habían sido cambiados por los nazis por considerarlos "comunistas".

Este es un caso, operarios reponiendo el nombre original de Volodarskoe (Volodarski, castellanizando)  y retirando el dado por los nazis en 2016. La cosa tiene su historia: Moisey Markovich Goldstein nació en Volinia, una zona que entonces pertenecía a Polonia aunque hoy es parte de Ucrania. Fue un bolchevique de primera hora, murió asesinado en 1918. Y era judío. En su honor -Volodarski era su alias en la clandestinidad- se nombró así a esta ciudad ucraniana en 1925. Era poco más que un pequeño pueblo. Para que la situéis en el mapa, está al norte de Mariúpol y hoy tiene 26.000 habitantes. Formalmente pertenece a la región de Donetsk.

A pesar de esto, y de las banderas rojas, hay que remarcar que Rusia (o Donetsk) no es comunista en absoluto, aunque es un símbolo que sirve muy bien para aglutinar al pueblo alrededor de una idea.

Está claro también que el proceso de integración del Donbás en Rusia está comenzando, aunque se siga insistiendo en la independencia de Donetsk y Luganks. El anuncio realizado ayer por Rusia de reconstrucción de Mariúpol lo demuestra. Es evidente que es Rusia quien tiene los recursos necesarios para ello, y no Donetsk, pero al decirlo se está insinuando cuál es el camino que se está recorriendo. Este anuncio se corresponde con el realizado por Ucrania, también ayer, de no renunciar a la integración en la OTAN y a recuperar Crimea.

La escenificación de negociaciones es eso, una escenificación. Ucrania no es nada, es solo la voz de EEUU y actúa en calidad de tal. Solo habrá un atisbo de negociación cuando alguien pierda, y Rusia no va a perder. Y entonces Ucrania no será la que ahora conocemos.

Mientras tanto, el tema de Ucrania no interesa a casi nadie en Europa (excepto a las élites zombis). Mirad esto.

Una de las encuestadoras más potentes del mundo reconoce que la inflación (consecuencia directa de la crisis), la desigualdad social y el paro son las tres principales preocupaciones de la gente, mientras que la guerra en sí está en el undécimo lugar. 

Esto es lógico y normal: en el primer trimestre de este año, en 19 de los 27 países de la UE no hubo crecimiento alguno (España el 0'3%, Alemania el 0'2%, Francia 0%, Italia -0'2%, por mencionar solo algunas; en EEUU -1'4% y, como consecuencia, ahora dice que va a retirar algunos aranceles impuestos a China), la inflación sube y sube (con lo que los salarios bajan y bajan), pero no hay respuesta social alguna. Apenas unos conatos de rebelión comienzan a aparecer en Grecia o en Alemania, donde ya se abuchea y boicotea a los "progres", Los Verdes, convertidos en los principales perros falderos de EEUU y principales impulsores del apoyo bélico a Ucrania y a las sanciones contra Rusia.

No es el principio de la rebelión, pero debería serlo. Porque la realidad es la que es: mientras que los vasallos de EEUU están viendo aumentos de precios constantes, desde el 30% del gas en EEUU hasta el 38% en la UE, otros países que han mantenido su soberanía como India o, por supuesto, China, se están viendo reforzados por el comercio con Rusia. India ha aumentado su compra de petróleo ruso el 20%, China ha aumentado su compra de gas ruso el 60%. Bien es verdad que con descuentos de hasta el 25%, en el caso de India, pero eso pone en su sitio el fracaso de las sanciones "del infierno" con las que Occidente intentaba derrotar a Rusia.

Rusia está reorientando el suministro y, aún con descuento, sigue recibiendo ingentes sumas (el barril de petróleo está en 110 dólares), por lo que los planes de renunciar a todo de la UE no van a hacer mucha mella en la economía rusa. 

La unica alternativa económica que le queda a Occidente, que apuesta por la derrota bélica de Rusia, es la iraní, es decir, la prohibición del comercio petrolero por mar (aunque en el caso de India y China no hay problema porque hay una vía terrestre de suministro). Y dada la locura existente en las élites (y entre la gente que acepta a esas élites) no es descartable en absoluto.

Lo penúltimo sobre los "abnegados luchadores por la libertad" del batallón nazi "Azov" en Mariúpol: ofrecen dejar salir a los civiles de la acería Azovstal a cambio de víveres, 15 civiles por cada tonelada de alimentos. Pero no los usan como rehenes, qué va. Lindos patriotas.

Y sobre la cumbre del G-Lo que sea en noviembre, hay nuevos datos. Indonesia cedió a la presión occidental e invitó a Ucrania a participar (que no es miembro), pero ahora se resarce haciendo algo en lo que Occidente no tiene cacho ni oportunidad de enredar. Acaba de firmar una declaración conjunta con Camboya y Tailandia en la que se afirma que se invitará "a todos los miembros" a las reuniones de la ASEAN (paises del sudeste asiático) y de la APEC (Cooperación Económica Asia-Pacífico), de las que son anfitriones estos dos últimos países. Rusia no es miembro de la ASEAN, pero sí de la APEC. Son las tres cumbres que hay en Asia este año. 

Ni qué decir tiene que esta declaración es la previa a la invitación de Rusia y que de esta forma Indonesia se reubica tras haber sucumbido a las presiones occidentales.

El Lince