miércoles, 21 de septiembre de 2022

Ahora sí, ya hay guerra

Hasta ahora la crisis de Ucrania era, básicamente, una guerra civil: las milicias de Donestks y Luganks eran las que estaban en primera línea en la mayoría de los frentes (este y sur), con el respaldo decisivo de las fuerzas rusas que sólo ocupaban esa primera línea cuando la cosa se ponía fea. La situación ahora se invierte porque con la declaración de Putin de esta mañana ya no serán las milicias las de primera línea sino el ejército ruso. Occidente quería la guerra. Ya la tiene.

Eso si Putin no habla por hablar, como ya ocurrió con lo de "atacar los centros de decisiones en cualquier lugar que estén". Y aquí es donde hay que detenerse. 

El anuncio de Putin con el uso de armas nucleares solo se puede interpretar de una manera: que sea un ultimátum a Occidente para que deje de armar a los nazis del "país 404". Si esto no ocurre, y si Occidente, a través de la OTAN, hace algún otro movimiento de este tipo, Rusia no tiene otra salida que la de cumplir sus advertencias. Esto ya no es diciembre, ni enero, ni febrero. Ahora se ha dicho ante todo el mundo, ya no hay nada oculto. Y hay que actuar.

Rusia ha dado unos meses de tregua, para que se lo piensen: la movilización comienza ya, pero hay que instruir a los movilizados. O sea, hay tres meses por medio. Otoño entero. Justo antes del invierno. Ese es el plazo para la guerra o la paz. Ese es el plazo para Occidente, el plazo que tiene para amoldarse a los nuevos tiempos o sucumbir definitivamente. Supongo que los borrachos se habrán quitado la resaca de golpe.

Putin ha hecho el anuncio justo al comienzo de la Asamblea General de la ONU y todo el mundo lo tiene que entender. No hay marcha atrás por parte de Rusia. Ha dejado el campo libre para que el Occidente colectivo convierta esta asamblea de la ONU en un campo de batalla y se lleve algún triunfo: a Occidente no le imporata nada otra cosa que esta, porque es crucial para su supervivencia y hegemonía. En teoría se iba a discutir sobre cambio climático, alimentación, post-COVID. Seguro que no estáis viendo nada de esto, solo Ucrania, solo "el país 404".

Todo esto oculta un análisis más serio de lo que ocurrió en la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái que, para variar, no tiene nada que ver con lo que han trasladado los medios de propaganda occidentales. 

Que todos los países hayan acordado reforzar el comercio entre ellos en sus propias monedas es relevante. 

Que se acordase "priorizar la transición hacia el uso de las monedas [de los países integrantes de la OCS, sean miembros o no de pleno derecho] y la conexión de sus sistemas de pago nacionales" es relevante.

Que varios de ellos hayan firmado acuerdos bi o trilaterales en los que no se usa la moneda occidental, es relevante. 

Que se hablase de la posibilidad de crear una zona de libre comercio entre los países de la OCS en Xinjiang, justo tras el informe de la ONU, es relevante.

Que se propusiese una fuerza policial conjunta de 2.000 integrantes para hacer frente a las "revoluciones de color" impulsadas por Occidente, es relevante.

Los borrachos occidentales se fijaron en Putin-Modi y en Putin-Xi, que si ambos criticaron a Rusia y que si tal y cual. Es lo que tienen las borracheras, que a veces ves doble. Y es lo que tienen los borrachos, que tienen dificultades para leer. 

Porque una de las cosas que dijo China fue "apoyo explícito a los intereses fundamentales de Rusia". ¿Críticas? Si esa no es a EEUU y la OTAN ya me diréis qué es. China lo vuelve a decir ahora tras el anuncio de Putin: "Hacemos un llamado a las partes relevantes para lograr un alto el fuego y detener la guerra a través del diálogo y la negociación, y encontrar una manera de acomodar las preocupaciones legítimas de seguridad de todas las partes lo antes posible. También esperamos que la comunidad internacional cree condiciones y espacios para ello".

Y lo mismo India, dicho por el propio Modi.


¿Promoción, dice? Más, mucho más. Esto es de hace un par de días.

 


Habla de un ahorro de 350.000 millones de rupias (un crore es una medida india que multiplica por 10), o sea, unos 4.500 millones de euros, en la compra de petróleo ruso. India se ha convertido en el segundo mayor comprador de petróleo ruso después de China. Estos precios son cruciales para un país que ha superado a Gran Bretaña como quinta potencia económica del mundo (con lo que si se tiene en cuenta a China e India, al menos hay dos del famoso G-7 que no tendrían por qué estar ahí) y que importa el 80% del petróleo que consume.

¿Qué, hay lucidez ya o aún sigue la borrachera? Porque apenas hay tiempo ya para una actitud sensata por parte de Occidente si quiere evitar el desastre.

El Lince

miércoles, 14 de septiembre de 2022

El nuevo mundo empieza aquí

Ya existe, pero lo que va a ocurrir mañana y pasado es determinante para el futuro. Y no, no tiene nada que ver con la borrachera de los fanáticos del "país 404" y de la OTAN. Es justo al revés, es la certificación de que lo que estos borrachos ven es consecuencia de la borrachera (aumento de la sensación de bienestar y de la confianza), pero con la resaca llegan los mareos, las náuseas y los vómitos, el malestar general, los dolores de cabeza.... La resaca llegará mañana.

La Organización de Cooperación de Shanghái se va a reunir estos dos días en Uzbekistán. La OCS está compuesta por China, India, Irán, Kazajistán, Kirguizistán, Pakistán, Rusia, Tayikistán y Uzbekistán. Tres países son observadores (Afganistán, Bielorrusia y Mongolia) y otros seis son socios de diálogo (Azerbaiyán, Armenia, Camboya, Nepal, Turquía y Sri Lanka).

Con sus más y sus menos, con sus diferencias y con sus contradicciones, todos estos países -un total de 18-  con sus diferentes caminos de desarrollo, sus diferentes sistemas y culturas tienen el mismo interés: distanciarse de Occidente y evitar su hegemonía, dejando patente que el mundo se dirige a un nuevo sistema de relaciones internacionales en el que Occidente ya no manda. Uno de los documentos que se han elaborado para su aprobación habla de "la OCS como un pilar importante que sustenta el verdadero multilateralismo y la cooperación donde todos ganan, así como el establecimiento de un nuevo orden político y económico internacional democrático, justo y racional".

A esta cumbre van a asistir los pesos pesados del nuevo mundo: Jinping (China), Modi (India) y Putin (Rusia). Tres países que vienen coordinando sus estrategias desde antes, durante, y ahora después de la crisis de Ucrania. Y todos ellos van a tener reuniones bilaterales y trilaterales. Ellos entre sí y con otros participantes, especialmente Irán. 

Por dar un dato, lo que acuerden Jinping y Putin será determinante para China y Rusia, que han incrementado un 31% su comercio desde el inicio de la crisis de Ucrania y, lo que es más importante, han dado un acelerón a su acuerdo para deshacerse del dólar como moneda comercial entre ambos: si ya lo hacían en yuanes y rublos con el petróleo y el carbón, entre otros rubros, ahora hay que añadir el gas. En aras de impulsar ese "nuevo orden político y económico" que resalta la OCS, Rusia y China dieron la semana pasada un paso determinante: sus gigantescas empresas de hidrocarburos, Gazprom y la Corporación Nacional China de Petróleo acordaron cambiar pagos por suministros de gas a rublos y renminbi-yuan en lugar de dólares.

Pero si esto es relevante, y determinante para el nuevo mundo en marcha, también cobra importancia quiénes más van estar adquiriendo un nuevo papel en la OCS: Irán (que ya está, pero adquirirá la membresía de pleno derecho), Bielorrusia (que pedirá la membresía de forma oficial), y, aquí está la sorpresa, Arabia Saudita, Egipto y Qatar (que pedirán ser admitidos como socios de diálogo). Barhein, Emiratos Árabes Unidos, Maldivas y Siria están en la lista de espera para incorporarse como socios de diálogo en la cumbre del año que viene.

Es decir, que entre los que ya están y los que se suman (21 países en total, sin los cuatro mencionados que se incorporarán el año que viene) representan el 41% de la población mundial y el 25% del Producto Interior Bruto mundial aunque con muchas diferencias entre ellos, como China o India  y Mongolia o Afganistán, por ejemplo. Pero lo que cuenta es el total.

Aunque la OCS se fundó básicamente para combatir el tráfico de drogas -impulsado por EEUU tras la invasión de Afganistán- en Asia Central, ha ido evolucionando desde los temas de seguridad hacia una cooperación más integral y ahora lo que se está discutiendo es una mayor colaboración económica entre sus miembros, sea cual sea su estatus dentro de la OCS. La incorporación de los países árabes le da otra dimensión a la OCS que lo pone frente al espejo occidental.

Sobre todo, porque casi todos ellos ya han hecho un gesto de rebeldía frente a Occidente: han reducido el volumen de sus reservas monetarias en dólares y euros y han ampliado, o incluido, otras monedas como el yuan en previsión de que Occidente haga con ellos lo mismo que ha hecho con Rusia, robar. Por eso la OCS ha elaborado un documento donde se estudia la posibilidad de establecer un sistema de pago independiente del occidental, al tiempo que se refuerza la cooperación financiera entre los miembros y se ampían los acuerdos de compras y pagos en las monedas de cada país porque la confrontación de Occidente con Rusia y China "ha perturbado la economía mundial y la estabilidad de las cadenas de suministro". Por ello, la OCS se va a convertir en "una plataforma para el multilateralismo económico".

La OCS ya tiene un Consorcio Interbancario que se encarga, básicamente, del financiamiento de los proyectos de desarrollo en los estados miembros y adherentes (observadores y socios de diálogo) y que ha emitido préstamos a sus miembros por un total equivalente a los 15.000 millones de euros en los últimos años.

Y como os contaba en la última entrega, en las elecciones en media Rusia ha ocurrido lo previsto: triunfo casi arrolador de Rusia Unida, el partido de Putin. Pese a toda la parafernalia de los borrachos occidentales, que si purgas, que si críticas y mandangas, Putin no solo tiene popularidad sino que se refuerza su partido. No han faltado críticas al proceso, a los robos de votos (especialmente en Moscú) y a las presiones, pero lo que hay es lo que hay.

El porcentaje medio de voto en las 15 regiones o repúblicas donde se votaba ha sido del 42% (34% en Moscú), un pelín más que en la votación anterior. Rusia Unida se ha hecho con todas las gobernaciones (el Partido Comunista ha perdido la que tenía), con una mayoría muy sólida en los parlamentos. Aunque no he logrado encontrar aún los resultados municipales, los porcentajes son, en primera y segunda fuerza:

- En gobernadores, RU logra el 77'57%; PC 12'5%.

- En parlamentos, RU logra el 58'35%, el PC el 12'25%.

En alcaldías solo tengo los datos de Moscú, con un 81'86% para RU y el 2'96% para el PC. Ya en las anteriores elecciones hubo un fraude generalizado en los voto electrónicos en Moscú, acusación que ha vuelto a repetir el PC.

El Lince

Adenda.- La principal empresa productora de aluminio del mundo, Compañía Unificada RUSAL (por su nombre véis que es rusa) y la petrolera Rosneft, también rusa, lanzan bonos en yuanes por un valor de 1.500 millones de euros cada una. Lo mismo ha hecho PJSC Polyus, el mayor productor de oro de Rusia y una de las 10 principales empresas mineras de oro a nivel mundial por producción, aunque en este caso no se especifica la cantidad.

Ni que decir tiene que es un significativo impulso a la internacionalización del yuan y un paso más en el debilitamiento del dólar.

lunes, 12 de septiembre de 2022

Un suponer

Supongamos, por un momento, que pensamos. Un suponer, por supuesto. Supongamos que sabemos que el Occidente colectivo es muy bueno en la propaganda. Un suponer, por supuesto, porque fuera de Occidente no es así. Ver esto y esto. Supongamos que sabiendo cómo se las trae Occidente nos creemos todo lo relacionado con Ucrania. Un suponer, por supuesto, porque Ucrania no existe, es un apéndice de EEUU y de la OTAN, por este orden. Hay quien califica a Ucrania como "el país 404", y no le falta razón.

Supongamos que como consecuencia de todo ello vemos que Ucrania gana y que Rusia pierde. Supongamos que volvemos a las casillas de los primeros días. Muchos prorrusos han entrado en pánico por ello. Y no, no es tan sencillo.

En una conferencia reciente en la que participé a finales de agosto, afirmé que lo que hay en Ucrania es, básicamente, una guerra civil. Revuelo total. Sustenté la afirmación en que las tropas de choque, las de primera línea, son las milicias de Donestk y Luganks (véase el caso de Mariupol como paradigmático) y que las tropas rusas son de apoyo y solo cuando la cosa se complica aparecen en primera línea. Esta ha sido la norma en estos meses. Rusia sí participa con artillería y aviación en apoyo a las fuerzas de primera línea (básicamente las milicias), pero hace tiempo que sus tropas no están en esa primera línea. Y esto es lo que está ocurriendo ahora con la retirada de ciertas zonas que, por si no nos habéis molestado en mirar un mapa, están en la zona fronteriza con Luganks y eran estas milicias quienes estaban en el terreno ahora abandonado, respaldadas por la Guardia Nacional rusa (que no tiene tareas ofensivas, sino defensivas).

Si consultáis a un militar que piense, un suponer, os dirá que estas estructuras de las milicias y de la Guardia Nacional no cuentan con el suficiente apoyo de tanques (el que tengan unos cuantos no lo invalida) y otro tipo de material artillero para hacer frente a un avance. Además, numéricamente son muy inferiores a lo que ha puesto en marcha "el país 404" y que está en una proporción de 10 a 1 (si hay que hacer caso a la OTAN y al "país 404"). Os dirá, además, que cualquier ofensiva debe alcanzar una profundidad operativa de forma muy rápida para interrumpir la capacidad del enemigo de utilizar su potencia de fuego. Eso no se ha producido porque Rusia (y la milicia de Luganks) se ha retirado. Es decir, apenas ha habido combates, no como en el sur, la puerta de Crimea y lo importante.

Pero lo que hay que ver es que no es "el país 404" el que está avanzando, sino la OTAN. Es la primera vez que "el país 404" y la OTAN actúan de forma combinada: los ucranianos están entrenados por instructores de la OTAN, tienen equipos de la OTAN, suministros de la OTAN, inteligencia de la OTAN y están mandados por la OTAN. Este éxito lo está festejando la OTAN, aunque sea efímero.

El avance se ha producido haciéndolo coincidir con un hecho relevante: la reunión en Ramstein (8 de septiembre), base de EEUU en Alemania, de los países que suministran armas al "país 404". Es decir, había que demostrar a los dudosos que lo que se está haciendo da resultados. Y eso es lo que se ha hecho. Occidente nunca ha sentido el menor remordimiento en el suministro de armas, y dado que Rusia ha ladrado, pero no ha mordido (como eso de "atacaremos los centros de decisiones, estén donde estén"), la intervención de la OTAN cada vez es más directa porque Occidente ha perdido parte del miedo a Rusia. Parte, porque la respuesta, o no, de Rusia será un indicativo de lo que realmente está pasando. Ahora mismo, Occidente festeja, pero está cruzando los dedos.

Hay que reseñar que el avance se produce en el norte, no en el sur: aquí las fuerzas "del país 404" y de la OTAN fueron aniquiladas. El sur es frontera con Crimea, el norte lo es con Luganks. La diferencia es esencial. Un dato añadido: en toda esa zona del norte no hubo "funcionarios locales impuestos por Rusia", ni banderas rusas en las administraciones, ni se planificaron referendos de adhesión. En el sur es otra cosa.

Dudo que "el país 404" y la OTAN vayan más allá de donde han ido. Principalmente, por el elevado número de bajas que tienen. Es más, si hay que hacer caso a los rusos, la ofensiva fracasada en el sur se hizo con tropas como carne de cañón, mal armadas y preparadas, pero el avance del norte lo está haciendo la flor y nata del "país 404" y la OTAN. 

Supongamos que los rusos tienen razón; un suponer, por supuesto. Entonces vemos que al "país 404" no le importa una mierda el número de bajas con tal de volver a contentar a sus patronos con algún triunfo. Supongamos, un suponer, que Occidente está construyendo otro ejército en la retaguardia para atacar lo que realmente interesa: el sur, llave de Crimea. Entonces, un suponer, la ofensiva de Rusia hacia las principales ciudades de allí (Nikolaev, Dnepropetrovsk, Odessa...) no tardará mucho en llegar. Y que, al contrario de lo hecho hasta ahora, ya no serán las milicias de Donestk quienes estén en primera línea, ni habrá un despliegue mínimo de tropas rusas y ataques de precisión, o respeto a la infraestructura crítica del "país 404". Por ejemplo: una de las razones del avance del "país 404" y la OTAN en el norte es que los puentes no fueron destruidos ni las torres de comunicaciones o las centrales eléctricas. 

Ahora Rusia ha dado un aviso y algo ha comenzado a hacer. Si "el país 404" actúa siguiendo los parámetros e instrucciones de la OTAN, Rusia recordará que en Yugoslavia la OTAN destruyó 120 instalaciones energéticas y en los primeros días de la agresión, no al medio año. Rusia está diciendo algo muy sencillo: si los estándares de la OTAN son estos, van a ser también los míos. En Irak, los estadonidenses se cargaron la infraestructura crítica del país en los primeros siete días. Hay comparaciones que son odiosas, si es que hay que comparar. Un suponer, por supuesto.

Supongamos, un suponer, que Rusia ha sido pillada con el culo al aire. Supongamos, un suponer, que la OTAN está quemando sus últimos cartuchos.

Pronto veremos si las suposiciones dejan de serlo y cuál de ellas es tal y cuál no.

En cualquier caso, y esto ya no es una suposición, Rusia seguirá trasladando el conflicto al plano económico y al global, agravando la crisis de Occidente. Perder unas cuantas ciudades sin interés estratégico no es nada comparado con lo que está en juego, aunque sea un palo propagandístico y moral para alguna gente (no hay manera de que piensen; un suponer, por supuesto). Y si eso no funciona, enconces sí veremos cómo las cosas cambiarán de forma definitiva. Y no a favor de Occidente. 

Por ejemplo, el euro se ha devaluado un 20% en estos seis meses respecto al dólar. Europa está viendo una fuga de capitales atraídos por las mayores tasas de interés en dólares, lo que ha hecho que el dólar se refuerce. El capital siempre a lo suyo, y los zombis europeos aplaudiendo por cuatro ciudades del "país 404" mientras nos suben la luz, el gas, la vivienda...

Y es que, como dice el director ejecutivo de Deutsche Bank, Christian Sewing, “ya no podemos evitar una recesión en Alemania. Sin embargo, creemos que nuestra economía es lo suficientemente resistente como para capear bien esta recesión, siempre que los bancos centrales actúen con rapidez y decisión ahora”. ¿Qué notáis raro en esto? ¿Nada? El uso del plural: los bancos centrales. Está pidiendo que todos los bancos centrales europeos echen una mano a Alemania, o sea, sigan las directrices alemanas (como ha venido siendo la norma hasta ahora) porque, en caso contrario, y "aunque muchas personas aún tienen ahorros para hacer frente a los precios altos de ahora" la situación actual no se puede sostener mucho más tiempo dado que "cuanto más tiempo se mantenga alta la inflación, mayor será la tensión y mayor el potencial de conflicto social". 

Por cierto, los "chalecos amarillos" han vuelto en Francia. Ayer hubo una manifestación y 100 detenidos. Sí, habéis leído bien. Detenidos por, agarraos a los "valores democráticos de la UE", "reunirse con la intención de cometer violencia o dañar la propiedad”. O sea, fueron detenciones "preventivas". No hubo nada de eso, pero por si acaso. ¡Ah, los "valores"...!

Así que nada, los de siempre, a seguir emborrachándose con cualquier "éxito" del "país 404" y la OTAN, y los otros a continuar amargándose con la tardanza en que Occidente caiga de forma definitiva. Un suponer. Pese a las evidencias.

PD.- Un dato no conocido es que estos días, entre el 8 y el 11, se han celebrado elecciones a gobernadores y a parlamentarios, o ambas, y municipales en 15 regiones o repúblicas de Rusia. En total, 44 millones de rusos podían votar (algo más de la mital del total de la población electoral). Los datos no se conocerán hasta el 14, aunque hay quien dice que "Putin compite con el vacío", debido a la falta de oposición o a que esta es más bien "putiniana", dado que, sin excepciones, se apoyó el paso dado en Ucrania. Será interesante ver el papel del Partido Comunista, ahora con buena base y cuota de gobierno local.

El Lince

viernes, 9 de septiembre de 2022

Amenaza existencial

La rebelión se extiende en Europa mientras la plutocracia sigue a lo suyo, rindiendo pleitesía a EEUU y apoyando a los nazis ucranianos. Hasta aquí todo bien. La gente está en las calles, que para eso hay democracia, y el poder pasa de la gente, que para eso hay democracia. Ya votaron en su momento, así que lo que piensen ahora les da igual, como muy bien expresó la ministra de Exteriores alemana.

Y lo que piensan es lo que hay que pensar cuando se tiene cabeza, a pesar de los medios de propaganda. Ejemplos.

- En Alemania, el 77% pide negociaciones con Rusia para poner fin a la crisis de Ucrania; el 62% se opone a proporcionar más armas pesadas a Ucrania y el 43% dice que como lo está haciendo Alemania está bien, es "adecuado" el apoyo a Ucrania. No en vano la ministra sabía de lo que hablaba cuendo dijo que le daba igual lo que dijesen los votantes: el rechazo empieza a ser masivo.

- En Austria, el 50% está en contra "absolutamente" de enviar armas a Ucrania y el 25% "más bien en contra". El 40% está en contra de las sanciones a Rusia. Lo curioso es que el 49% está en contra de la OTAN y el 21% "más bien en contra", algo muy similar al porcentaje de quienes se oponen al envío de armas.

- En Francia, al 40% les gustaría la vuelta de los "chalecos amarillos"; el 75% apoya los impuestos a las "ganancias inesperadas" de las empresas de energía y el 73% considera que las sanciones contra Rusia "no son eficaces" aunque las siguen apoyando, con matices.

- En Gran Bretaña, el 57% está muy preocupado por la posibilidad de disturbios sociales y el 85% respalda el recorte del IVA, el poner precios máximos en las facturas de energía y un abaratamiento y/o gratuidad total del transporte público. 

- En Alemania, Francia, Gran Bretaña y Polonia para el 70% el costo de la vida es más importante que Ucrania.

Como bien dijo la niñata ministra alemana, nada de esto les importa lo más mínimo: tú puedes protestar, faltaría más; yo puedo no hacerte ni caso, faltaría más. Para eso estamos en democracia, plena, además, como dicen en el Estado español.

Sin embargo hay alguien que protesta sin salir a la calle y a quien se va a hacer caso sí o sí. Porque son los que mandan realmente, y no los fantoches de los gobiernos. Son los que importan; tú y yo, no.

La cosa empieza aquí: desde el martes pasado 15 plantas europeas de acero han suspendido su producción por los altos costes de la energía, especialmente las vinculadas al gigante alemán ArcelorMittal.

A eso se suma que la producción de acero ha descendido un 18'9% solo en los meses de junio y julio. La débil demanda y los precios de la energía están en las causas de ello.

Son las primeras grandes empresas, pero no van a ser las últimas. Y como están viendo las orejas al lobo, la Asociación Europea de la Industria Metalúrgica (Eurometaux) ha enviado una carta a los principales mandamases de la UE

"para dar la alarma sobre el empeoramiento de la crisis energética de Europa y su amenaza existencial para nuestro futuro".

En la carta dicen que "hasta el 50% de la capacidad de aluminio y zinc de la UE ya se ha desconectado debido a la crisis energética", junto a "reducciones significativas en la producción de silicio y ferroaleaciones" (en un 27%) y que los sectores siguientes en caer serán los del cobre y el níquel. 

Por ello escriben que "estamos profundamente preocupados de que el invierno que se avecina pueda dar un golpe a muchas de nuestras operaciones" dado que "sabemos por experiencia que una vez que cierra una planta, muy a menudo se convierte en una situación permanente, ya que la reapertura implica una incertidumbre y un costo significativos".

Estas son algunas de las empresas que firman esta carta


Son las empresas alemanas quienes llevan la voz cantante. La Asociación de Cámaras de Industria y Comercio de Alemania y la Federación de Industrias Alemanas dice que el 34% de las empresas están en una "crisis de supervivencia, enfrentando el riesgo de cierre por la crisis energética".

En Gran Bretaña la cosa va mucho más adelantada: el 7% del total de las empresas ha cerrado y el 13% del total ha reducido el horario laboral (con la consiguiente reducción de los salarios).

En el Estado español, la gran industria (Acerinox, Pamesa, Ferroatlántica, la sucursal de ArcelorMittal) ha iniciado el mes de septiembre con más de 1.500 trabajadores bajo un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), y advierte sobre una debacle industrial por los altos precios de la energía en el mercado y el aumento de los costes de las materias primas. 

 Recordad que la inflación industrial está en el 37'8% en Europa.

No dudéis que a este gente sí se la va a ecuchar, y que se la va a ayudar a nuestra costa. La nueva subida de los tipos de interés del Banco Central Europeo va en esta línea porque encarece las hipotecas que tiene la gente. Así que a la factura de la luz y el gas hay que añadir ahora la de la vivienda, es decir, una pérdida generalizada del poder adquisitivo. Y los sindicatos, mirando.

Europa está muy herida por su vasallaje a EEUU y su seguidismo irracional a los nazis ucranianos. Puede que la amenaza existencial de la que hablan las empresas que protestan en la carta no sea solo de ellas, sino de la propia Europa.

La buena noticia es que en Italia ha surgido un movimiento igual al británico, el "No pagues", y con el mismo objetivo: un millón de decididos a no pagar las facturas de luz y gas el 30 de noviembre. Por el momento, son 3.000 las personas que ya están dispuestas a hacerlo.


El Lince

martes, 6 de septiembre de 2022

Ni chicha ni limoná

"Usté no es ná, no es chicha ni limoná, se lo pasa manoseando, caramba zamba, su dignidad". Víctor Jara redivivo. "¿La cosa va pá delante y no piensa recular?". Imposible. La cosa ya reculó desde el primer momento, impidiendo ir pá delante. Víctor Jara se estará revolviendo. Este es el resumen del fracaso del referéndum constitucional en Chile.

Los argentinos tienen fama de ser un país en un diván del psicoanalista. A partir de ahora, este lugar debe ser ocupado por los chilenos. En 2020 casi el 80% estaba a favor de cambiar la constitución pinochetista. En 2022 casi el 62% se queda con la constitución pinochetista.

¿El pueblo se ha dejado engañar por la derecha, como dicen ahora los derrotados? Seguro. El pinochetismo controla los medios de propaganda, mintió y difundió falsificaciones sobre la constitución, el miedo se instaló en todas partes. Cierto. ¿Y? ¿En qué país no ocurre eso? ¿El gobierno y sus apoyos son tan ingenuos como para no tenerlo en cuenta? Seguro. En Chile y en Marte. Así son todos los "progres" del mundo mundial (véase el ejemplar caso de Syriza en Grecia, al que sigue en estulticia el de Podemos en el Estado español; el caso de los Verdes en Alemania no es el mismo).

Aplicando la máxima marxista de lo principal y lo secundario, todo lo anterior para mí es secundario. Lo principal es que un gobierno con grandes expectativas ha sido, está siendo, el de los grandes desengaños. Porque lo que no se ha hecho, en ningún lugar donde gobiernan los "progres", es coger la escoba y barrer, aunque en Bolivia se está haciendo algo en este sentido. No se hizo en Brasil con la primera etapa de Lula, ni en Argentina, y no se está haciendo en Colombia. 

Tampoco en Chile, que ha perdido la ocasión histórica para ello. Por el contrario, lo que se ha hecho ha sido más de lo mismo, como la represión a los mapuches. Ha mantenido en sus puestos a los responsables de la represión de las movilizaciones, los presos por ellas siguen presos, ha militarizado la Araucanía... y lo que vendrá. Eso no le ha dado votos por la derecha, pero se los ha quitado por la izquierda. Sin la menor duda. La "segunda ola progresista", como se ha dicho, vuelve a tropezar en la misma piedra.

Al igual que en otras partes, hay razones objetivas que no ha podido manejar el gobierno como la pandemia o la crisis energética que han venido de fuera, pero hay otras que no ha sabido encarar como el combate de la penetración de los cárteles de la droga mexicanos y colombianos, sobre todo colombianos, que ha generado un importante sentimiento de inseguridad. Pero esto tiene mucho que ver con la alineación internacional del país y su estrechamiento de lazos con el gobierno de Colombia (el anterior de Duque) en su obsesión contra Venezuela. El caso de los migrantes venezolanos y los ataques contra ellos no hay que perderlo de vista, por lo que ha supuesto de racismo y miedo añadido. Y el nuevo gobierno no ha variado un ápice esas alianzas y continúa su obsesión enfermiza contra Venezuela, Cuba y Nicaragua. Es decir, mantiene su vasallaje de EEUU. Eso no le ha dado votos por la derecha, pero se los ha quitado por la izquierda.

Que en las comunas populares haya sido muy mayoritario el rechazo a la constitución propuesta indica una gran decepción con el gobierno y sus apoyos. Es lo que tienen las transformaciones a medias. ¿Traición? No lo creo. Boric y los suyos son un proyecto del capital, como en otras partes, para destruir cualquier proyecto emancipador presente o futuro. Ya antes de estar en el gobierno se posicionaban contra todo lo que se movía fuera del sistema y criminalizando la protesta social. El capital está brindando doblemente, una de ellas porque ha logrado destruir el movimiento emancipador en solo dos años. A buen seguro que Lula ha tomado nota y reforzará aún más su alianza con los sectores derechistas anti-Bolsonaro. 

Sumad a esto la esquizofrénica actitud del gobierno argentino, que pide ser miembro de pleno derecho de los BRICS pero se echa en brazos del FMI pese a que los BRICS tienen un banco propio, el Nuevo Banco de Desarrollo. Si quieres ser socio de algo ¿no sería lógico acudir a alguna de sus instancias, sobre todo cuando de lo que se trata es de créditos en unas condiciones u otras? Porque los créditos que ha ofrecido el NBD no han incluido las condiciones de ajuste estructural que impone el FMI en salud, educación, transporte, vivienda y desarrollo productivo de las pequeñas y medianas empresas, como ya ha reconocido el gobierno que hará.

"La segunda ola progresista" latinoamericana ha muerto antes de nacer. Por mucho Lula que valga. Y Gustavo Petro y Francia Márquez estarán buscando cómo añadir ingredientes para su plato "vivir sabroso". A buen seguro que quitan lo picante para que sea un plato "a gusto de todos" (léase "unidad nacional", como dice ahora el gobierno de Boric).

PD.- Mucho rollo propagandístico con la nueva primera ministra británica, de nuevo lo secundario, pero lo principal está en otra parte: el racionamiento de energía obligará a los británicos a no cocinar hasta las 8 de la tarde, los pubs cerrarán a las 9 de la noche y se están planteando que las escuelas infantiles estén abiertas solo 3 días a la semana. A ello hay que sumar que ya hay cierres de dos fundiciones de aluminio y una acería por la elevada factura energética. Porque cuando un medio "popular" y sensacionalista hace esto, es que algo anda mal, muy mal en Gran Bretaña.

Por cierto, la campaña "No pagues" ha alcanzado la cifra de 170.000 personas decididas a no pagar sus recibos de luz y gas el 1 de octubre en Gran Bretaña.

¡Ah!, y un dato desconocido del Estado español pero que indica el hecho de la obsesión autodestructiva europea con los nazis de Ucrania: Azuliber, una empresa puntera en Europa en producción de arcilla atomizada, materia prima que se usa en la producción de azulejos y baldosas cerámicas, acaba de comunicar el cese total de su producción y pone un ERTE para sus 117 trabajadores aduciendo "los altos precios del gas" y la "incertidumbre regulatoria".

El Lince

viernes, 2 de septiembre de 2022

Definición de democracia

En Praga (Chequia) se ha celebrado un aquelarre de "demócratas". El llamado Foro 2000 lleva 26 años "llevando la democracia al mundo" de la mano de personajes como la criminal de guerra Madeleine Albrigth, el valedor y hacedor de golpes de estado Luis Almagro, la psicópata Benedetta Berti (jefa de la oficina de planificación de políticas del secretario general de la OTAN), Svetlana Tijanosvskaya, la Juanita Calamidad bielorrusa... y así. O sea, lo mejor de cada casa.

Este año, como no podía ser menos, todos han estado centrados en Ucrania y en los malos que son los rusos. El hecho no tiene nada de reseñable para mí hasta que he dado con esto: en esta edición la participante estrella ha sido la ministra de Exteriores alemana, la "verde" y "progre" Annalena Baerbock. Esta tipa, muy en la línea de todos los "progres" habidos y por haber, ha hecho la mejor definición de lo que es esta peña. Porque no se ha cortado un pelo y ha dicho lo siguiente: "Si hiciera una promesa al pueblo ucraniano, diría que estaremos con ustedes mientras nos necesiten. No importa lo que piensen mis votantes alemanes. Eso es lo que quiero transmitirles"

Los "progres" alemanes, los Verdes y los socialdemócratas, están haciendo un buen trabajo para el capitalismo y para su señor estadounidense. No contentos con pedir a la ciudadanía menos duchas y con agua fría (y me imagino a esta niñata haciéndolo, para dar ejemplo), no contentos con atravesar una situación en la que ya está escaseando el papel higiénico (sin que nadie hable de fracaso del capitalismo, como en su momento se habló de fracaso del modelo bolivariano por lo mismo) estos simpáticos (para el capital, al igual que Gorbachov) especímenes de "progres" dan un paso más y no solo amenazan a quienes protesten, sino que se desalienta de forma abierta a participar en las manifestaciones de protesta porque serán "secuestradas por extremistas" y "enemigos de la democracia". Visto el concepto que tiene esta peña "progre" de democracia, lo suyo es no solo participar en ellas, sino echarlos. A ellos y a todos. Esto es Occidente en estado puro, su orden y sus reglas. Y sus valores.

Esta tipa ha puesto de relieve lo que está pasando: a quienes gobiernan les importa una mierda su "pueblo", su gente. Hay que derrotar a Putin y si para ello hay que pasar por encima de los cadáveres de los ciudadanos de Alemania, se pasa. Y quien dice Alemania, dice de cualquier otro país europeo. Que a esta tipa no se la eche a gorrazos, y con ella a todos Los Verdes, y con ellos a todos los demás, sonroja. Porque lo que ha hecho esta tipa es una definición exacta de democracia y de los "valores democráticos" de que tanto se vanagloria Occidente. Lo que ha dicho esta tipa es muy claro: ¿no me votaste, imbécil?, pues traga ahora.


La situación en Alemania es esta, a tal punto que un alto cargo de la filial alemana de Goldman Sachs ha dicho que a mediados de este mes de septiembre "la industria alemana tendrá que recortar la semana laboral y los salarios de los empleados" añadiendo una frase que no asusta a los "progres" en el gobierno porque lo primero es Ucrania: "Estoy nervioso. Se está gestando una explosión social”.

O esto otro: la Oficina Federal de Estadísticas tiene que hacer una rectificación a sus datos y reconoce que el aumento de los precios al productor es un 37'2% más caro que hace un año.


En este informe se reconoce algo más: el precio de la energía ha subido un 105% en un año, los fertilizantes y compuestos nitrogenados en un 100'4%, la electricidad un 125'4%. Pero lo importante no es esto, ni los votantes, sino Ucrania y el derrotar a Rusia. Este es el nivel de locura de los gobernantes de Europa. Y el nuestro, que los dejamos.

Por si fuese poco lo de esta tipa, el Ministerio de Defensa de Alemania acaba de anunciar la presencia de barcos alemanes en Asia-Pacífico "para contener a China". Europa no tiene ni autonomía ni independencia, es un simple vasallo de EEUU. 

Europa es un zombi, y sus ciudadanos estamos en un estado de obnubilación alucinante. Solo los británicos y, en menor medida, los italianos salvan un poco la cara. Y todavía hay quien alucina con Europa (y piensa que necesita su aval, como muchos países latinoamericanos, por ejemplo).

Un dato añadido que se acaba de conocer, y también es oficial.

Supongo que lo véis: si en Alemania el aumento en un año ha sido del 37'2% en toda Europa lo supera y alcanza el 37'8%. Pero Ucrania es lo primero. Y yo hablo de locos... ¡Madre mía! Esta gente lo que no tiene es cerebro, son zombis, como vengo sosteniendo. Zombis, literalmente.

El Lince

miércoles, 31 de agosto de 2022

Mi dirección es simplemente la Unión Soviética

La muerte de Gorbachov, ensalzado en Occidente y odiado en Rusia, ha provocado un sentimiento de nostalgia, y deseo, de la Unión Soviética. Curiosamente, en lo que va de año han muerto cinco destructores de la URSS. Habrá que decir que 2022 está siendo un año de buena cosecha.

No me voy a extender en ello, pero recurro a la música con una canción que hoy se está oyendo en toda Rusia y que es un clásico.

Os pongo la versión original de 1973, con la URSS todavía viva, y otra popular recientemente cantada por los trabajadores de Rosatom, una empresa pública con unos 250.000 trabajadores y que tiene subtítulos en francés. Supongo que lo habréis adivinado: la canción se titula así, "Mi dirección es simplemente la Unión Soviética".

Aunque hoy por hoy es una utopía total, es un buen homenaje no a su destructor, sino a lo que destruyó.


El Lince