viernes, 29 de diciembre de 2017

Más sonrisas de la victoria

Además de Ahed Tamimi, hay otras 58 mujeres palestinas encarceladas por el régimen fascista de Israel. Estas son algunas de ellas.

1.- Jalida Jarrar, parlamentaria palestina, miembro del Frente Popular para la Liberación de Palestina. Tiene 54 años y lleva más de un año encarcelada sin cargo alguno, "detención administrativa", en la jerga fascista israelí. El lunes los fascistas israelíes, esos que son amparados por el muy democrático Occidente (EEUU y la UE, sobre todo), cuatro días antes de que expirara su plazo de "detención administrativa", la volvieron a prorrogar otros seis meses. Tiene dos hijas.



2.- Sabah Faraoun, costurera. Tiene 34 años y dos hijos. Encarcelada cuatro veces, siempre aplicándosele la "detención administrativa". Esta última vez lleva en la cárcel desde septiembre.


3.- Ihsan Dababsé, 31 años. Lleva entrando y saliendo de la cárcel desde 2014. En "detención administrativa" desde septiembre.


4.- Ahlam al-Malouk, 19 años. En "detención administrativa" desde septiembre.


5.- Istabraq Tamimi, 22 años, estudiante de periodismo. En "detención administrativa" desde julio.



6.- Hanadi Halawani, 36 años. Es una conocida activista en la defensa de la mezquita de Al-Aqsa. En "detención administrativa" desde septiembre.


7.- Jadija Jweis, 34 años, una hija. Es maestra y está en "detención administrativa" desde septiembre.


8.- Nurhan Awad, 18 años. Condenada a 13 años de cárcel bajo la acusación de "intento de apuñalamiento" con unas tijeras de un soldado del régimen fascista de Israel.


9.- Lama al-Bakri, 17 años. Condenada a 3 años de cárcel bajo la acusación de "intento de ataque a un soldado" al defender a su madre de una detención.



10.- Sirin Issawi, 36 años, abogada. Condenada a 4 años por "proporcionar fondos a los presos palestinos". Está en celda de aislamiento en la actualidad.


Estas son algunas de esas mujeres indoblegables en Palestina, las otras sonrisas de la victoria.

El Lince



martes, 26 de diciembre de 2017

La segunda sonrisa de la victoria

Ahed Tamimi es mi heroína más joven. Es la encarnación de la resistencia palestina a la ocupación, de la lucha contra el fascismo, de la determinación y de la coherencia. Es indoblegable. Es un ejemplo para quienes van de "progres" y se ocultan o agachan la cabeza cada vez que alguien les dice que tienen que cumplir la ley. Porque ella no la cumple. Ella pelea, lucha y sufre las consecuencias por ello. Tan vez algún imbécil de los muchos que hay por el mundo diga que su lucha es insignificante aunque reconozca en voz baja su coherencia. Ahed Tamimi, con sus escasos 16 años, nos pone a todos frente al espejo. Hoy, Ahed Tamimi es el rostro de Palestina.

Ahed Tamimi se enfrentó, otra vez, a los soldados ocupantes del régimen fascista de Israel y ha sido detenida. Lleva ya dos semanas encarcelada y tal vez algún imbécil de los muchos que hay por el mundo diga que utilizó la violencia para hacer frente a esos fascistas porque se atrevió a dar una bofetada en la cara a uno de ellos. Ahed Tamimi no se doblega. Ya en 2015, es decir, cuando tenía 14 años, el régimen fascista de Israel la consideraba una amenaza.

Ahed Tamimi es el símbolo de la infancia robada por los fascistas israelíes y sus patrocinadores occidentales, esos que se llenan la boca hablando de los "valores democráticos" y de "los derechos de los niños". Lleva luchando contra la ocupación de Palestina desde los 12 años.

Ahed Tamimi es un peligro para el régimen fascista de Israel y para sus patrocinadores occidentales por la que nadie pondrá ninguna pancarta en un balcón de ningún ayuntamiento, ni nadie recibirá a su familia, ni ningún democrático parlamento otorgará ningún premio a su lucha.

Pero Ahed Tamimi es la segunda sonrisa de la victoria.




Al igual que su madre Nariman, también detenida.

Ahed Tamimi continúa con valentía y con decisión la senda marcada en 1968 por Vo Thi Thang, la legendaria guerrillera del Vietcong (Vietnam Congsan, Vietnam Rojo) que al ser capturada tras la ofensiva del Tet se mostró siempre sonriente durante su captura y juicio.


Vo Thi Thang tuvo siempre muy claro lo que tenía que hacer para combatir la ocupación estadounidense y luchar contra el régimen títere de Vietnam del Sur.

Vo Thi Thang era una guerrillera. Ahed Tamimi lo es también, a su manera.

La imagen de Vo Thi Thang es conocida como "la sonrisa de la victoria". Ahora, casi cincuenta años después, tiene una digna sucesora en Ahed Tamimi, la sonrisa de la victoria del siglo XXI.



El Lince


viernes, 22 de diciembre de 2017

Victoria con las manos atadas a la espalda

La República de Catalunya resiste
, pero la amenaza del régimen neofranquista (y monárquico) del 78 sigue muy presente y muy amenazante. Se ha ganado la batalla, pero aún se está muy lejos de ganar la guerra entre otras cosas porque los señores feudales han sabido mantener sus posiciones mientras que la fuerza de choque, la CUP,  ha sufrido grandes pérdidas. Es lo que tiene la coherencia.

Se ha derrotado al estado de excepción, que está reaccionando como únicamente sabe: ampliando las causas contra quienes han sido los más visibles partidarios de la República. A quienes están en la cárcel se les pueden añadir otros 31, y ahora dicen que las manifestaciones como las Diadas (la fiesta nacional en Catalunya, para los de otras latitudes) son perseguibles bajo el delito de rebelión.

Se ha derrotado a las huestes monárquicas en unas elecciones con sus normas, bajo sus condiciones y con censuras diarias. Sólo por eso es relevante la victoria, aunque haya sido muy exigua, y pone de relieve la resistencia de una gran parte de la sociedad, resistencia adquirida a base de golpes, multas e intoxicaciones.

La mala noticia es que los señores feudales de Catalunya, que estaban arrinconados por la vehemencia de la calle, han recuperado fuelle y ahora hablan de forma abierta de arrinconar a la CUP que, pese a su bajón, sigue teniendo la fuerza imprescindible para la que República avance. El estado de excepción del 155 ha dado oxígeno a la burguesía catalana -y una parte importante del voto de la CUP ha optado por ella por aquello del "voto útil"- y ya hablan claramente de ir más lentos en el proceso, de posibles pactos... "pero sin la CUP" (sic).

El voto útil ha sido uno de los puntos que ha jugado en contra de la CUP, yendo de forma clara a Esquerra Republicana de Catalunya como ha ocurrido en Tarrragona y en Lleida. La CUP sólo se ha mantenido con fuerza en los pueblos donde tiene alcaldías, alcanzando porcentajes de hasta el 26'41%. Este es el mapa con su incidencia territorial según las elecciones de ayer.



La vía unilateral hacia la independencia, la única posible, puede entrar en vía muerta si los CDR no presionan. Porque este es el gran activo que tiene ahora la CUP, los CDR como la expresión más activa y rebelde de todo el proceso catalán. Y sin la presión de la CUP, la victoria de los independentistas es similar a haber vencido pero teniendo las manos atadas a la espalda, con lo que sí hay movimiento pero el accionar se hace casi imposible.

El Lince

P.D.- Para muestra de lo que está ocurriendo en el Estado español (España, para otras latitudes) respecto a Catalunya y su voluntad de ser libres.




miércoles, 20 de diciembre de 2017

La insignificancia de la coherencia

Los fascinantes "progres" ahora dicen que la implantación del 155 contra Catalunya está bien y era necesario. Monedero, uno de los ideólogos de Podemos, es ya el bufón oficial del reino. El avalar el golpe del 155 lo acaba de decir a otro de los medios de propaganda supuestamente "progres", el Huffington Post. Insiste en lo del otro día, en que ellos son los sensatos y en que los independentistas han enloquecido y por eso era necesario el golpe del 155. Y sobre el referéndum del que tanto se llenan la boca, dice que "no es la hora porque pasaría como con el Brexit" ¿tal vez quiere decir que pese a todo los independentistas lo ganarían?). No desesperéis, pronto soltará alguna otra bufonada explicándolo.

Desde mi insignificancia, la misma que la de la CUP, la única formación del Estado español que merece mis respetos, pero desde mi coherencia -la misma que el propio Monedero se ve obligado a reconocer a la CUP- le dedico al bufón y a todos los "progres" que le ríen las gracias tres cosas.

El sonido no es bueno, pero lo he elegido por lo que dice Eva Amaral y el tema que canta. Especialmente dedicado al bufón y sus seguidores por su actitud de apoyo al régimen neofranquista (y monárquico) del 78 y su expresión más reciente en Catalunya. Con este tipo de "progresía", disparando por la espalda, la historia se repite una y otra vez aquí, en Chile, en Grecia y en cualquier otra parte.




Tanto si se gana como si se pierde la coherencia estará en el mismo sitio, que no es el suyo. Siendo más o menos insignificantes. Mientras la gente como él se doblega y humilla, todavía hay quien se mantiene de pie.


El Lince

lunes, 18 de diciembre de 2017

Los fascinantes "progres"

Se acerca la fecha de las elecciones impuestas por el régimen neofranquista (y monárquico) del 78 en Catalunya, impuestas tras los ejercicios de movilización del 1 de octubre, cuando se votó pese a la represión; del 3 de octubre, con una huelga general que la burguesía catalana quiso desvirtuar como "paro del país", y del 8 de noviembre cuando Catalunya vivió el impresionante ejercicio de poder popular que supuso la paralización de vías y carreteras a manos de los Comités de Defensa de la República.

Desde entonces estamos asistiendo a una campaña en la que los llamados "progres", representados por Unidos Podemos y sus adláteres de los "comuns" se presentan como el eje "sensato" de la "izquierda". Equidistantes entre el bien y el mal, entre el sí y el no, entre voy y vengo. Es decir, especialistas en nadar y guardar la ropa, en avanzar y retroceder al mismo tiempo, empeñados en convertirse el los adalides de "lo social" y en pactar con quien impuso la modificación de esa Constitución a la que rinden pleitesía con el artículo 135 a mayor gloria de Bruselas y los bancos y su espada en la garganta de la gente, en abogar por el retorno de las empresas y el capital huido de Catalunya. Es decir, especialistas en la caridad, en suplicar migajas al poder, al capital y a sus servidores.

Hemos asistido a una campaña en la que han recurrido a personajes como Melenchon para darse una pátina de "progresismo" europeo... como no hace mucho tiempo hicieron con Syriza en Grecia. Alexis Tsipras era su tótem, su modelo, su todo. Ellos han ido cambiando al mismo ritmo que Tsipras, con la diferencia que uno está en el gobierno y ellos no.

Pues Tsipras, que cada vez es más fascinante, nunca dejará de sorprender (y sobre todo a mí, cuando veo que los medios de propaganda de la burguesía siguen calificando a Syriza como "la izquierda radical"). Syriza ganó las elecciones en 2015 prometiendo poner fin a la austeridad aunque también decía que dentro de la UE y del euro, lo que es una contradicción. Y dejo para otra ocasión el caso portugués, al que ahora se agarran los "progres", siempre huérfanos de referentes en su sí pero no y el voy y el vengo.

Seis meses, sólo seis meses después, y tras incumplir un referéndum en el que elpueblo votó que no a aceptar las condiciones de Bruselas, aceptó claudicar ante Bruselas. Desde entonces Grecia sólo ha visto privatizaciones, desregulaciones, rupturas de todo tipo de códigos incluido el laboral. Poco que diferenciarse del gobierno español, por ejemplo. No contento con vender los ferrocarriles a Italia, los aeropuertos a Alemania y los puertos a China, ahora ha dado un paso más: la semana pasada privatizó cuatro centrales eléctricas a exigencias de los "socios europeos".

Ha vendido al capital privado el 17% de la sociedad energética pública -y puntal del sindicalismo combativo-, el 65% de la sociedad que distribuye el gas, el 35% de la que refina el petróleo... Todo ello en vistas a la reunión del 22 de enero en la que la muy democrática UE va a conceder otros 5.000 millones de euros en "ayudas" a Grecia. En mayo ya dio otro hachazo, esta vez a las pensiones, reduciéndolas el 18% (lo que supone que en la etapa de Syriza ya han perdido el 30%, situándose en una media de 480 euros al mes), y la privatización de las minas de carbón.

No debería sorprender el apoyo con que cuenta Syriza en los medios de propaganda griegos y europeos, sobre todo los económicos que esta semana publicaban a todo lo grande un "¡Grecia está arreglada!" porque los bonos griegos están bajos y eso significa, simple y llanamente, que "lo peor ya ha pasado y Grecia vuelve a ser atractiva para invertir". Brevan Howard Asset Management, uno de los mayores fondos de cobertura de Europa ha dicho, todo eufórico, que "las cosas se están haciendo bien, finalmente, en Grecia".


Que el paro juvenil sea del 45'5% (mano de obra casi gratis), que el número de suicidios esté por las nubes y que los jóvenes estén emigrando en masa es lo de menos (uno de cada tres). Todo está arreglado. Syriza ha cumplido, por eso la gente le volverá a votar. Sarna con gusto no pica. Se aplica a la perfección este refrán castellano, así como otro: más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer. Eso es conservadurismo, como el que representa hoy Syriza y sus congéneres en otras partes. Lo macabro es que Syriza, al igual que sus congéneres del Estado español (España, para otras latitudes) dice que pese a todo está haciendo "política social" porque ha proporcionado "cupones de alimentos y subsidios de alquiler, comidas escolares gratuitas y atención hospitalaria a personas sin seguro". Simple caridad, no justicia social y, ni mucho menos, consecuencia de cambios estructurales que se están produciendo al revés, de lo público a lo privado engordando a esto y adelgazando a aquello.

Pero no os quiero hablar de eso, sino de la política de alianzas. Tsipras ha escrito una carta a Martin Schulz, el pope del Partido Socialdemócrata alemán, en la que le alienta para que renueve la gran coalición con los democristianos de Angela Merkel, "una coalición indispensable para las necesarias reformas progresivas y la democratización de Europa" entendiendo, dice Tsipras, que "ahora existe una posibilidad de poner sobre la mesa de Europa una agenda progresista". Este tipo debe estar fumado para decir semejante tontería. O loco.

Y dice también, que tomen nota los "progres": "una verdadera posición de izquierda es comprometerse con un cambio y reforma real, no para mantener limpia su identidad". Así, sin complejos. ¡Toma ya! Vamos, igualito que Monedero hablando de "la insignificancia de las CUP desde su coherencia", como escribió ayer. O sea, que para ser alguien lo que hay que ser es... decir digo donde antes se dijo diego. O sea, como Unidos Podemos, Catalunya en Comú o similares. Y ellos se llaman a sí mismos sensatos porque actúan según las reglas del juego (sic, Monedero) y a todos los demás, insensatos. ¿Una prueba? Lo que acaba de ocurrir en el Ayuntamiento de Madrid, donde se ha destituido al concejal de Hacienda porque se negaba a asumir los dictados del ministro del ramo de más recortes y recortes con el argumento de que "hay que cumplir la ley".

Recuerdo a toda esta gente levantando las manitas en las plazas el 15-M, reclamándose gandhianos... y olvidando, o no sabiendo, que Gandhi lo que hizo fue incumplir la ley. Si la hubiese cumplido no se habría producido el fenónemo de desobediencia que se produjo y las consecuencias que tuvo. Y Rosa Parks, a quien suelen citar con frecuencia, lo que hizo fue incumplir la ley. Y... Pero no, ellos sí la cumplen. Son sensatos. En fin.

Lo más curioso de todo es que Tsipras ha hecho piña con el francés Macron para presionar al PSD alemán. Una pareja no solo muy bien avenida sino muy coleguita. Es este personal el que allana el camino del fascismo con sus constantes retiradas, nunca yendo de frente. La coherencia puede llevar a la insignificancia -Monedero dixit, olvidando iniciativas como los CDR, por ejemplo-, pero la incoherencia lleva al fascismo. Y este es el camino que están recorriendo los mal llamados "progres". ¿Otro ejemplo? Chile este mismo domingo pasado.

La verdad es que estos "progres" son fascinantes, se mire por donde se mire.

El Lince

sábado, 16 de diciembre de 2017

Otro clavo en el ataúd

Febrero de 2018. Irán entra a formar parte de la Unión Económica Euroasiática (UEE), de la que forman parte Rusia, Bielorrusia, Kazajstán, Kirguistán y Armenia. No, no es ciencia-ficción, es lo que se acaba de aprobar en Sochi esta semana que termina. Es el final de la Doctrina Brzezinski, eso de crear un caos en Asia Central para solidificar ad aeternum la hegemonía de EEUU sobre el mundo. Es otro clavo en el ataúd de la hegemonía occidental y su monomanía de sanciones y más sanciones pensando que el mundo sigue siendo tan plano como cuando ellos lo dominaron.

Rusia está proporcionando los clavos y las estructuras para que cada país vaya dando sus propios martillazos. Está empujando sin tanta contención como los chinos y lo hace porque el tiempo corre a su favor.

Nunca habrá que agradecer tanto a Occidente sus guerras como la que lanzó contra Siria en 2011. La intervención rusa, a instancias del gobierno sirio, ha supuesto un terremoto del que una y otra vez vemos secuelas que están reconfigurando el mundo. Rusia ha solidificado su alianza con Irán, ha acercado -peligrosamente para la OTAN y EEUU- a Turquía a su terreno y ha logrado casi lo imposible, que turcos e iraníes estén hora en unas excelentes relaciones.

La beligerancia occidental con sus constantes sanciones contra todo el mundo que no se doblega a sus intereses es el factor más importante que hay que tener en cuenta a la hora de valorar todos estos movimientos porque obliga a una mayor coordinación de objetivos económicos y de política exterior entre los agredidos. Rusia y China se convierten, gracias a la patológica estupidez occidental, en los grandes polos de atracción para estos países.

Eso es lo que intentó evitar Obama cuando aceptó, a regañadientes, el acuerdo nuclear con Irán. Trump ha recorrido exactamente el camino contrario. ¡Bien hecho!, el mundo es ahora mucho más claro y cada vez con mayores garantías de ser más seguro. Porque el mundo es seguro a medida que decrece la hegemonía occidental, injerencista e imperialista hasta la náusea.

¿Por qué hablo de Siria? Porque Siria ha puesto de relieve que EEUU cada vez tiene menos que decir (y ese zombi que es la UE, mucho menos) y que se acerca mucho (junto con ese zombi que es la UE) a la incompetencia tanto militar como diplomática. Es Rusia quien ha derrotado al llamado Estado Islámico, es Rusia la que ha establecido nuevos parámetros para la paz en ese país (como acaba de reconocer el enviado de la ONU al certificar el fracaso, otra vez, de las nunca realizadas Conversaciones de Ginebra) y quien con su apuesta por Astaná marca el calendario y ha logrado fortalecer un nuevo triángulo estratégico (Rusia-Irán-Turquía) que está dejando fuera de juego al tradicional EEUU-Israel-Arabia Saudita.

La entrada de Irán en la UEE abrirá de par en par la puerta para el ingreso de nuevos miembros. Turquía acaba de pedir, también en Sochi, el estatuto de observador. Tayikistán y Uzbekistán son observadores. Pakistán se lo está pensando y Molvadia, Siria y Turkmenistán han presentado a sus parlamentos iniciativas para la adhesión "en el futuro". En el caso de Siria este futuro está muy próximo, tras la victoria en la guerra aunque aún queden flecos de violencia con diferente importancia.

China ha propuesto una Zona de Libre Comercio entre ella y la UEE y ya hay un acuerdo, suscrito el 13 de diciembre, entre Rusia y China y que establece que el marco idóneo de ello será la Organización de Cooperación de Shanghái. Eso supone que hay dos instrumentos, la UEE y la Nueva Ruta de la Seda, que se complementan mutuamente y que dejan fuera de juego a Occidente porque, por si fuese poco, tiene la cobertura político-militar de la OCS.

Sólo quedan los BRICS, también en fase de expansión, para cerrar el círculo que aprisionará a Occidente. La nueva sobre los BRICS es que su banco, el Nuevo Banco de Desarrollo, está estudiando "un panorama amplio de proyectos a financiar en Asia" en un claro desafío al Banco Asiático de Desarrollo hegemonizado por EEUU y Japón. Ni qué decir tiene que son Rusia y China quienes están detrás de ello.

Sumad a todo esto el anuncio oficial de que el gasoducto Corriente Turca (Turk Stream) ha terminado su recorrido por tierras rusas (y por el Mar Negro) y ya se está comenzando a construir en territorio turco, que Irán acaba de anunciar una ampliación del gasoducto con Pakistán y que este país, como he dicho, se está pensando pedir su ingreso en la UEE.

Con el ingreso de Irán la UEE rompe el comercio de gas a nivel mundial. Si ahora produce el 21% del gas natural del mundo y el 15% del petróleo, la entrada de Irán va a colocar a la UEE en un lugar preferente y de referencia para el resto del mundo. Si se tiene en cuenta, además, que China y Rusia han firmado un memorando de entendimiento para la compra de petróleo en moneda propia u oro (el petroyuan) el impacto a nivel global va a ser enorme y a nivel interno iraní va a suponer una menor dependencia de la importación de gasolina refinada puesto que la paradoja de Irán es que es un gran productor de petróleo pero tiene muchas dificultades para su refinamiento.

No por casualidad, al mismo tiempo que se anuncia todo esto Gazprom, la empresa rusa controlada por el Estado que monopoliza el gas, dice que su producción ha aumentado el 13% este año. Pregunta tonta, de las mías: ¿qué país ha sido el causante de este aumento con su consumo de gas? ¿no se os ocurre? Pues China.

La Asociación Gran Eurasia está en marcha y cambia radicalmente las reglas del juego, puesto que en la reunión de la Asociación de Países del Sudeste Asiático (ASEAN) del 11 de noviembre varias naciones expresaron su interés en establecer Tratados de Libre Comercio con la UEE. Vietnam ya ha dado el paso.

Esto es lo que está en marcha (y el mapa ya es antiguo puesto que este verano pasado India y Pakistán fueron admitidos como miembros de pleno derecho de la OCS y es más que probable que el año que viene lo sea Irán). Id sumando y seguid con los sueños, cada vez más estúpidos, sobre la hegemonía Occidental.

El Lince

jueves, 14 de diciembre de 2017

¿La montaña parió un ratón?

Ayer se reunió la Organización de la Cooperación Islámica, de urgencia, para abordar la decisión de EEUU de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel y trasladar su embajada allí. El reconocimiento está hecho, el traslado no será hasta dentro de unos cuantos años (unos tres o cuatro a lo máximo) para no sublevar más aún a una calle árabe que sí, que está indignada pero de puertas para adentro. Hace tiempo que los árabes consideran a Palestina un lastre y quieren deshacerse cuanto antes de ella. Sólo los musulmanes no árabes siguen teniendo un apego a Palestina, pero los musulmanes no árabes están muy lejos geográficamente.

El documento que aprobó la OCI es bueno, es casi lo que quería Turquía -que pasa así a ser oficialmente al abanderado de la causa palestina- y obliga, en teoría, a los 57 países firmantes. En él se reconoce a Jerusalén Este como capital del Estado de Palestina y apela a "otras naciones", es decir, no islámicas, a respetar el derecho internacional. Es decir, se ha hecho un llamamiento implícito para que quienes se dicen amigos del pueblo palestino asuman el documento, especialmente ciertos países de África y América Latina sin excluir a Asia. Esto, en sí, es ya un freno a que los vasallos de EEUU en todo el mundo muevan silenciosamente sus embajadas hacia Jerusalén una vez lo haga EEUU.

Por primera vez en años, sobre todo desde las revueltas de 2011 y con la salvedad del ataque a Gaza de 2014, Palestina vuelve al primer plano de la actualidad mundial. Pero no será por mucho tiempo.

Aunque todos los países musulmanes han estado presentes, el diferente nivel de representatividad indica que para unos cuantos esto no es más que otro documento de los muchos que se aprueban y quedan en papel mojado. Así, si han estado presentes jefes de Estado y de gobierno de Irán o Jordania la representación de Arabia Saudita o Egipto ha sido tan baja que es como si de hecho no hubiesen estado.

Arabia Saudita ha silenciado todo lo referente a la OCI y quienes dentro del país se han enterado de las conclusiones ha sido a través de fuentes clandestinas como Al Yazira. Los imanes de las ciudades santas de La Meca y Medina no han abierto la boca sobre Jerusalén, donde está el tercer símbolo religioso para los musulmanes, Al Aqsa, casi diez días después de la decisión de EEUU.

Los Emiratos Árabes Unidos han hecho un seguimiento tan escaso que se ha quedado casi en unos cuantos sueltos en sus medios de propaganda escritos y en una breve mención en las televisiones.

Así que dos que no van a cumplir, y lo vamos a ver pronto. El hecho de que los 57 países hayan evitado introducir no ya sanciones -impensables puesto que en práctica totalidad son vasallos de EEUU- sino simples advertencias (por ejemplo, llevando el caso a la Corte Penal Internacional, a lo que se niega sistemáticamente Abbas) pone de relieve que estamos ante la duda si la montaña parió un ratón. Aunque sea un ratón grande. Sólo queda la posibilidad de una evolución hacia algún otro animal, como el león del desierto, pero también está por ver.

La OCI ha sentado un realineamiento para el tema palestino, con dos aliados de EEUU (Jordania y la mal llamada Autoridad Palestina) intentando mantener el equilibrio pero ya haciendo movimientos para zafarse de la tutela de sauditas. Esto, que es claro en el caso jordano, está por ver en el caso palestino pero la supervivencia de Fatah y Abbas está en ello. Cuentan las malas lenguas árabes que Arabia Saudita y Egipto han hecho casi de todo para evitar que Jordania, que tiene relaciones con Israel, acudiese con su jefe de Estado a la cumbre de la OCI, pero la situación en Jordania es tan caliente que o iba o estallaba el país. Incluso Abbas fue condicionado para que no fuese personalmente, pero como las encuestas dicen que el 70% de los palestinos quieren su dimisión "inmediata", tuvo que acudir poniendo en riesgo ni más ni menos que 10.000 millones de dólares que, dicen, ofreció Arabia Saudita como ayuda económica si no asistía y aceptaba las propuestas sauditas.

¿Es esto un desafío a Arabia Saudita y EEUU? Está por ver, pero si los símbolos son importantes la imagen que queda es la de uno, el jordano, y otro, el palestino, flanqueando a Erdogan en al foto final de la OCI.


Hasta hace un par de años estos dos eran enemigos naturales de Turquía por su apoyo a los Hermanos Musulmanes, que son muy potentes en Jordania y el caso de Hamás en Palestina es evidente. Hoy parece que son sus aliados. Es más, parece que se cobijan bajo sus alas.

Desde un punto de vista militante, lo que se ha hecho ha sido insistir en lo obvio y casi sin intención de molestar a EEUU. No hay confrontación política con EEUU ni se da ningún paso práctico. Sólo una vaga amenaza, muy tenue, de llevar el caso a la ONU donde EEUU tendría que escenificar que incumple el derecho internacional de forma expresa.

Desde el punto de vista geopolítico, la cumbre de la OCI supone un realineamiento evidente en toda la zona que va mucho más allá de Palestina. Por ejemplo, Rusia ha estado presente en esta cumbre expresamente invitado y con el argumento de que 20 millones de sus habitantes son musulmanes. Turquía está poniendo tierra de por medio respecto a EEUU y la OTAN y lo hace muy deprisa. Eso no quiere decir mañana, ni pasado mañana. Pero el camino ya está comenzando a ser transitado y eso dificulta, y mucho, la estrategia de EEUU en la zona.

Tal vez sea el momento oportuno de recordar una encuesta de esta primavera, mucho antes de que se ganase la guerra de Siria, en la que se apuntaban datos muy curiosos y esclarecedores.




El Lince

lunes, 11 de diciembre de 2017

Tal vez pasado mañana

La decisión de Trump de reconocer Jerusalén como capital de Israel está dando mucho que hablar. Pero se está mirando donde no se debe, para variar.

Los países árabes están aceptando la paz con Israel de la misma forma que la aceptó Japón en la II Guerra Mundial: con humillación. Japón estaba vencido, pero había una posibilidad remota de que continuase resistiendo o esa resistencia se pudiese reavivar en el futuro. Eso había que matarlo de raíz y se lanzaron dos bombas atómicas, innecesarias desde el punto de vista militar, para humillar al país y obligarle a que aceptase la paz según la diseñó EEUU. Pues eso mismo es lo que está ocurriendo ahora mismo con Jerusalén.

El reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel es la bomba atómica que EEUU lanza contra los países árabes para que acepten la imposición de una paz con Israel. Derrotados varias veces -con la excepción de Hizbulá, que no es Estado- en enfrentamiento directos, ahora han sido derrotados otra vez en enfrentamientos indirectos (Siria) y sus movimientos para lograr la paz intentando conseguir algún tipo de contraprestaciones (la propuesta presentada por Arabia Saudita no hace mucho) han sido respondidos de la única forma que EEUU e Israel lo entienden: la humillación.

Es decir, que si quieren que se les haga caso en su estrategia sectaria de guerra contra Irán tienen que pasar por las horcas caudinas y aceptar las humillantes condiciones de los vencedores. Los historiadores romanos recogieron ese hecho histórico con todo detalle, cómo los soldados romanos fueron desarmados, despojados de sus vestimentas de guerra y obligados a pasar de uno en uno debajo de una lanza horizontal que estaba sujeta a otras dos clavadas en el suelo para que así tuviesen que agachar casi medio cuerpo para cruzarla. Es decir, se veían obligados a inclinarse ante los vencedores de una manera deshonrosa.

Ni qué decir tiene que los árabes harán lo mismo. Arabia Saudita ha impuesto ya como condición a la mal llamada Autoridad Palestina que reniegue de Jerusalén Este como capital de una hipotética Palestina independiente -y esto sí que va para las calendas griegas, es decir, algo que no se producirá nunca- y nombre su capital en una localidad que se denomina Abu Dis, cercana a la Jerusalén ocupada.

La mal llamada Autoridad Palestina no ha hecho otra cosa que patalear, pero no ha sido capaz siquiera de impulsar una movilización de rechazo a la medida de EEUU y, ni mucho menos, a la propuesta saudita.

Lo mismo se puede decir de Hamás, que pese a lanzar un llamamiento a una Tercera Intifada, está sorprendentemente callado a la espera de acontecimientos.

¿Y cuáles pueden ser esos acontecimientos? Pues da la casualidad (es un decir, en política internacional no hay casualidades) que Putin ha estado hoy en Siria donde se ha entrevistado con Assad, que mañana va a El Cairo para entrevistarse con su nuevo amigo Sisi y que pasado mañana estará en Ankara para verse con Erdogan. No hace falta ser muy hábil para ver que lo que se está tratando es algo más que el tema sirio y que lo que se está cocinando es una respuesta, o una falta de ella, a la decisión de EEUU de reconocer Jerusalén como capital de Israel.

Porque también da la casualidad de que pasado mañana también estará en Ankara el presidente iraní (luego de nuevo el eje Rusia-Irán-Turquía) y que lo hace en el mismo momento, y con la excusa, de que el miércoles se celebrará en Ankara una reunión "de urgencia" de la Organización de la Conferencia Islámica con un único punto a tratar: Jerusalén. La OCI se ha doblegado siempre a los intereses, y el dinero, de Arabia Saudita y logró que se condenase a Irán, por ejemplo, y a Hizbulá este mismo año. Pero eso fue antes de Jerusalén.

Turquía preside en estos momentos la OCI, está enfrentado a Arabia Saudita y ha considerado a Israel como "estado del terror" al condenar la represión contra las limitadas protestas de rechazo a la decisión de EEUU sobre Jerusalén. Es decir, estamos a dos días de que se visibilice (o no) la ruptura entre el mundo árabe y el islámico. Es decir, que estamos a dos días de ver el recorrido que tiene la guerra contra Irán, que se limitaría única y exclusivamente a un sector árabe-israelí y que ya no sería ninguna cuestión sectaria sunní contra shíi.

Si Turquía (que está muy molesta con EEUU por el apoyo al fallido golpe de Estado de hace año y medio, por el constante apoyo estadounidense a los kurdos -que están callados sobre Jerusalén, por cierto-  y que acaba de retirar sus tropas de un ejercicio de la OTAN por considerar que no se trataba al país adecuadamente: de forma textual se ha dicho que "el comportamiento de la OTAN hacia Turquía ha sido brutal y deshonroso") logra imponer su visión en la OCI pondrá en serios problemas a EEUU-Israel-Arabia Saudita porque se extenderá también a Yemen, donde Turquía ya ha dicho que "se está derramando sangre musulmana". El matiz es importante porque no dice árabe, sino musulmana.

Si pasado mañana, de vuelta al terreno de las hipótesis, Turquía vence será la primera vez en la historia que la batuta del liderazgo del tema palestino pasará de estar en manos árabes a estar en manos no árabes (Turquía y, de rebote, Irán y puede que también Qatar, que se vengaría así de su bloqueo) y Palestina ser convertirá en un problema musulmán. Y esto es algo que siempre ha buscado Irán y que refuerza aún más su papel y su prestigio. En esta situación, cualquier -y digo cualquier- actuación israelí en Siria, por ejemplo, se vuelve totalmente explosiva por no decir suicida.

Al mismo tiempo, si pasado mañana pasa todo esto -de nuevo la hipótesis- el cambio que se dará en Palestina será radical: Fatah será arrojado al basurero, quedando ya formalmente como colaboracionista, y se encumbrará a Hamás como el auténtico representante del pueblo palestino. Esto es lo que está esperando Hamás que ocurra, de ahí su actitud tan cauta ahora.


El Lince

miércoles, 6 de diciembre de 2017

O súbditos o libres

Lo repito, porque ya lo dije hace justo un año: la disyuntiva hoy en el Estado español (España, para otras latitudes) está entre ser súbditos o ser libres. Hoy se celebra el día de la Constitución del 78 y todos, sin excepción, incluyendo a Unidos Podemos, han demostrado que son súbditos. Solo los irreductibles, repartidos por acá y por allá, mantienen que hay que seguir luchando por ser libres.

Durante el franquismo se decía que "la letra, con sangre entra". Hoy, en el neofranquismo, lo que entra a palos es la Constitución. Hay que romper con este régimen neofranquista (y monárquico) del 78 y a nivel estatal hay muy pocas organizaciones que lo mantienen en sus genes. Una de ellas es la Candidatura d'Unitat Popular catalana. Surgida desde un ámbito municipalista ha llegado a convertirse en un grano en el culo para todos, especialmente desde que por su impulso los Comités de Defensa de la República se han convertido en los nuevos "soviets".

Ahora que se conmemora el centenario de la Revolución de Octubre, la CUP es lo que más se parece a los bolcheviques mientras que Unidos Podemos son los mencheviques. Los unos, empujando. Los otros, frenando y reculando.

Los modernitos, las modernitas de UP acuden hoy a rendir pleitesía al monarca y sus señores. Veréis las fotos. Para enmarcar. Mientras tanto, hay presos políticos; hay censura (como la de ayer impidiendo los espacios electorales de la CUP; hay represión (como la de ayer, con la policía requisando carteles de la CUP y multando a sus militantes); hay jueces que imputan condenas de hasta 30 años a los cargos de la Generalitat mientras en Bélgica dicen que a lo sumo serían seis meses si se procesa a los allí exiliados.

Mientras tanto, hay gente que mantiene sus convicciones a pesar de todo. Gente que habla de libertad para los presos, de golpe de estado del 155, de movilización social, de clases populares, de destruir el régimen neofranquista (y monárquico) del 78, de defender la República, de programas sociales.

La cuestión vuelve a estar donde siempre ha estado: entre la obediencia o la insumisión. O súbditos o libres.




El Lince

domingo, 3 de diciembre de 2017

Cuando el que empuja es Rusia y no China

Mientras China anda -todavía- con pies de plomo en su enfrentamiento con EEUU, Rusia ha puesto el acelerador. Es muy sorprendente que las cuatro grandes noticias de la semana pasada a nivel internacional (prescindiendo del lanzamiento del misil por parte de Corea del Norte) tengan como protagonista a Rusia tanto por sí sola como impulsora del empuje de los BRICS para romper la tutela de Occidente en cuestiones económicas.

Rusia se está hartando de EEUU, de la UE y de todo lo que huela a Occidente. Tiene mucho que ver el hecho de que el año que viene se van a celebrar elecciones allá, que hay una fortísima presión para que Putin repita y rompa esa curiosa alternancia que tiene con Medvedev (yo presidente, tú primer ministro y viceversa) y que ya queda más que claro que no hay que esperar nada de nada de los "socios occidentales".

La semana pasada Rusia dio cuatro pasos que dejan buen claro por dónde van las cosas:

1.- Anunció oficialmente una "compra masiva de oro" como "garantía contra sanciones y riesgos económicos y geopolíticos". En este último trimestre del año Rusia ha comprado 63 toneladas de oro, situando sus reservas en las 1.801 toneladas y convirtiéndose ya en el quinto país del mundo en cuanto a reservas de oro tras EEUU, Alemania, Italia, Francia y China. Ya prácticamente pisa los talones a los chinos, que tienen unas reservas de 1.842 toneladas de oro.

Al mismo tiempo, ha comenzado a imponer su propia cotización del oro en la Bolsa de Valores de Moscú con el aval del Banco Central de Rusia. Eso significa que ahora que China está lanzando de forma activa un "contrato de futuro" para el petróleo, es decir, la posibilidad de comerciar o bien en la moneda local del país en cuestión o en oro, esto cambia radicalmente las reglas del juego en el mercado petrolero ya que permitirá a los exportadores evitar el uso total del dólar estadounidense.

No se debe olvidar que Rusia es el principal suministrador de petróleo a China y que exporta unos 10 millones de barriles diarios. Esto va a significar que en cuanto se solidifique esta tendencia se va a convertir en un nuevo, y definitivo, punto de referencia para muchos países, especialmente los asiáticos, dejando al margen a los tradicionales, como el Brent (Londres) o el WTI (Suiza), dominados por el dólar y gestionados por Occidente.

Rusia y China, por iniciativa del primer país, ya han firmado en setiembre de este año un Memorando de Entendimiento para desarrollar el comercio conjunto de oro a partir del primer trimestre de 2018. En ese memorando se establece que serán Moscú y Shanghai los centros que centralizarán ese comercio.

2.- Junto a ello, Rusia está preparando una emisión de bonos en yuanes por importe de 6.000 millones. China es el mayor socio comercial de Rusia, por lo que esta medida refuerza a los dos países y se desvinculan así un poco más del dólar. Esto va a impulsar los intereses de China sobre la internacionalización del yuan.

3.- En paralelo a la compra de oro, Rusia está disminuyendo sus reservas de bonos del Tesoro de EEUU, es decir, está vendiendo esos bonos.

4.- Pero no sólo eso. El 24 de noviembre, Rusia confirmó que los BRICS están estudiando cómo establecer su propio sistema de comercio del oro. La importancia de ello es crucial para el nuevo mundo que se está estableciendo y para el hundimiento, un poco más, de Occidente. China, Rusia, Sudáfrica y Brasil están entre los principales países productores de oro del mundo (en los puestos 1, 3, 7 y 11). China y Rusia son los dos principales importadores y consumidores de oro físico del mundo. Por lo tanto, los BRICS se convertirían en los principales actores en el mundo sobre el oro y eso en unos momentos en los que se ha abierto la puerta a la incorporación de nuevos miembros.

Y es que a pesar de las tonterías habituales de los propagandistas occidentales, los datos económicos de Rusia son mucho mejores de lo que se dice como reconoce uno de esos propagandistas, Bloomberg.


La tendencia es irreversible, aunque aún falta mucho para que el dólar pierda su hegemonía total. Pero a partir de 2018, y en cuanto todo lo anterior esté en funcionamiento, dejará de suponer el 80% de todas las transacciones financieras internacionales y bajará, de golpe, hasta el 73%. A partir de aquí esa bajada será constante. Y Rusia está a la vanguardia para que ello sea así.

El Lince

viernes, 1 de diciembre de 2017

El camino hacia el infierno

Voy a aclarar algunas cuestiones a pedido de Eugenio. Habla de un viaje que hizo un enviado del Partido Comunista de China a Corea del Norte, tras el XIX Congreso del Partido el pasado mes de octubre, y que como consecuencia del mismo los dos países habrían acordado el mantenimiento y un cierto impulso a las relaciones económicas. Simplemente no es cierto. Lo que se ha dicho es de cara a la galería, para tranquilizar conciencias pudibundas que son incapaces de ver el giro dado por los chinos en su política exterior.

Que China no quiere el colapso total de Corea del Norte es más que evidente. Que China ha sido quien no ha querido una repetición de lo ocurrido con Irak, cuando se impusieron unas draconianas sanciones que causaron la muerte de un millón de niños de menos de cinco años -es decir, toda una generación- y, también hay que decirlo, sanciones que contaron con el apoyo de China y de Rusia, también es cierto. Por eso yo digo que se ha dejado a Corea del Norte a dos dedos de la muerte, pero no se la ha matado. Pero que China está imponiendo sus propias sanciones unilaterales, al margen de las del CSONU -que son las únicas obligatorias de seguir según el derecho internacional- también es cierto.

Por ejemplo, Corea del Norte ha denunciado públicamente que China ha dejado de suministrar gasolina y diésel desde el mes de octubre. Esta es una petición histórica de EEUU, que ha vuelto a solicitar ahora tras el lanzamiento del nuevo misil.

El viaje de Song Tao, que sólo es Jefe del Departamento de Enlace Internacional del PCCh, es decir, ha sido un viaje de partido a partido y no de Estado a Estado, se ha producido cuando las relaciones entre los dos países están en su punto más bajo, cuando China ha demostrado en la ONU que es cada vez más duro con Corea del Norte y, lo más importante, que China ha decidido no solo tomarse en serio las sanciones sino ser un co-impulsor de las mismas junto a EEUU. Los rusos han dicho que así fue.

Es cierto, también, que hasta septiembre la dureza china no duraba mucho, un par de meses para aplacar a EEUU, y luego abría agujeros bastante grandes para que pasase todo tipo de ayuda y las cosas, sobre todo los negocios, sus negocios, volviesen a ser como siempre. Pero hasta septiembre. Ahora no es así ni mucho menos.

Mirad la secuencia:

- En septiembre China suspendió la importación de mariscos frescos (aunque mantiene los congelados), al igual que la de minerales que se ha reducido a un escaso 13%.

- En octubre China anunció que las empresas conjuntas no continuarían sus operaciones a partir de enero de 2018. También ordenó el cierre de los restaurantes norcoreanos en Dandong, Sheyang y otras ciudades fronterizas con lo que unos cuantos cientos de trabajadores norcoreanos tendrán que volver y su país dejar de recibir esas divisas.

- En noviembre se ha notificado a las empresas chinas que emplean a trabajadores norcoreanos que se abstengan de renovar los contratos. Se calcula que unos 30.000 trabajadores norcoreanos se quedarán sin trabajo en un breve lapso de tiempo.

A ello hay que añadir que se ha "sugerido" a las empresas de viajes que dejen de gestionar sus giras por Corea del Norte (que es ahora mismo el país preferido para los chinos como destino turístico, un poco como lo fue Cuba durante un tiempo para muchos "progres" por aquello de que cambiaría cuando muriese Fidel) y que los vuelos de la compañía aérea norcoreana están suspendidos, formalmente por "falta de pasajeros".

El monto total en el que se calcula que va a costar todo ello a Corea del Norte es de unos 200 millones de dólares anuales.

Además, el gobierno chino ha dicho a las provincias de Liaoning y Shandong que deben preparse para "hacer sacrificios" debido a las sanciones contra Corea del Norte porque gran parte de la población vive, directa o indirectamente, del comercio con Corea del Norte.

Hasta septiembre es cierto que China ha sido muy táctica con las sanciones y que permitía que se las torease al cabo de un tiempo. Hasta septiembre.

La postura china hasta entonces era muy fácil de seguir: mientras una Corea del Norte con armas nucleares es "peligrosa y desestabilizadora", como decía Beijing, el colapso del país -guerra o unificación con Seúl- era una "amenaza superior" que lo anterior. De ahí que permitiese, cuando no alentase, la permeabilidad de esas sanciones. Pero eso ha cambiado totalmente.

China ha abandonado a Corea de Norte porque no quiere un enfrentamiento con EEUU, especialmente si EEUU pone en marcha lo que se conoce como "sanciones secundarias", que irían dirigidas contra las empresas chinas y establecerían un precedente peligroso puesto que China se vería obligada a tomar represalias, y eso es lo que no quieren los chinos mientras no esté asentada su estrategia de Nueva Ruta de la Seda.

Supongamos, y es un suponer que yo no veo, que China cree que actuando así obliga a Corea del Norte a volver al redil chino y que negociará algún acuerdo político con Beijing para sacudirse de encima la presión, sobre todo de las sanciones. Supongamos que una de las cosas que Corea del Norte plantea a China es algo así como "conservo mis armas nucleares y, a cambio, acepto vuestras sugerencias en otros temas", tanto internos como externos. ¿Qué va a decir China cuando mantiene que la península tiene que desnuclearizarse? ¿Corea del Norte ha llegado hasta aquí para decir ahora que no, al estilo de Puigdemont y los suyos (-querido Azotea, hay que ver un poco más allá, con independencia de resultados electorales y otros cuentos-)? No es creíble.

China está alineada con EEUU en este asunto sin la menor duda. Los chinos se caracterizan por muchas cosas, una de ellas el lenguaje. Este párrafo es muy claro: "El enfrentamiento entre los Estados Unidos y la RPDC es asimétrico. Ambas partes se miran a los ojos. Sin embargo, Estados Unidos se encuentra en una habitación cálida y Corea del Norte se encuentra en la nieve helada".

美朝对峙是非对称的,双方互瞪着眼睛,但是美方站在暖洋洋的房间里,朝鲜站在冰冷的雪地上。

Viene a decir que Corea de Norte tiene que ceder si no quiere que las cosas vayan a peor porque "China ha hecho todo lo posible por ayudar a mantener el sustento básico de Corea del Norte". Ha hecho, no hace ni está haciendo. Sobre todo por lo que viene después, que es demoledor: "En la era de la globalización, es imposible para China luchar por una ayuda económica a Corea [del Norte]".

Por supuesto que me puedo equivocar, es más, me encantaría equivocarme. Pero como dice un refrán castellano, y en referencia a que si China y Corea del Norte continúan comerciando con normalidad o que ese comercio se incrementa, "el camino hacia el infierno está empedrado de buenas intenciones". Las intenciones no cuentan, lo que cuentan son los hechos y ahora mismo son los que son.

El Lince

miércoles, 29 de noviembre de 2017

Objetivo a la vista

Corea del Norte (República Popular Democrática) lo ha vuelto a hacer. Ha probado un nuevo misil y todo el mundo coincide en que su programa está tan avanzado que todas las tonterías que se decían sobre sus capacidades, que estaban muy retrasados, que aún le faltaban unos años para dar el paso que ahora han dado se han demostrado falsas.

Corea del Norte viene demostrando, una y otra vez, que no se arredra ni ante EEUU ni ante China. Porque la situación ahora hay que verla como lo que es: EEUU amenaza desde fuera, con portaaviones y bombarderos, pero China amenaza desde dentro. Por que si son conocidas las sanciones impuestas no sólo por la ONU (11 de septiembre) sino unilateralmente por EEUU, es mucho menos conocido que China ha hecho exactamente lo mismo: sancionar unilateralmente a Corea del Norte.

El pasado mes de octubre el Partido Comunista de China celebró su XIX Congreso. En él ganó claramente el aparato frente a la pequeña minoría maoísta y una de las cosas que se aprobaron fue la ruptura oficial con el hasta ahora denominado "Consenso de Beijing", es decir, una política exterior diferenciada de la occidental y basada en tres principios como la no injerencia, la multipolaridad y la diplomacia. Después de este congreso, el "Consenso de Beijing" ya es historia porque lo que se aprobó es "un enfoque más activo en la política exterior".

Eso se ha traducido en tres hechos relevantes:
1.- China a dado el visto bueno al derrocamiento de Robert Mugabe en Zimbabwe esta semana pasada;
2.- ha renormalizado las relaciones con Corea del Sur, incluida la actividad económica que había sido suspendida hace un año como consecuencia del despliegue de misiles estadounidenses THAAD (y que no solo no se han quitado, sino que han aumentado su número) sin que Corea del Sur se haya movido un milímetro respecto a su sumisión a EEUU, es decir, China se aleja un poco más de Corea el Norte,
3.- ha introducido sus propias sanciones contra Corea del Norte, como la cancelación de las empresas conjuntas, la prohibición de vuelos civiles y el turismo chino hacia allá.

Rusia ha contado que en las sanciones impuestas por la ONU el 11 de septiembre, por unanimidad (también con el voto ruso),  los chinos "fueron casi tan duros como los EEUU" en cuanto a los términos en que se impondrían y que fueron quienes más presión ejercieron "sobre los países menos resueltos del Consejo de Seguridad", aunque no menciona a esos países. Sin embargo, ya os dije que la propia Rusia había sido presionada por China para que no vetase esa resolución.

El giro chino en política exterior es tan evidente como peligroso. Está adoptando claramente una postura imperialista similar a la histórica de EEUU y donde más se pone de manifiesto es en Corea del Norte. Los más cautos con lo que está pasando, con el giro en U dado por China en su política exterior, piensan que China está tratando de ganar tiempo y reducir las tensiones con EEUU siendo muy dura con Corea del Norte. Pero después del XIX Congreso eso no son más que conjeturas bienintencionadas que no pueden ocultar la realidad. EEUU ha pedido una reunión urgente del CSONU y vamos a ver qué hace y dice cada quién pero constando dos cosas: que la famosa "comunidad internacional" no tiene ninguna influencia en Corea del Norte porque este país muestra una gran confianza en su camino y que las condenas y probables nuevas sanciones no van a hacer la menor mella en su comportamiento.

Por lo tanto, es muy probable que la nueva prueba de misiles llevada a cabo por Corea del Norte tenga dos destinatarios: EEUU y China. Y los dos parece que han recibido el mensaje porque se han puesto, al unísono, a enredar en el Consejo de Seguridad de la ONU para dar una nueva vuelta de tuerca a las sanciones. Si el 11 de septiembre dejaron a Corea del Norte a dos dedos de la muerte, ahora va a ser a uno y medio. Pero los norcoreanos han demostrado, están demostrando que nada les va a desviar ni un milímetro de su objetivo, que cada vez tienen más cerca: completar su programa armamentístico nuclear como garantía de supervivencia. Los casos de Irak y Libia nunca como ahora están más presentes.

Corea del Norte dice que está en la fase final de su programa y es muy probable que para el año que viene anuncie formalmente la consecución de su objetivo. Ha desarrollado todo a un ritmo mucho más rápido de lo esperado por amigos y enemigos y el año 2018, cuando se celebra el 70 aniversario de la fundación de la República Popular Democrática de Corea (nombre oficial), será el año definitivo para ello.

Entonces, y solo entonces, se podrá hablar de conversaciones porque, como dijo un alto funcionario norcoreano en octubre, "antes de que podamos iniciar la vía diplomática con la administración Trump, queremos enviar un mensaje claro de que la RPDC tiene una capacidad defensiva y ofensiva confiable, real, para contrarrestar cualquier agresión".

Es decir, volvemos a lo de siempre: Corea del Norte no oculta su disposición a negociar, pero asegurando claramente su retaguardia o, lo que es lo mismo, su sistema político. De nuevo los ejemplo de Irak y Libia están en primer plano.

Mientras tanto, y tal vez ya como el reconocimiento de una rendición ante la realidad, Corea del Sur anuncia que los servicios secretos delegan sus poderes sobre "investigación anticomunista".

Corea del Sur ha sido condenada en reiteradas ocasiones por "violaciones de los derechos humanos y abusos de autoridad" al aplicar la "investigación anticomunista" a todo tipo de actividades, tanto políticas como sociales y sindicales. En virtud de la ley surcoreana, los servicios secretos no son enjuiciables y la censura es habitual en todo lo referente a Corea del Norte si no se hace referencia a las deserciones y cuestiones similares.

El Lince

lunes, 27 de noviembre de 2017

Después del golpe, la unificación

Esta página de análisis y reflexiones la inicié hace cuatro años cansado y hastiado de la inacción de los mal llamados "progres" ante la agresión nazi al Donbás ucraniano. Las cosas en los últimos tiempos han sido relativamente tranquilas pese a los asesinatos de connotados resistentes antifascistas, unos achacables a los servicios secretos ucranianos y otros (como Mozgovoi) achacables a la lucha de poder interna entre clanes, en concreto, en Luganks.

La lucha de clanes, de intereses y de oligarcas tanto en Donetsk como en Luganks es notoria, aunque con una diferencia: en Donetsk hay un liderazgo firme mientras que en Luganks no. La semana pasada se produjo un golpe en Luganks que provocó un cambio en la dirigencia y quien era hasta ahora el principal dirigente de la república, Igor Plotnitsky, está, no se sabe si exiliado o no, en Moscú.

Las acusaciones son graves, ni más ni menos que actuar a favor de los neonazis ucranianos. Es lo que dicen tanto el Ministerio de Seguridad del Estado de Luganks y el Ministerio del Interior de la República Popular de Donetsk en un inusual comunicado conjunto del pasado día 22. Y se añade que el plan estaba a punto de ser exitoso puesto que "en un plazo de dos semanas Ucrania podría haber tomado el control de Luganks".

Aunque siempre hay que tomar con cierta cautela este tipo de afirmaciones, sobre todo cuando hay un golpe por medio, lo cierto es que no era un secreto para nadie en el Donbás que sectores muy concretos, ligados a la fiscalía, por ejemplo, tenían más que simpatías manifiestas por Ucrania y que hacían poco por combatir a los corruptos. Esto había provocado que el fiscal general de Luganks fuese depuesto el mes de octubre. Por el contrario, uno de los negociadores de los Acuerdos de Minsk por Luganks, que había dicho no hace mucho que Luganks no vería con malos ojos la unificación con Ucrania, sigue en su puesto.

El hecho de que Donetsk haya acudido en ayuda de Luganks dice muy a las claras quién tiene la fuerza en el Donbás, además de la razón. Quien visite Donetsk y Luganks percibe diferencias tan claras como entre la noche y el día. Donetsk es un Estado, o trabaja para serlo, con un desarrollo activo de la industria, con un claro impulso a la reconstrución de las zonas destruidas por la agresión neonazi ucraniana. Luganks es todo lo contrario, con fábricas destruidas y sin el menor atisbo de reconstrucción. Ahora parece que se aclara el por qué de la situación, un dejarlo pudrir para "justificar" la inviabilidad de Luganks como entidad independiente y retornar así al cobijo ucraniano.

La gran pregunta es si Plotnitsky estaba en ese ajo pro-ucraniano o se hacía todo a sus espaldas. Si era este segundo caso, es un incapaz de tomo y lomo que no se enteraba de nada. Por lo tanto, está bien depuesto. Tanto que, desde Moscú, ha presentado su renuncia como presidente por lo que no hay vacío de poder alguno desde el punto de vista legal.

Al mismo tiempo, el golpe y la huida de Plotnitsky a Moscú ponen de relieve que pese a toda la verborrea occidental Rusia no tiene tanta influencia en el Donbás como se pretende. Es evidente que tiene influencia y que sin su ayuda en los primeros momentos tras los referendos de autodeterminación de 2014 no habría sido posible parar y derrotar la invasión neonazi ucraniana. Pero que tenga influencia no quiere decir que tenga autoridad y ahora se ha puesto claramente de manifiesto. Moscú no tiene otra alternativa que aceptar el hecho consumado.

El momento es idóneo para el impulso definitivo hacia la federación o confederación entre Donetsk y Luganks bajo el liderazgo de la primera república al ser tanto económica como demográficamente más poderosa y estar mucho más asentada su situación interna tanto en los ámbitos militares como en los civiles. El Donbás cuenta con algo más de tres millones de habitantes en total, de los que unos 2'2 millones viven en Donetsk y el resto en Luganks. Es decir, el famoso Novorossia o Malorossia puede haber recibido un gran impulso con lo acontecido en Luganks.

Mis contactos allá me cuentan que la discusión sobre la unificación está a nivel de calle en estos momentos y que "la autoridad de Zajarchenko (el presidente de Donetsk) puede introducir un nuevo orden en estos momentos". Después de todo, me dicen y con razon, "es un poco ridículo que una zona geográfica tan pequeña como el Donbás tenga dos gobiernos y dos ejércitos separados".

Puede que los neonazis de Kiev estén disfrutando del espectáculo, pero eso es una suposición. Lo cierto es que todo lo ocurrido desde el día 22 no es en absoluto negativo. Si los neonazis ucranianos estaban esperando un retorno de Luganks o una guerra civil, desde luego que se han llevado una gran decepción.

El Lince

miércoles, 22 de noviembre de 2017

No hay honor entre los ladrones

Occidente es hoy el principal sostenedor del fascismo y del racismo en todas sus formas. Como buena metrópoli que ha sido de la práctica totalidad de los pueblos del mundo y que le gustaría seguir siendo. Quienes aún os creéis el cuento para niños de los "valores occidentales" tenéis un nuevo motivo para hacerlo. Como decía con la película "Sopa de ganso", tenéis que creer el cuento que os cuentan, no lo que vean vuestros ojos.

En esta ocasión os voy a ayudar a que vuestros ojos vean porque los propagandistas habituales, antes llamados medios de comunicación, no lo van a hacer. El relato es único; lo que ven los ojos, también.

Estos días la ONU está terminando su 72 período de sesiones. Es decir, que lleva 72 años haciendo lo mismo. Entre las cosas de las que se ocupa hay de todo tipo, pelaje y condición (este año se van a tratar 168 cuestiones en total) y no es que sirvan para mucho, excepto para ahogar a los pueblos como ocurre ahora mismo con Corea del Norte y las sanciones que se le impusieron en septiembre y que han dejado al país, literalmente, a dos dedos de la muerte.

Una de las resoluciones, que se viene presentando desde el año 2005, tiene que ver con la condena de la glorificación del nazismo y del racismo en todas sus formas y fue votada el pasado 16 de noviembre. Desde hace cuatro años, hay dos países que la rechazan, EEUU y Ucrania, mientras que todo el resto de países occidentales (incluyendo en ellos a Japón y Corea del Sur) se abstienen. El resultado ha sido 125 votos a favor de la condena del nazismo, 2 en contra y 51 abstenciones. No es la primera vez que os hablo de ello, ya lo hice en otras ocasiones y el patrón de comportamiento occidental sigue siendo el mismo.

Es conmovedor ver a gobiernos supuestamente progresistas, como los de Portugal (donde están los comunistas en el mismo) o de Grecia (con la inefable Syriza) absteniéndose en la votación para no romper la unanimidad de la Unión Europea. Y luego hay gente que dice ir de "progre" y que defiende que la moribunda UE es necesaria (Varoufakis, por ejemplo) y que se puede reformar. Si no son capaces de romper la disciplina en algo tan inocuo como una resolución de la ONU que no obliga a nadie puesto que las resoluciones que aprueba la Asamblea General solo tienen un valor moral, apaga y vámonos.

Lo he dicho y lo repetiré: dentro de la UE no hay vida (como también pone de manifiesto lo ocurrido con Catalunya), y solo es posible vivir fuera de la misma. Esta votación, aunque simbólica, tiene el valor de poner a cada quien en su lugar y en hacer ver -pero para eso hay que tener los ojos abiertos o, al menos, no creer lo que te dicen sobre los famosos "valores occidentales"- que la extensión del fascismo en todo el mundo no es casual: el fascismo es una manifestación del capitalismo cuando los privilegios de la burguesía están en peligro, cuando no basta el liberalismo para defenderlos.

No hay argumentación alguna para defender esta postura de apoyo tácito al nazismo por parte de la UE. Sí la hay por EEUU y deja a las claras qué es ese hatajo de ladrones a quienes se conoce como Occidente: "Esta resolución es un juego de poder anual de una nación sobre sus vecinos soberanos. Intenta ejercer una esfera de influencia sobre una región y se esfuerza por criminalizar la libertad de expresión sin ningún esfuerzo genuino para combatir eficazmente el nazismo real, la discriminación o el antisemitismo", dijo la representante de EEUU y sus lacayos europeos aplaudieron.

Porque se da la circunstancia de que esta resolución es presentada por Rusia (país al que alude EEUU) junto a Bielorrusia, Kazajstán, China, Cuba, Venezuela y Angola. Es decir, que tres de los países que sufrieron directamente la barbarie nazi cuando formaban parte de la URSS lo único que hacen es un juego de poder y criminalizar la libertad de expresión según el muy democrático Occidente, ese que da lecciones a todos. Basta señalar que Rusia, Bielorrusia y Kazajstán decidieron presentar en 2005, y desde entonces todos los años, esta resolución como muestra de su rechazo al revisionismo y falsificación histórica que se viene haciendo en Occidente sobre a derrota nazi que se debió, en un 80%, al Ejército Rojo y a la minimización de los casi 30 millones de muertos (la mitad del total que hubo en la II Guerra Mundial) causados entre la población soviética. Lo mismo vale para China, con su denuncia del fascismo japonés. Y, por cierto, Israel votó a favor de la resolución.

En la resolución se dicen cosas como ésta:

4. Expresa profunda preocupación por cualquier forma de glorificación del movimiento nazi, del neonazismo y de quienes fueron en su día miembros de la organización Waffen-SS, por medios como la construcción de monumentos conmemorativos y la organización de manifestaciones públicas para glorificar el pasado nazi, el movimiento nazi y el neonazismo, así como mediante la declaración o el intento de declarar a esos miembros y a quienes lucharon contra la coalición antihitleriana y colaboraron con el movimiento nazi participantes en movimientos de liberación nacional.

O esta otra:

15. Destaca que las prácticas descritas anteriormente deshonran la memoria de las innumerables víctimas de crímenes de lesa humanidad cometidos durante la Segunda Guerra Mundial, en particular los cometidos por la organización SS y por quienes lucharon contra la coalición antihitleriana y colaboraron con el movimiento nazi, y pueden influir negativamente en los niños y los jóvenes, y que el hecho de que los Estados no adopten medidas eficaces para acabar con esas prácticas es incompatible con las obligaciones que incumben a los Estados Miembros de las Naciones Unidas en virtud de su Carta, incluidas las relacionadas con los propósitos y principios de la Organización.

Por si tenéis interés en la votación, la podéis ver aquí.

Cuando se ve a Occidente respaldando sin matices a los nazis ucranianos, cuando se ve a la OTAN elevando a la categoría de héroes a los colaboracionistas de los nazis en los países bálticos (que también se han abstenido) y cuando el ascenso del fascismo es alentado por todo el capital europeo, con marchas de neonazis institucionalizadas, se pone de relieve que no hay honor entre ladrones.

Porque eso es hoy Occidente, una cueva de ladrones que dice que tiene valores democráticos aunque lo que ven los ojos es el uniforme nazi que envuelve su bandera.

El Lince

lunes, 20 de noviembre de 2017

La verdad en una sopa de ganso

Para nadie de quienes leéis ésto es un secreto que soy un marxista doble. En su vertiente de Karl y en su vertiente de Groucho. Del primero tenéis ejemplos casi diarios, del segundo también alguno que otro. En esta ocasión voy con el segundo para terminar (con alguna reserva, hasta el miércoles) la trilogía sobre Líbano y abordar otros asuntos.

Una de las películas con que más disfruto de los Hermanos Marx es "Sopa de ganso" y hay una escena en la que Groucho le dice a su chica que no crea lo que están viendo sus ojos, a otro en su habitación, sino que le crea a él. Pues eso mismo es lo que está pasando ahora en Líbano con la historieta de Hariri. Todo el mundo ha visto que ha sido secuestrado por Arabia Saudita, que ha tenido que ser rescatado por Francia -gracias a que también tiene la nacionalidad francesa- y que su renuncia como primer ministro de Líbano ha sido impuesta por los sauditas para intentar romper el equilibrio existente entre sunníes y el resto de comunidades políticas y religiosas, tanto shiíes como cristianas, en Líbano con la finalidad de dar vía libre a una agresión, incluyendo militar, contra Hizbulá.

Esto mismo lo han dicho varios que lo han visto con sus ojos, como el ministro de Asuntes Exteriores alemán, el presidente libanés, el emir de Qatar, el de los Emiratos Árabes Unidos e, incluso, el presidente de Egipto. Es tan obvio, como que dos de los hijos de Hariri están mantenidos a la fuerza en Riad como "rehenes", que ya no lo discuten ni los propios sunníes libanesses, que no ocultan que hoy por hoy Hariri, su principal dirigente, es una marioneta en manos de sauditas y franceses.

Sin embargo Hariri, en la mejor tradición de "Sopa de ganso", está diciendo a su gente que no crea lo que ven sus ojos sino que crea lo que él dice. No ha sido secuestrado, sus hijos están en Riad "por estudios" y su renuncia como primer ministro, y aún no ha pisado Líbano para defenderla, se debe al "control" por Hizbulá (e Irán, el malo malísimo) de la política en Líbano. Dice que volverá a Líbano el día 22 (salió el día 3 hacia Riad y allí le hicieron dimitir) y que defenderá su postura, pero mañana, antes de pisar Beirut, visitará Egipto para "acercar posturas".

Como el guión está escrito, volverá con el mantra de Hizbulá y de Irán y los políticos libaneses, los sunníes, tendrán que decidir si aceptan lo que dice Hariri o lo que ven con sus ojos. La indignación popular contra él, contra la flagrante injerencia saudita y francesa es de tal calibre que no lo tiene nada fácil. Y como no lo tiene nada fácil, los israelíes están enredando con los cristianos falangistas y los sauditas con la Liga Árabe, en una reunión de urgencia y extraordinaria que ha tenido ese domingo, condenando "la agresión de Irán y de Hizbulá" que "amenazan la seguridad nacional árabe".

El primer intento de sacudir la estabilidad política libanesa ha fallado, pero eso no significa que el segundo intento también lo haga. Por si acaso, Hizbulá ha puesto a su gente en "alerta máxima" ante estas maniobras, en las que no se descarta -ni por parte de esta organización ni del Estado libanés- la posibilidad de algún atentado que haga saltar todo por los aires.

En este sentido, hay un movimiento que no tiene que pasar desapercibido: Siria ha dicho que "Hizbulá no estará sola en caso de ataque" contra esta organización. Eso no significa que Siria entrase directamente en el conflicto, pero sí que los miles de combatientes que hay en Siria apoyando al gobierno harían lo propio con Hizbulá.

El miércoles sabremos si los intentos de desestabilización interna en todos los ámbitos, políticos, económicos y de seguridad, tienen algún recorrido. Estaremos ante la verdad de una sopa de ganso como en la película: si se cree lo que diga Hariri o lo que ven los ojos.

Todo está pasando cuando la guerra en Siria termina con una derrota aplastante del eje EEUU-Israel-Arabia Saudita y el fracaso definitivo del "Nuevo Oriente Medio" de Bush y sus seguidores. Y cuando surge un nuevo eje, Rusia-Irán-Turquía (este último país aún no definido del todo). Arabia Saudita se está jugando todo a una sola carta y, como alguien ha dicho, "el miedo saudita [a su pérdida de poder, incluso a nivel interno puesto que el país no es más que un conglomerado de intereses personales y tribales, ahora en cuestión] puede apresurar una explosión regional".

El Lince

viernes, 17 de noviembre de 2017

Entre la compra-venta, los cristianos

El martes se conoció el documento del Ministerio de Asuntos Exteriores de Arabia Saudita en el que planteaba la venta de Palestina para poder comprar la agresión contra Irán. El régimen fascista de Israel está tan encantado con sus nuevos amigos que ayer ofreció formalmente "colaboración y ayuda" a los sauditas en cuestiones de inteligencia contra Irán. Y para que no quedasen dudas al respecto, lo hizo en declaraciones del jefe del ejército a un medio de propaganda saudita.

Es la primera vez que un jefe militar israelí tiene una tribuna pública en Arabia Saudita, lo que indica cómo están las cosas. Es la confirmación de una alianza por necesidad, una muestra del pánico de ambos porque sí, el aumento del poder de Irán ha ido en paralelo al descenso del poder de Arabia Saudita e Israel. Fracaso en Irak, fracaso en Siria, fracaso en Qatar. Incluso en el Kurdistán iraquí. Y, sobre todo, fracaso en Líbano. En dos de esos escenarios, Líbano y Siria, aparece un mismo elemento: Hizbulá. Convertido ya en el mayor enemigo de ambos, es visto como la extensión territorial de Irán (con una parte de verdad y con muchas, muchas más mentiras manifiestas).

Y este pánico se expresa con toda rotundidad en el momento, y no es casual, de la derrota de la organización llamada Estado Islámico en gran parte debida a Hizbulá.

Aunque tanto el régimen fascista de Israel como Arabia Saudita tienen un largo historial de amenazas vacías, sobre todo el segundo, y propensión hacia la grandilocuencia el paso que han dado ahora sube un nivel y hace la amenaza de guerra más plausible.

Sin embargo, hay un sin embargo. Ambos se han centrado en el eslabón más débil, Líbano, y los sauditas han secuestrado -literalmente- al primer ministro libanés para provocar su dimisión y buscar la desestabilización de Líbano intentando sublevar a los sunníes. Que Hariri ha sido secuestrado se manifiesta en que el presidente francés - Hariri tiene también nacionalidad francesa- haya tenido que acudir a Riad a negociar con el sátrapa Bin Salman una salida hacia París. En esas se está ahora. Hariri aún no ha vuelto a Líbano desde el día 3 y su dimisión, por lo tanto, no ha sido aceptada por el presidente Michel Aoun. Y cuando logre salir hacia París tiene, inevitablemente, que volver a Líbano y defender su dimisión. Los sunníes libaneses no están ahora en su mejor momento, al ver cómo su principal dirigente es una marioneta en manos de sauditas y franceses.

Por lo tanto, surgen los primeros inconvenientes en el trabajo de desacreditar a Hizbulá que se ha permitido el lujo incluso de defender a Hariri y ser el primero en hablar de secuestro, como se ha comprobado. De nuevo la popularidad de Hizbulá se mantiene. Habla, da la cara y actúa.

Así que mientras sauditas e israelíes esperan a que se calmen un poco las aguas entre los sunníes por el secuestro de Hariri, les toca a los segundos el reparto de papeles y su entrada en escena.

El régimen fascista de Israel tiene unas excelentes relaciones con el sector más derechista de los cristianos maronitas libaneses, históricamente vinculados al fascismo. Es la Falange Libanesa, el Kataeb, creada en los años 30 del siglo pasado a imagen y semejanza de la Falange española. El Kataeb colaboró con los israelíes siempre: combatieron a los palestinos en 1975, perpetraron las matanzas de palestinos en los campos de refugiados de Sabra y Chatila en 1982, y buena parte de sus miembros formaron parte del llamado Ejército del Sur de Líbano que colaboró con los israelíes durante ocupación de esa parte de Líbano entre 1982 y 2000, hasta la derrota que sufrieron a manos de Hizbulá.

Este sector, aunque ahora está un poco de capa caída y ha tenido diferentes escisiones, aún tiene capacidad de movilización aunque en estos momentos los cristianos maronitas son mayoritariamente afines al Movimiento Patriótico Libre del actual presidente de Líbano, Michel Aoun. El MPL tiene una alianza con Hizbulá desde el año 2006 y, como os conté, sus militantes y simpatizantes abrieron sus casas, literalmente, para los habitantes del barrio shií del Dahiye, el feudo de Hizbulá en Beirut, cuando fue bombardeado por el régimen fascista de Israel en la guerra de 2006.

Los cristianos deben mucho a Hizbulá, y no solo en Líbano. En Siria, Hizbulá liberó la localidad de Maalula, la cuna de los cristianos asirios y donde todavía se habla el arameo que había sido tomada por los yihadistas, que saquearon las iglesias y secuestraron curas y monjas. En Siria, las aldeas cristianas del Qalamún han recuperado su vida, sus imágenes religiosas, cuadros y objetos de las iglesias, saqueadas por los islamistas, gracias a Hizbulá.

Cuando Hizbulá logró la victoria contra el régimen israelí en el año 2000 respetó escrupulosamente a sus enemigos de entonces, vinculados al Ejército del Sur de Líbano. A ellos y a sus propiedades. Ayudó a la reconstrucción de las aldeas cristianas y algunos de ellos, como los de Marjayoun, donde se asientan las tropas españolas de la FINUL, por ejemplo, devolvieron el favor ofreciendo té y pastas a los invasores israelíes el año 2006. De nuevo victoria de Hizbulá y de nuevo el más escrupuloso respeto a los cristianos.

La mayor instancia religiosa de los cristianos maronitas muestra un apoyo sin fisuras a Hizbulá y son muy habituales las declaraciones de cristianos de todo tipo, de a pie y famosos, que defienden a Hizbulá. Esta es una pequeña muestra, la actriz libanesa Nadine Al Rassi defendiendo a Hizbulá en una entrevista de televisión y diciendo que reza por esta organización día y noche porque "¿quién nos protege hoy"? Pinchad en los subtítulos, en inglés.


El régimen fascista de Israel considera que los cristianos maronitas son ahora el sector más débil de Líbano y a quienes hay que dividir. El presidente Aoun es un firme aliado de Hizbulá y partidario de que las armas de esta organización sigan donde están mientras continúe la amenaza israelí y no se devuelvan las Granjas de la Shebaa, una zona ocupada libanesa al sur del país. Pero Aoun es una persona ya mayor, tiene 84 años, por lo que su salida del poder es una cuestión de tiempo, de poco tiempo. Su mandato termina en 2021, si vive para entonces. Hay que promover, por lo tanto, a su sucesor. Y es aquí donde entra el tándem Israel-Arabia Saudita puesto que los primeros presionarán a sus tradicionales aliados falangistas y los segundos a los sunníes para que apoyen al candidato anti-Hizbulá. Porque según la Constitución libanesa, herencia del colonialismo francés, el presidente de Líbano tiene que ser un cristiano.

En la compra-venta que estamos viendo ahora con Irán-Hizbulá de una parte y Palestina por otra, aparece el gran perjudicado: los cristianos maronitas libaneses. De su capacidad para resistir los embates israelo-sauditas (y occidentales, pues no hay que olvidar que EEUU y la UE consideran a Hizbulá "organización terrorista") dependerá el futuro no solo de Líbano, sino de toda la región.

El Lince