viernes, 17 de noviembre de 2017

Entre la compra-venta, los cristianos

El martes se conoció el documento del Ministerio de Asuntos Exteriores de Arabia Saudita en el que planteaba la venta de Palestina para poder comprar la agresión contra Irán. El régimen fascista de Israel está tan encantado con sus nuevos amigos que ayer ofreció formalmente "colaboración y ayuda" a los sauditas en cuestiones de inteligencia contra Irán. Y para que no quedasen dudas al respecto, lo hizo en declaraciones del jefe del ejército a un medio de propaganda saudita.

Es la primera vez que un jefe militar israelí tiene una tribuna pública en Arabia Saudita, lo que indica cómo están las cosas. Es la confirmación de una alianza por necesidad, una muestra del pánico de ambos porque sí, el aumento del poder de Irán ha ido en paralelo al descenso del poder de Arabia Saudita e Israel. Fracaso en Irak, fracaso en Siria, fracaso en Qatar. Incluso en el Kurdistán iraquí. Y, sobre todo, fracaso en Líbano. En dos de esos escenarios, Líbano y Siria, aparece un mismo elemento: Hizbulá. Convertido ya en el mayor enemigo de ambos, es visto como la extensión territorial de Irán (con una parte de verdad y con muchas, muchas más mentiras manifiestas).

Y este pánico se expresa con toda rotundidad en el momento, y no es casual, de la derrota de la organización llamada Estado Islámico en gran parte debida a Hizbulá.

Aunque tanto el régimen fascista de Israel como Arabia Saudita tienen un largo historial de amenazas vacías, sobre todo el segundo, y propensión hacia la grandilocuencia el paso que han dado ahora sube un nivel y hace la amenaza de guerra más plausible.

Sin embargo, hay un sin embargo. Ambos se han centrado en el eslabón más débil, Líbano, y los sauditas han secuestrado -literalmente- al primer ministro libanés para provocar su dimisión y buscar la desestabilización de Líbano intentando sublevar a los sunníes. Que Hariri ha sido secuestrado se manifiesta en que el presidente francés - Hariri tiene también nacionalidad francesa- haya tenido que acudir a Riad a negociar con el sátrapa Bin Salman una salida hacia París. En esas se está ahora. Hariri aún no ha vuelto a Líbano desde el día 3 y su dimisión, por lo tanto, no ha sido aceptada por el presidente Michel Aoun. Y cuando logre salir hacia París tiene, inevitablemente, que volver a Líbano y defender su dimisión. Los sunníes libaneses no están ahora en su mejor momento, al ver cómo su principal dirigente es una marioneta en manos de sauditas y franceses.

Por lo tanto, surgen los primeros inconvenientes en el trabajo de desacreditar a Hizbulá que se ha permitido el lujo incluso de defender a Hariri y ser el primero en hablar de secuestro, como se ha comprobado. De nuevo la popularidad de Hizbulá se mantiene. Habla, da la cara y actúa.

Así que mientras sauditas e israelíes esperan a que se calmen un poco las aguas entre los sunníes por el secuestro de Hariri, les toca a los segundos el reparto de papeles y su entrada en escena.

El régimen fascista de Israel tiene unas excelentes relaciones con el sector más derechista de los cristianos maronitas libaneses, históricamente vinculados al fascismo. Es la Falange Libanesa, el Kataeb, creada en los años 30 del siglo pasado a imagen y semejanza de la Falange española. El Kataeb colaboró con los israelíes siempre: combatieron a los palestinos en 1975, perpetraron las matanzas de palestinos en los campos de refugiados de Sabra y Chatila en 1982, y buena parte de sus miembros formaron parte del llamado Ejército del Sur de Líbano que colaboró con los israelíes durante ocupación de esa parte de Líbano entre 1982 y 2000, hasta la derrota que sufrieron a manos de Hizbulá.

Este sector, aunque ahora está un poco de capa caída y ha tenido diferentes escisiones, aún tiene capacidad de movilización aunque en estos momentos los cristianos maronitas son mayoritariamente afines al Movimiento Patriótico Libre del actual presidente de Líbano, Michel Aoun. El MPL tiene una alianza con Hizbulá desde el año 2006 y, como os conté, sus militantes y simpatizantes abrieron sus casas, literalmente, para los habitantes del barrio shií del Dahiye, el feudo de Hizbulá en Beirut, cuando fue bombardeado por el régimen fascista de Israel en la guerra de 2006.

Los cristianos deben mucho a Hizbulá, y no solo en Líbano. En Siria, Hizbulá liberó la localidad de Maalula, la cuna de los cristianos asirios y donde todavía se habla el arameo que había sido tomada por los yihadistas, que saquearon las iglesias y secuestraron curas y monjas. En Siria, las aldeas cristianas del Qalamún han recuperado su vida, sus imágenes religiosas, cuadros y objetos de las iglesias, saqueadas por los islamistas, gracias a Hizbulá.

Cuando Hizbulá logró la victoria contra el régimen israelí en el año 2000 respetó escrupulosamente a sus enemigos de entonces, vinculados al Ejército del Sur de Líbano. A ellos y a sus propiedades. Ayudó a la reconstrucción de las aldeas cristianas y algunos de ellos, como los de Marjayoun, donde se asientan las tropas españolas de la FINUL, por ejemplo, devolvieron el favor ofreciendo té y pastas a los invasores israelíes el año 2006. De nuevo victoria de Hizbulá y de nuevo el más escrupuloso respeto a los cristianos.

La mayor instancia religiosa de los cristianos maronitas muestra un apoyo sin fisuras a Hizbulá y son muy habituales las declaraciones de cristianos de todo tipo, de a pie y famosos, que defienden a Hizbulá. Esta es una pequeña muestra, la actriz libanesa Nadine Al Rassi defendiendo a Hizbulá en una entrevista de televisión y diciendo que reza por esta organización día y noche porque "¿quién nos protege hoy"? Pinchad en los subtítulos, en inglés.


El régimen fascista de Israel considera que los cristianos maronitas son ahora el sector más débil de Líbano y a quienes hay que dividir. El presidente Aoun es un firme aliado de Hizbulá y partidario de que las armas de esta organización sigan donde están mientras continúe la amenaza israelí y no se devuelvan las Granjas de la Shebaa, una zona ocupada libanesa al sur del país. Pero Aoun es una persona ya mayor, tiene 84 años, por lo que su salida del poder es una cuestión de tiempo, de poco tiempo. Su mandato termina en 2021, si vive para entonces. Hay que promover, por lo tanto, a su sucesor. Y es aquí donde entra el tándem Israel-Arabia Saudita puesto que los primeros presionarán a sus tradicionales aliados falangistas y los segundos a los sunníes para que apoyen al candidato anti-Hizbulá. Porque según la Constitución libanesa, herencia del colonialismo francés, el presidente de Líbano tiene que ser un cristiano.

En la compra-venta que estamos viendo ahora con Irán-Hizbulá de una parte y Palestina por otra, aparece el gran perjudicado: los cristianos maronitas libaneses. De su capacidad para resistir los embates israelo-sauditas (y occidentales, pues no hay que olvidar que EEUU y la UE consideran a Hizbulá "organización terrorista") dependerá el futuro no solo de Líbano, sino de toda la región.

El Lince

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Vender Palestina para comprar Irán

La demostración de fuerza de los CDR catalanes el pasado día 8 ha sido similar a la de un terremoto: ha hecho temblar a todo el mundo (de orden). La burguesía catalana se ha dado cuenta de forma palmaria que no tiene el control de la calle y que está siendo sobrepasada, de ahí los llamamientos, los intentos, las recomposiciones para dar una cierta marcha atrás en el proceso independentista que estamos viendo desde ese día. O volvemos a controlar el proceso o se nos va definitivamente de las manos. Esa es la nueva apuesta del sector burgués y su intento de recomposición para retomar el control del proceso independentista.

Así que mientras doy un tiempo para ver como evolucionan las cosas en Catalunya retomo uno de los aspectos cruciales para el devenir del mundo (junto al petroyuan chino, Corea del Norte y Siria, con una muy curiosa neoposición de los kurdos): la huida hacia adelante de Arabia Saudita, un reino en descomposición que solo puede sobrevivir si alienta una guerra contra Irán a corto plazo.

Arabia Saudita está al borde del abismo, y como consecuencia de ello Oriente Próximo está al borde de la guerra. Nos estamos quedando en los pequeños detalles, como la impuesta (por Arabia Saudita) renuncia del primer ministro libanés o la detención de ciertos príncipes y burócratas sauditas, pero todo lo que está sucediendo no es otra cosa que el preludio de la guerra final o mejor, del intento final -puesto que todos los anteriores han fracasado estrepitosamente, desde Líbano a Yemen pasando por Irak y Siria- de "evitar" lo que los medios de propaganda occidentales llaman "el creciente poder de Irán".

Quienes han ido perdiendo una y otra vez no solo han sido los sauditas, sino también Israel y EEUU. Pero son los primeros, los sauditas, quienes están al borde del abismo, de la desaparición de la casa Saud. El wahabismo está dando sus últimos estertores y en ello ha tenido mucho que ver la guerra de Siria y la derrota de los yihadistas es ya un hecho que nadie cuestiona. Esto ha provocado que la vieja Arabia Saudita se haya desmoronado como un castillo de naipes. Aunque el estado no va a desaparecer, sí está surgiendo uno nuevo, basado en diferentes alianzas.

Esas alianzas son claras: Arabia Saudita, Israel y EEUU. Para que estas alianzas se solidifiquen aún más Arabia Saudita tiene que convertirse en un país "moderado" y con pocas influencias del pasado. Así hay que interpretar la purga que se ha puesto en marcha contra príncipes y ex ministros con la excusa de combatir la corrupción y que solo es una primera fase de esta estrategia de nuevas alianzas. Hay que contentar al pueblo con lo pequeño para que trague con lo gordo. Lo más significativo es que el nuevo sátrapa, Muhammad Bin Salman, ha logrado controlar lo que parecía más difícil: el Consejo Oficial de Ulemas. Es decir, controla el poder real en Arabia Saudita: el religioso.

Esta fase era la más difícil puesto que es en ella donde se asienta el poder del wahabismo. Controlada, las fatwas, los edictos religiosos pasan a estar dirigidos por el nuevo poder y también la influencia sobre el resto de musulmanes sunníes.

Pero esta fase no es más que la primera, y la más necesaria, antes de la segunda: el enfrentamiento militar a gran escala contra el único enemigo, Irán.

Para que ello sea posible hay que ir arrojando lastre por el camino, y lo primero es Palestina. Es más que conocido que desde hace años Arabia Saudita está buscando la fórmula para establecer relaciones directas (ahora las tiene indirectas) con Israel. Pues bien, un documento del Ministerio de Asuntos Exteriores saudita dado a conocer ayer expone, negro sobre blanco, lo que tiene que hacer el país para "establecer relaciones entre Arabia Saudita e Israel sobre la base de la asociación estratégica con EEUU".

El documento se recrea en los esfuerzos de EEUU para que sauditas e israelíes firmen la paz (una de las iniciativas de Trump), recoge el intercambio de visitas que se han hecho ambos y revela las concesiones que Arabia Saudita está dispuesta a hacer para "liquidar el problema palestino" y, a cambio, contar con el apoyo israelí para "contener a Irán" y, por supuesto, a Hizbulá.

El documento afirma que para que el acuerdo entre los tres países sea "eficaz y movilice a otros países árabes y musulmanes hacia una solución [en el sentido que propone] tiene que haber una solución a la cuestión palestina porque solo así se ganará legimitidad" [de dicho acuerdo].

"El acercamiento de Arabia Saudita con Israel implica un riesgo para los pueblos musulmanes porque la causa palestina representa un patrimonio espiritual, histórico y religioso. Este riesgo no será asumido a menos que la orientación de EEUU contra Irán sea sincero, puesto que Irán está desestabilizando la región a través de su patrocinio del terrorismo y las políticas de sectarismo e interferencia en los asuntos de los demás, comportamiento que el mundo musulmán ha condenado unánimemente de manera formal a través de la Conferencia de la Organización de la Conferencia Islámica celebrada en Estambul en abril de 2016", se dice textualmente.

El documento plantea que dado que Israel es el único país con armas nucleares en Oriente Próximo, "o bien se le da al Reino [Arabia Saudita] tal elemento de disuasión o se despoja de él a Israel". Eso servirá para que Arabia Saudita "aproveche sus capacidades diplomáticas y las relaciones políticas con la Autoridad Palestina y los países árabes e islámicos para facilitar la búsqueda de soluciones razonables, aceptables e innovadoras en temas polémicos en los artículos contenidos en la iniciativa de paz árabe [se refiere a la presentada en 2002 y renovada en 2006], ofreciendo soluciones creativas a los dos principales problemas: Jerusalén y los refugiados palestinos".

Jerusalén, para los sauditas, estaría sometida a una soberanía internacional según las resoluciones de la ONU de 1947, es decir, administrada por la ONU, y los refugiados se quedan en los países donde están. Es decir, se renuncia de forma expresa al derecho al retorno, también reconocido por la ONU. "El Reino puede contribuir con un papel positivo en la resolución del problema de los refugiados apoyando propuestas innovadoras y audaces como cancelar la recomendación de la Liga de los Estados Árabes, en vigor desde la década de 1950, haciendo un llamamiento a la no naturalización de la nacionalidad palestina [es decir, que los palestinos que nacen en los campos de refugiados ya no lo son, serían ciudadanos del país donde nacen y no palestinos], y distribuir a los refugiados palestinos en los países árabes y darles la nacionalidad para que se establezcan en ellos". Esto requeriría "un acuerdo de asociación con el presidente Trump, seguido de una reunión de los ministros de relaciones exteriores de la región, a invitación de EEUU, para obtener la aceptación de las partes".

Se allanaría así el camino para que Arabia Saudita tuviese "un papel más efectivo para apoyar y movilizar a otros [países árabes y musulmanes] hacia una solución que logre una nueva era de paz y de prosperidad entre Israel y el mundo árabe e islámico". Todo ello aderezado con una "cooperación intensiva de inteligencia en la lucha contra el crimen organizado y el tráfico de drogas respaldado por Irán y Hizbulá". Ya os dije que la campaña de las drogas y Hizbulá iba a salir, y ya está aquí.

El documento reconoce que "al comienzo, la normalización no será aceptable para la opinión pública en el mundo árabe, pero Arabia Saudita cree que la compatibilidad de las tecnologías israelíes con las capacidades económicas de los estados del Golfo y el tamaño de sus mercados y la energía humana librarán el potencial del Medio Oriente y lograrán prosperidad, estabilidad y paz".

Sin embargo, "el conflicto israelo-palestino ha sido utilizado por los extremistas para justificar sus acciones y ha distraído a los actores regionales de centrarse en la principal amenaza para la región: Irán".

Por lo tanto, "el acercamiento de Arabia Saudita a Israel tiene que contribuir a dar respuesta a las políticas agresivas de Irán en Medio Oriente"; debe ir acompañado de "un sincero enfoque estadounidense hacia Irán, es decir, aumentar las sanciones y reexaminar el acuerdo nuclear para garantizar la implementación de sus términos real y estrictamente, así como limitar el acceso de Irán a sus activos congelados y explotar el deterioro de la situación económica de Irán y comercializarlo para aumentar la presión sobre el régimen iraní desde adentro".

Supongo que ahora se entiende mucho mejor tanto la cuestión de Líbano como la postura de la mal llamada Autoridad Palestina, cuyo "presidente" fue llamado a Riad la semana pasada para ponerle las pilas tanto en lo que respecta al acuerdo con Hamás (y ya se está notando esas amenazas puesto que el lunes comenzaron, otra vez, los problemas en el paso fronterizo con Egipto de Rafá, en Gaza, por desavenencias entre Hamás y Fatah), y los sauditas lo hicieron en respuesta a la visita que dirigentes de Hamás realizaron a Irán a finales de octubre.

Si se tiene en cuenta que el pasado día 3 de noviembre se filtró un cable del Ministerio de Asuntos Exteriores israelí en el que se daban instrucciones a todas las embajadas para que apoyasen la postura de Arabia Saudita con respecto a Líbano, se pone en todo su valor el citado documento saudita. El primer ministro libanés renunció un día más tarde de ese cable, el 4 de noviembre, con la acusación fundamental de que Hizbulá "controla" Líbano. Y la semana pasada Arabia Saudita dijo, ni más ni menos, que Líbano le había declarado la guerra porque los huzíes de Yemen lanzaron un misil contra un aeropuerto saudita y acusó de ello a Hizbulá y al propio Irán.

Pero Líbano ya de por sí da para un nuevo comentario, porque la jugada de hacer dimitir a Hariri, el primer ministro, está teniendo, por ahora, el efecto contrario al pretendido y ahora mismo los sunníes libaneses están en estado de shock tanto por el estado en el que apareció en una entrevista televisiva como por el discurso que ofreció, pobre, sin contenidos y más centrado en Irán y en Hizbulá que en Líbano.

El Lince

lunes, 13 de noviembre de 2017

El grito y el mito

Hace ya unos años hice un programa de radio con este nombre, "El grito y el mito", donde mezclaba la música con el resurgimiento de la izquierda en el mundo. O mejor, donde enlazaba la música con la izquierda y lo que representaba la una para la otra. Si hablaba de Uruguay, por poner un ejemplo reciente, del Frente Amplio, de Liber Seregni, o de los Tupamaros ponía música de Daniel Viglietti y explicaba cómo la una iba muy de la mano de la otra. Hay una anécdota que lo define muy bien y es que una vez Daniel Viglietti participó en un asalto a una entidad bancaria para proveer de fondos a su organización política y algunos de los clientes de ese banco en cuestión le saludaron porque habían asistido a alguno de su conciertos -estaba comenzando su carrera como cantautor-, así que con buen criterio tanto su organización como él mismo decidieron que lo mejor que podía hacer era cantar y dejarse de atracos. Así se llegaba a más gente. Y llegó. Daniel Viglietti se convirtió en un referente, cultural y político para mucha gente dentro y fuera de Uruguay.

Durante los años que el programa estuvo en antena, y que tuve que dejar por un cambio de residencia, puse todo tipo de música y de ahí que lo que veis en esta página no sea otra cosa que la herencia y las brasas de aquello.

Pues rememorando aquella etapa de mi vida, retomo el título para hablar de lo que ocurre en Catalunya y de la decisión de la CUP de presentarse a las elecciones autonómicas convocadas por el gobierno español tras hacerse con el control burocrático de la Generalitat, que no de la calle ni de buena parte del territorio.

El debate interno dentro de la CUP no estuvo en si participar o no en ellas, sino en qué fórmula y con qué planteamientos. La abrumadora mayoría de militantes que decidió ir con sus propias siglas pone de relieve el papel que han jugado los Comités de Defensa de la República (CDR) tras su éxito a la hora de parar todo el transporte por carretera de Catalunya el pasado día 8 y lo que os dije, que la calle está comenzando a desbordar a quienes han apostado hasta ahora por reaccionar de manera contenida a la agresión del régimen neofranquista (y monárquico) del 78. Aquí no entra la CUP, pero lo que se ha hecho en la asamblea del domingo ha sido continuar el proceso de desbordamiento al "establecimiento" catalán y evitar que haya la menor tentación de dar marcha atrás.

Se sigue sin entender -esto va por Tobías- que el proceso que se esta desarrollando en Catalunya no está protagonizado por ninguna élite ni política ni económica. Ya no. Ahora está en las manos de los CDR y todo el mundo es consciente de ello. Todo el mundo dentro de Catalunya, por supuesto. Fuera de él lo que hay son gritos y mitos, incluso dentro de la pretendida izquierda. Porque eso de la plurinacionalidad que dice entender y defender Unidos Podemos queda desmentido en la práctica. Y más cuando después de dos años largos al frente de ayuntamientos ha constatado que las instituciones están diseñadas por el poder y que, por lo tanto, ningún poder va a hacer nada que perjudique o ponga en cuestión ese poder. La intervención de las cuentas del ayuntamiento de Madrid es un indicativo, el mayor, del proceso recentralizador y autoritario del Estado canalla y de los límites con que se encuentra quien quiere "jugar desde dentro", como se dijo no hace mucho por ese sector "del cambio".

Los marcos son los que son y, por lo tanto, lo más interesante es estar fuera y no dentro. Y si se está dentro, empujar con fuerza desde fuera. En ello no hay ninguna incompatibilidad. Donde sí la hay es en pretender estar solo dentro. La ley, a lo que apela tanto el gobierno español como la moribunda UE, está hecha para que el poder se perpetúe y sólo se podrá cambiar esa ley si desde fuera se empuja para que se cambie.

Que el proceso que se desarrolla en Catalunya está lleno de contradicciones es evidente, pero lo que están haciendo tanto los CDR como la CUP es agudizarlas. Y precisamente por eso, este proceso ya no está dirigido por ninguna élite política ni económica, servidora de una oligarquía propia (catalana) ni ajena (española). Las clases populares, a las que ahora redescubren los "equidistantes", son transversales, mucho, pero están empezando a decir que quieren tener el derecho a decidir todo, desde la independencia hasta los derechos sociales y laborales. Como decía la canción de Txarango, quieren el pan entero y agarrar el horizonte. Pinchad en subtítulos para el idioma que deseéis.



Esta gente de mar, de ríos y de montañas acepta compañías y liderazgos de organizaciones civiles, políticas y sindicales que en condiciones normales serían peligrosas y lo hacen, sí, renunciando a veces a la lucha de clases para potenciar una cohesión social que quiebre el sistema, el régimen neofranquista (y monárquico) del 78 porque ahora no hay otra postura que esa: ruptura, pero desde la izquierda.

La pretendida izquierda reformista ha asumido en buena parte la lógica del Estado canalla, que la "cohesión social" tiene que hacerse desde una postura de súbdito, de renuncia a los valores republicanos y a los derechos sociales. Las multas por manifestarse en el Estado canalla (la famosa "ley mordaza") son de antes de todo el proceso de independencia en Catalunya, por ejemplo. Los famosos "recortes" en derechos sociales no son otra cosa que expolio de lo público por lo privado. Cuando se está inerme ante tanto abuso reformar algo no tiene sentido, el sentido es romper con todo lo anterior. Es recuperar la dignidad, tan necesaria para la lucha solidaria como el pan y las rosas.

No hay otro camino para alcanzar una sociedad decente. Y no hay que olvidar nunca que si hubo una vez en Europa ese tipo de derechos sociales, económicos y culturales fue porque existía la URSS y que una vez roto ese espejo en el que se podían mirar los pueblos lo primero que hizo el capitalismo fue acabar con ellos. Mirad a vuestro alrededor, a vuestra casa y veréis cómo se ha deteriorado todo y que recuperarlo, en estas condiciones, es una quimera absoluta. Esa sí es una quimera, no la ruptura que ahora es posible en Catalunya.

Hay un peligro a largo plazo, la institucionalización de la CUP, y así habría sido si se hubiese aceptado en la asamblea del domingo ir en una coalición unitaria con los otros partidos de la burguesía. Al tomar la postura de ir solos, con sus siglas y únicamente con quien asuma la ruptura, la independencia y sus posturas claramente izquierdistas ese peligro se difumina.


El Lince

jueves, 9 de noviembre de 2017

172 + 10

Dicen los propagandistas del régimen neofranquista (y monárquico) del 78 que la huelga general de ayer en Catalunya, en solidaridad con los miembros del gobierno catalán encarcelados y dos de los dirigentes de asociaciones cívicas, fue un fracaso. Según como se mire, y mirándolo bien es como mejor se ve. Los sindicatos del régimen, y no me refiero a los amarillos clásicos sino a los también amarillos CCOO y UGT, no se sumaron a la misma y eso es cierto que la desvirtuó un tanto en lo referente al seguimiento en las industrias, aunque sí tuvo una amplia repercusión en enseñanza, por ejemplo, y bastante buena en sanidad.

Sin embargo, con ser esto importante, lo realmente relevante es el nuevo paso dado ayer por los Comités de Defensa de la República (CDR): paralizar Catalunya no tanto con la huelga como con los cortes de todo tráfico rodado, puesto que los aeropuertos están en manos de la policía militarizada que se llama Guardia Civil y los puertos, con los policías normales asentados en ellos, trabajaron a rachas.

Aquí, en las carreteras y los ferrocarriles, se demostró que el gobierno español no controla una parte importante del territorio catalán (y ya os dije que es aquí donde se juega la partida, no en las aplicaciones de artículos de la Constitución española como el 155 que anulan la autonomía) y que la República catalana, aún sin tener estructuras creadas como estado, tiene buenos mimbres.

Todos los CDR, creados a instancia de la CUP y a quienes los medios de propaganda del régimen neofranquista (y monárquico) del 78 llaman ya abiertamente "soviets", cumplieron a la perfección con su papel. Si hace unos días os dije que había 101 CDR, ahora son ya 172 los existentes en un fenómeno que sique creciendo. Ayer todos y cada uno de los CDR cortaron las diferentes vías de comunicación de sus pueblos y ciudades, sobre todo las de la frontera con Francia lo que hizo que el tránsito desde y hacia Europa fuese casi inexistente por esa parte. Por ejemplo, en Borrassà, en el Alt Empordà, el paso fronterizo estuvo las 24 horas cortado, lo que hizo que desde Francia se hiciesen llamamientos por radio a los camioneros para evitar ese paso. Foto francesa del corte y su resultado en ese paso.


Eso, por mucho que lo quieran negar los medios de propaganda del régimen neofranquista (y monárquico) del 78, es tan innegable que hoy todos los medios de propaganda franceses tienen que hablar de ello. Esto es de ayer a medio día, lo que indica lo que fue la tónica general.



El Servei Català de Trànsit, formalmente en manos del gobierno español después de aplicar la agresión del artículo 155 de la Constitución española, lo tuvo que reconocer así (si podéis, hacedlo más grande):



Pero es que, además, los CDR junto a mucha otra gente, como los Universitarios por la República, colapsaron las estaciones de tren, de forma especial los de alta velocidad. Un total de 10 estaciones ferroviarias de las capitales y ciudades más pobladas estuvieron cerradas durante espacios de tiempo que variaron entre las 4, las 12 y las 24 horas según la disposición de la gente y la resistencia que se pudo hacer a las diferentes policías. Por ejemplo, en la principal estación de Barcelona, Sants, los trenes de alta velocidad estuvieron interrumpidos durante 5 horas. Eso en Barcelona, imaginaos en Girona u otras localidades.



A ello hay que sumar las concentraciones en las plazas de cada pueblo. Tanto los CDR como la Assemblea Nacional Catalana y Ómnium Cultural, las dos organizaciones a las que pertenecen los primeros encarcelados, han demostrado que la movilización no baja después de un mes largo de ello. No solo eso, sube un peldaño claro con lo que es, además, o también, una muestra de desobediencia.

Ayer se demostró que quienes han apostado hasta ahora por reaccionar de manera contenida a la agresión del régimen neofranquista (y monárquico) del 78 están comenzando a ser desbordados. La calle está bastante por encima de ellos (incluyendo en ese ellos a ANC y OC).


El Lince


lunes, 6 de noviembre de 2017

Cien años no es nada

7 de noviembre de 1917. La Revolución de Octubre desde el arte.























Una pequeña muestra del arte pictórico de los primeros años de la Revolución. Porque cien años no es nada. Y porque la validez de un programa y un proyecto político no está determinada por la amplitud de su popularidad en un momento determinado. En unos momentos de una profunda incultura política, con los intelectuales suplicando miserablemente alguna migaja desde el poder (o sea, que abra la chequera) el grueso de la población, sobre todo joven, tiene una gran ignorancia histórica como puedo comprobar estos días en las conferencias. Y, sin embargo, aún hay ansias de saber.

La Revolución de Octubre es uno de esos eventos, si no EL evento, que cambiaron radicalmente el mundo. Lo cambió porque se convirtió en un corte histórico, dividiendo la historia en un antes y un después. Destruyó los vestigios del feudalismo y colonialismo en Rusia y luego en gran parte del mundo.

Lo que me gusta de estos cuadros es que reflejan a la perfección el que si bien aparece Lenin, como no podía ser de otra manera, lo hace dentro del propio pueblo, con el pueblo. No son los intelectuales, "la clase educada", quienes hacen la historia, sino el propio pueblo.

La Revolución de Octubre es hoy denostada en muchas partes, incluso en Rusia. Pero se habla de ella por lo que fue y por lo que aún puede ser. Cien años después nos sigue adelantando cien años a nosotros. Hoy la denosta mucha gente, pero hablan de ella porque la tienen miedo. De quienes la critican no hablará nadie dentro de cien años. Porque los logros de la Revolución de Octubre son mucho mayores que sus errores.

Los, las bolcheviques cumplieron su tarea histórica haciendo todo lo que pudieron y como pudieron. En ese período histórico no podrían haberlo hecho mejor. Ninguno de ellos, de ellas, está ya vivo. Pero nos dejaron un patrimonio material e intangible que tenemos que evaluar, comprender y usar. Los carteles, los cuadros, los murales amarillentos, agrietados por el paso del tiempo, nos recuerdan (o deberían) que somos algo más que animales consumistas y que debemos aspirar a algo más grande, no individual sino colectivo. Hacerlo depende de nosotros.

P.D.- Una imagen evocadora y una campaña bonita: claveles para el acorazado "Aurora", cuyo disparo fue la señal de la Revolución de Octubre.



El Lince

martes, 31 de octubre de 2017

De gira

Voy a estar unos días perdido por ahí, participando en una serie de conferencias sobre el centenario de la Revolución de Octubre. Así que os dejo con el acostumbrado autobombo, el repaso de lo que está siendo esta página para mucha gente (para mi sorpresa).

Entrada
Páginas vistas
España
2526109
Estados Unidos
268399
México
245631
Perú
203683
Rusia
161622
Chile
152997
Argentina
141133
Uruguay
65641
Colombia
54766
Alemania
20650


Son las páginas vistas, que hacen un total de 3.636.948 en estos poco más de cuatro años de andadura, mientras que el número de visitas genéricas asciende a las 4.706.667, que es una pasada. Eso indica que lo que aquí se dice interesa a bastante gente. Así que como hago siempre, reitero las gracias a quienes tenéis la paciencia de hacerlo día tras día. 

Hoy ha muerto Daniel Viglietti, a quien tuve la suerte de conocer personalmente en El Salvador, allá por el año 2004, a donde había acudido bastante gente para las elecciones presidenciales de ese año que perdió Schafik Handal, el candidato del FMLN. Recuerdo su mirada, tranquila, su voz como algo cansada, su media sonrisa, su inseparable gorra. Hablamos durante una cena a base de pupusas y cerveza para mitigar el calor. Y cuando cantaba su voz ya no parecía cansada, sino que surgía firme, rebelde. Recuerdo una de sus frases de aquella noche: "cuando canto lo hago para romper la oscuridad en la que viven los pobres, los trabajadores, los indios y, sobre todo, los desaparecidos; es mi forma de dar voz a quienes no pueden cantar".

Una de sus canciones más emblemáticas es "A desalambrar", pero es tan conocida que prefiero poneros otra en la que parece que habla de él mismo.

"Esta noche sin horas partirá,
porque el tiempo no existe en mi cantar
y la muerte no sabe mi reloj,
su guadaña no puede con mi amor".


La canción se llama "Nocturna".




P.D.- Catalunya: a) el "asunto interno" está dando muchos quebraderos de cabeza en Europa; b) está claro que no se ha hecho el menor trabajo para la creación y consolidación de las estructuras de la República y el hecho de que todo el gobierno catalán ande enredando en Europa y no haya aprobado no ya ninguna ley, sino un simple decreto que "inaugurase " la república catalana dice mucho de la burguesía que lo pretendía pilotar. Insisto que la cuestión es si el gobierno español se hace con el control absoluto de Catalunya (más allá del relato) y aún es pronto para saberlo.

Como en estos dos últimos años, será la CUP quien tenga la última palabra y el día 12 tendrá su asamblea a la que, si puedo, asistiré como hice en la anterior.

El Lince


domingo, 29 de octubre de 2017

El secreto que nunca fue 

Mañana es el día en el que se empezará a ver si e gobierno español se hace con el control de Catalunya o comienza la desobediencia ciudadana para que ese control sea imposible. Aunque ya se han dado los primeros gestos de acatamiento al poder español, como ha hecho el responsable de la policía catalana, será esta semana cuando se podrá ver si el resto opta por lo mismo o planta cara para hacer efectiva la proclamación de la República catalana que se hizo el pasado viernes.

Así que mientras pasan estos días para ver en qué queda la rebelión cívica que ha plantado cara al régimen neofranquista (y monárquico) del 78 y si se profundiza o no en la construcción de esa nueva república, voy a retomar alguno de los temas que han pasado este mes y que son de gran relieve, desde el anuncio de China de poner en marcha a partir de enero el "petroyuan", es decir, la nueva moneda en la que va a comerciar en petróleo, hasta el nada sorprendente reconocimiento por parte de Qatar de que la famosa "rebelión democrática" siria contra Bashar al-Assad ha sido un movimiento armado "bajo control directo de cuatro países desde los primeros meses del conflicto".

Me decido por este tema porque el secreto que nunca fue para mucha gente -y que fue rechazado y negado por quienes defendieron desde el primer momento la "revolución" siria- al ser desvelado de forma pública por uno de sus patrocinadores deja a cada cual en su lugar. 

Recordaréis que desde el mes de junio Qatar está sometido a un bloqueo político y económico por parte de otros países árabes, especialmente los del Golfo Pérsico. Si Qatar ha resistido todo este tiempo ha sido porque contó con el apoyo económico de Irán y de Rusia desde el primer momento, lo que obligó a quienes le bloqueaban a "flexibilizar" dicho bloqueo para evitar lo que consideraron "un reforzamiento de Irán" puesto que este país fue el primero en enviar comestibles y permitir el uso de sus aeropuertos para los aviones qataríes.

Pero en estos cuatro meses han pasado muchas cosas. La primera, que Qatar se ha retirado de forma clara de Siria, es decir, que sus patrocinados se han quedado con el culo al aire y eso ha permitido al gobierno sirio un rápido avance en este tiempo. La segunda, que Qatar está comenzando a revelar los secretos, que aunque nunca lo han sido, ahora se conocen con papeles, documentos y nombres propios qué países armaron, financiaron y dieron apoyo político a la contra y qué personas de esos países lo impulsaron. Y lo más gracioso de todo es que se está conociendo como si fuese un culebrón, con frecuencia semanal. Es el indicativo más claro de que la guerra en Siria está ganada por al-Assad.

Hay que agradecer a los países que impusieron el bloqueo a Qatar el que lo hiciesen porque Qatar ha abierto el cofre del tesoro, aunque ya se conociese lo que contenía pero ahora de forma oficial. Los antiguos aliados del Consejo de Cooperación del Golfo acusaron a Qatar de "financiar al terrorismo" (aunque sus miras se dirigían a Palestina, básicamente, al movimiento Hamás) y Qatar ha comenzado a soltar lastre. Pero no el que querían los otros, y EEUU, sino que lo ha hecho encendiendo el ventilador y aventando la mierda de todos ellos. Es la implosión de los sátrapas arabes, tanto a nivel interno como externo.

La historia la ha destapado este pasado miércoles, y nada menos que en una entrevista por televisión, un ex ministro de Asuntos Exteriores llamado Hamad bin Jassim bin Jaber al-Thani, luego sabe de qué está hablando. Y dice que Qatar, junto a Arabia Saudita, EEUU y Turquía "comenzaron a enviar armas a yihadistas desde el mismo momento en que se inició el conflicto". Es decir, ya en los tempranos meses de marzo-abril de 2011, como siempre había señalado Siria. Que "lo que se planeó desde el primer momento fue un cambio de régimen" y que, para ello, hubo "apoyo directo" de estos países a Al Qaeda en Siria, que luego se transformó en el Frente al-Nusra (de la Victoria) y luego actuó con otro nombre y ahora con otro. 

Y para que no queden dudas, aseguró que "tanto Arabia Saudita como EEUU otorgaron a Qatar un papel principal en las operaciones encubiertas" en Siria. Para ello se crearon dos salas de operaciones, una en Jordania y otra en Turquía. Desde aquí se diseñaron todos los ataques de la "contra" contra objetivos no sólo militares sino civiles, especialmente en cuanto a la destrucción de la infraestructura. 

Edward Snowden, que sigue asilado en Rusia, acaba de añadir su propia contribución al reconocimiento de Qatar y ha publicado un documento secreto de la NSA en el que se reconoce de forma abierta el bombardeo del aeropuerto internacional de Damasco, que es civil, así como el envío de cientos de toneladas de armas y municiones a la "contra".


Observad el punto segundo en el que se dice de forma expresa "aplanar" el aeropuerto, orden impartida por Arabia Saudita. Se dice que los sauditas estaban muy contentos con el ataque y que se le comunicó a EEUU tres días antes de que se produjese (y, lógicamente, no hizo nada para evitarlo). Hasta ese momento (2013) el aeropuerto había mantenido su funcionamiento con normalidad. Desde hace ya dos años largos viene haciéndolo con toda normalidad también.

Ya que llevo un mes hablando del derecho internacional, voy a mantenerme en el mismo ahora. Esto por sí solo constituye una baza inapreciable para Siria puesto que se puede acoger a "una reclamación de compensación" por los daños causados por otros países en la guerra. Al igual que la ONU sancionó a Irak a indemnizar a Kuwait, veremos si la ONU se aplica el cuento y sanciona a Qatar, Arabia Saudita, EEUU y Turquía por una violación flagrante del derecho internacional y el ataque contra objetivos civiles. O, como pasa siempre, se aplica la ley del embudo.

El Lince

viernes, 27 de octubre de 2017

República de Catalunya

El Parlament ha proclamado la República catalana como Estado independiente y soberano. Hoy se han puesto de relieve dos cosas: que es posible acabar con el régimen neofranquista (y monárquico) de 1978 y que el "pujolismo", el catalanismo más rancio, no podía ya frenar el ansia de independencia frente a un poder central reacio hasta la náusea a cualquier propuesta que supusiese más poder autonómico. Curiosamente, quienes durante los últimos 7 años -tras la sentencia del Tribunal Constitucional español en la que se cagaba en el Parlamento, en el gobierno catalán y en el pueblo catalán que habían debatido y votado un nuevo estatuto de autonomía- son ahora los más fervientes defensores de la "autonomía" e, incluso, ofrecen ahora recuperar partes de eso que se cargó el infame TC.

La República catalana la han votado, a favor o en contra, 82 diputados del Parlament y se han ausentado los españolistas. Cuando se votó la independencia de Kosovo, los representantes pro-serbios se ausentaron pero eso no evitó que esa independencia fuese reconocida como válida por la UE.

La proclamación de la República catalana sirve para romper el régimen neofranquista del 78 en otras partes del Estado español, siempre que las clases populares estén bien organizadas y luchen por sus derechos como lo han hecho los catalanes, con firmeza, con determinación. A pesar de los palos, de los golpes, de las mentiras. El régimen neofranquista (y monárquico) no hace posible el debate sobre la "unidad" española (la famosa "plurinacionalidad" de la que habla Podemos) y no hace posible una ruptura total con el franquismo como lo demuestran los centenares de miles de fusilados republicanos que hay en las cunetas sin que los poderes, de ahora y de hace 40 años, hayan hecho nada por recuperar sus restos y dignificar su memoria. Ellos y ellas sí eran los verdaderos demócratas en España y no toda esta panda de mangantes.

Sirve también para mandar al basurero de la historia una forma de entender la política al margen de la gente, a los conciliábulos, al hacer por arriba, al utilizar a la gente como lo hizo Pujol y sus secuaces, traficando con los sentimientos catalanes de ser reconocidos como pueblo, como nación.

Hoy se ha proclamado la República de Catalunya y hoy se ha sabido que en la reciente cumbre de la Comisión Europea, España aceptó una exigencia francesa sobre trabajadores desplazados a la que España se oponía. Y la aceptó porque Francia "sugirió" que sería bueno que España abandonase su rechazo en aras de lograr el apoyo unánime de la UE en el tema catalán. Cuando os dije que España lleva mucho tiempo comprando los apoyos que recibe, es que es así.

Algunos amigos y amigas me han llamado preocupados por la falta de reconocimiento que va a tener la República catalana. Puede que sólo haya un país que lo reconozca: Kosovo, que así devolvería a España su postura de no reconocer a este país. Ya os expliqué lo que supone Kosovo para el sostenimiento jurídico y moral de la independencia de Catalunya, luego no hay que sorprenderse. Pero a poco que resista la gente los intentos re-centralizadores del neofranquismo, la situación va a cambiar muy rápidamente, aunque no dentro de la UE. El plazo que todo el mundo parece darse es de dos meses, de ahí que Rajoy haya planteado que haya elecciones autonómicas el 21 de diciembre tras la intervención neo-centralista. Si Cataluyna se hace ingobernable para España, es decir, si para esa fecha no tiene el control absoluto de Catalunya, los reconocimientos van a ir llegando porque una situación de inestabilidad sostenida en el tiempo supone un golpe a la línea de flotación de la UE,

A esos amigos y amigas les explico que el reconocimiento de un Estado no es un requisito para ser Estado, puesto que esto se fundamenta, según el Derecho Internacional, en si se reúnen tres requisitos: territorio, población y un gobierno capaz de mantener el control efectivo de ese territorio y encargarse de las relaciones internacionales con otros estados. En el control efectivo del territorio está el quid de la cuestión, pues si la nueva República es capaz de hacerlo -y eso supone que no lo pueda hacer el gobierno español cuando comience a aplicar la intervención, el famoso artículo 155 de la Consitución española- los reconocimientos, como digo, llegarán.

El reconocimiento no es un acto jurídico, sino un arma política porque está sujeto a la discrecionalidad política. Es lo que pasó con Kosovo y es lo que pasa en Siria, por ejemplo, cuando la Liga Árabe retiró la representación de Siria al gobierno de Damasco y se la otorgó a la "contra". La UE también reconoció a la "contra" y la apoyó política, financiera y militarmente en contra del derecho internacional ¿o no os acordáis de eso de "Amigos de Siria", grupo del que formaron parte ni más ni menos que 80 Estados, entre ellos todos los de la UE?

Por cierto, la UE pidió a España el 14 de junio de este año el reconocimiento de Kosovo. Así que tener en cuenta algo de lo que diga la UE, con su cinismo e hipocresía característicos, es perder el tiempo. Os recuerdo que para la muy democrática UE y sus valores, lo que sí era válido para Kosovo no lo es para Catalunya. Y que hace cuatro meses volvió a insistir en ello al apelar a los estados europeos que aún no reconocen a Kosovo (España, Grecia, Moldavia y Rumanía) que lo hagan de una vez.

El Lince


miércoles, 25 de octubre de 2017

Las tornas se vuelven

Ya ha llegado el momento, casi un mes después del referéndum del 1 de octubre. Por fin la burguesía catalana ha deshojado la margarita y apuesta por proclamar la República, es decir, la independencia de Catalunya del Reino de España. Ahora toca defender esa República. Porque ese es el miedo del gobierno español, que en Catalunya prenda "un Maidán". Textualmente se dice que "no puede descartarse la posibilidad de fuertes movilizaciones en las calles (¿el Maidán catalán?)".

Las cañas se vuelven lanzas para España. El Maidán fue un golpe contra el gobierno legal de Ucrania, que terminó derrocado, con la anuencia de todo Occidente. Incluyendo España. Había que debilitar a Rusia y había que hacer todo lo que fuese para lograr el objetivo puesto qqu el gobierno de Yanukovich planteaba como principal aliado a Rusia y no a la UE.. Al hablar de "Maidán" ¿está diciendo que la población catalana que resista la aplicación de las imposiciones neofranquistas, con disolución del Gobern y su posible detención, puede derrocar al gobierno español? O el gobierno español no tiene tan claro que va a poder controlar Catalunya en su intento de españolizar ese territorio o lo que pretende es atemorizar, otra vez, a la gente.

Porque, pasito a pasito, el neofranquismo sigue y sigue. Hoy el Tribunal Constitucional español, que lleva años cargándose todo lo que se hace en Catalunya, se ha cargado la ley catalana contra los deshaucios. Eso debe ser "restablecer el orden".

Porque orden, lo que de dice orden no es ni por el forro. Alfred Maurice de Zayas, experto en promoción de la democracia del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, ha salido al paso de la reordenación neofranquista contra Catalunya: "Deploro la decisión del Gobierno español de suspender la autonomía catalana. Esta acción constituye un retroceso en la protección de los derechos humanos, incompatible con los artículos 1, 19, 25 y 27 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Negar a las personas el derecho a expresarse sobre la cuestión de la autodeterminación, negando la legalidad de un referéndum, el uso de la fuerza para impedir la celebración de un referéndum, y la cancelación de la limitada autonomía de un pueblo como forma de castigo constituye una violación de Artículo 1 del PIDCPI y del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales". Podéis ver su opinión íntegra en esta página de la ONU, que termina apelando a un referéndum supervisado internacionalmente "para determinar los verdaderos deseos de la población".

Mal asunto para España. Por supuesto, no lo busquéis en los medios de propaganda goebbelsianos españoles. El discurso ese que dicen que es monolítico de apoyo a España no lo es en absoluto, como ya se demostró en la reciente Comisión Europea. Otra muestra: el Institute for Goberment, del Reino Unido, al que suelen recurrir cargos públicos y asesores del gobierno británico, también apuesta por el referéndum en un plazo de tres años "reformando si hace falta la Constitución" para ello.

Y por cierto, cuando el infame presidente de la Comisión Europea, Claude Juncker, ese que se jacta de que las multinacionales no pagan apenas impuestos en su país -eso sí es solidaridad, no me diréis que no- dice que se opone a que la UE sea un conglomerado de 80 estados, es luxemburgués. ¿A que no sabéis cuántos habitantes tiene Luxemburgo? Pues 550.000, es decir, casi 14 veces menos que Catalunya.

La gente sigue en las calles y la canción que se está cantando es la simbólica L'estaca. Los medios de propaganda goebbelsianos españoles dicen que "los comités cubanos", o sea los Comités de Defensa de la República, ya con este nombre, están "tensando la calle" y es ahí, en ese ámbito, donde se canta L'estaca. Derribar el régimen neofranquista del 78 es la meta y la gente lo tiene muy clarito. No os voy a poner esa histórica canción que, por cierto, es la que cantó la gente de Podemos cuando decían que eran la hostia de revolucionarios y que se iban a cargar el régimen del 78. ¡De eso hace ya tanto tiempo...! (aunque solo sean tres años). Os pongo una maravillosa versión, una joya cantada en corso. Disfrutadla.


El Lince

lunes, 23 de octubre de 2017

De repente, un extraño (o dos)

Estaba tan contento el Estado canalla, o sea, España, con los apoyos que tiene de todas las derechas del mundo mundial cuando, de repente, un extraño sale a relucir. Es casi como en la película esa de 1980, creo, en la que una parejita muy mona ella (España y la UE) tienen problemas con otro inquilino (Catalunya).

Solo que en este caso no hay un extraño, sino dos.

El extraño más importante resulta que es China. China ha salido a relucir cuando menos se lo esperaba todo el mundo y dice, a través de su principal medio de propaganda para el exterior, dos cosas: que "la crisis catalana revela un peligro real para la UE" (una verdad de Perogrullo que todo el mundo ve y es la razón del cierre de filas con el Estado canalla español) y que "la explicación extravagante (sic) de Occidente sobre la democracia, la libertad y los derechos humanos durante un largo período de tiempo es la razón fundamental que proporciona al movimiento separatista catalán un terreno moral elevado". 

China tira para su lado, como es lógico, pero no le falta razón en nada de lo que dice: "Un estado sigue siendo una unidad efectiva y básica para la sociedad humana y para mantener el orden mundial. Pero durante las décadas posteriores a la Guerra Fría, Occidente había destruido algunos países que no le gustaban, apoyaba casi todas las actividades antigubernamentales en esas naciones y respaldaba a la mayoría de los movimientos separatistas allí, haciendo creer a la gente que la democracia está por encima de todo".

Y sigue: "En los últimos años, el Reino Unido se ha divorciado de la UE, y la crisis de refugiados y el terrorismo han conmocionado a Europa. Ahora que el movimiento independentista catalán se ha convertido en un desafío institucional, todos estos eventos probablemente no estén aislados unos de otros. Todos indican que la gobernanza en Europa es difícil de sostener".

Más aún: "Cómo lidiar con Puigdemont y sus camaradas de armas tendrá una gran influencia. Dejarlos solos significaría hacer la vista gorda ante el separatismo. Suprimirlos significaría el colapso de una parte del sistema de valores de Europa. El movimiento independentista catalán hace sonar las alarmas para que Europa se adapte. Los europeos son adictos a su gloria anterior. Es hora de que se despierten".

O sea, que, al igual que hace unos días hizo Rusia, los chinos están hablando de Kosovo y de la hipocresía de Occidente (de Europa y de España) y de cómo no hay que tener en cuenta sus famosos "valores" porque esos "valores" solo les valen en tanto en cuanto sirven a sus intereses subimperialistas (de subordinados a EEUU). Esto no quiere decir que China vaya a reconocer a Catalunya como país independiente, pero sí que va a mandar a la mierda a Europa en cuanto este hatajo de zombis miserables que es la UE vuelva a hablar de cualquier cuestión relativa a China.

Y si China es el extraño más importante, el otro es algo menos importante pero también relevante: Julián Assange. Asilado en la embajada de Ecuador en Londres desde hace cinco años, y eso a pesar de que en mayo de este año Suecia cerró la causa contra él por no encontrar evidencias que lo incriminasen por las violaciones de que se le acusaba, porque Londres amenaza con entregarle a EEUU si le captura (y ya hubo un intento de entrada en la embajada ecuatoriana en agosto de 2016 para capturarlo), se ha convertido en uno de los más activos defensores de la lucha catalana contra el neofranquismo español.

Ya fue determinante, junto a WikiLeaks, para que la Generalitat pudiese sortear el bloqueo informático de la Guardia Civil (policía militarizada) para el referéndum del 1 de octubre y ahora ha dado otro pasito más. Supongo que sabréis que el ministro de Asuntos Exteriores del Estado canalla conocido como España, un tal Alfonso Dastis, dijo el domingo pasado en una entrevista a la BBC británica que los apaleamientos de la policía y guardia civil contra los pacíficos ciudadanos que acudieron a votar el 1 de octubre eran "noticias falsas" en muchos casos. 

Pues bien, Julián Assange y WikiLeaks se burlan de ese ministro canalla y han recopilado en esta página 155 vídeos de las "noticias falsas", de esa violencia policial que no hubo según el ministro canalla o que fue "proporcionada" según el resto de ministros canallas y sus apologistas. Para mayor recochineo, la página se llama "Spanish Police".

*****

El cuerpo de Santiago Maldonado ha aparecido en el río después de 79 días de su desaparición. Estoy esperando ver qué dicen las autopsias, pero la primera imagen que me vino a la mente cuando me enteré fue lo ocurrido en 1985 con Mikel Zabalza, un joven navarro que apareció muerto también en un río después de haber sido detenido 15 días antes. La versión oficial, como la argentina, fue que había muerto ahogado al intentar huir de la guardia civil. Cuando su madre se presentó en el cuartel para preguntar por su hijo la respuesta fue que se tenía que dirigir a objetos perdidos. 30 años después la familia ni ha tenido reconocimiento alguno ni reparación por la muerte. Esto es el Estado canalla (y neofranquista) del que hablo. Me gustaría que la familia de Santiago Maldonado no pasase por lo mismo, pero lo dudo. Argentina, otro Estado canalla.


El Lince

sábado, 21 de octubre de 2017

Más vigente que nunca

Me voy a repetir: en Catalunya se tiene claro que el neofranquismo español va a por todas. Cualquier otra interpretación no sólo es errónea, sino que demuestra una absoluta ignorancia sobre lo que está ocurriendo allá desde hace años.

El que la manifestación de hoy (otra más), tan multitudinaria como las de siempre, haya terminado con la interpretación de la canción de resistencia antifranquista "Què volen aquesta gent", de la que ya os hablé, pone de relieve que las medidas del gobierno español contra Catalunya, con el apoyo de todas las derechas españolas, (el famoso artículo 155) se entiende como lo que es: una agresión del neofranquismo.


De nuevo María del Mar Bonet poniendo la voz y la cara. De nuevo los viejos luchadores saliendo a la palestra porque el ayer no se ha ido nunca, sólo se ha revestido con otros ropajes y otros rostros. Este histórico tema adquiere una nueva vigencia.

Es evidente que las apelaciones a la Constitución solo son excusas para conseguir lo que se pretende desde hace años: españolizar Catalunya. El Estado canalla que es España miente cuando encarcela a dos dirigentes sociales por "sedición" cuando la propia normativa española indica que la sedición requiere "un levantamiento público y violento" (artículo 42 del Código Penal vigente). Pero como los neofranquistas no tienen ética, y les importa una mierda, cambiarán el Código Penal si hace falta para adecuarlo a su discurso y, así, seguir con aquello de "aplicar la ley". En Catalunya no ha habido más violencia que la del Estado canalla a través de sus policías.

Europa está en una encrucijada ahora. Ese ente muerto que es la UE acaba de recibir otro golpe en Chequia, con el triunfo de otro euroescéptico en las elecciones -aunque, también mal asunto, de nuevo son los neofascistas quienes recogen las banderas antiUE por la estupidez, ya congénita, de la izquierda o pretendida izquierda-. El discurso de Puigdemont esta tarde, gran parte de él en inglés, es una llamada, la última, a Europa. Pero, también, es un ultimátum. La burguesía catalana está apurando hasta el último momento para proclamar la República e intentar una mediación de los muertos vivientes de la UE. Está perdiendo un tiempo precioso, pero la gente sigue en la calle y la movilización no decae. Esa es la buena noticia.

Catalunya tiene razón. La propia Corte Internacional de Justicia de la ONU lo dijo en el año 2010 en su sentencia sobre Kosovo. La hipocresía de la UE-zombi es total, aceptando la independencia de Kosovo y no la de Catalunya. Si se apela a la legalidad, lo primero que hay que hacer es cumplirla y si no se hace hay que aplicar otro viejo adagio romano, inadimplenti non est adimplentum, es decir, no hay que cumplir con quien no cumple. Es el gobierno neofranquista español quien no cumple, no Catalunya. Esto es así desde hace mucho tiempo, pero sobre todo desde la sentencia del Tribunal Constitucional cagándose en los millones de catalanes que votaron en referéndum la modificación del Estatut que decidió el parlamento catalán, con la excepción de los neofranquistas del PP. Cuando los catalanes parten de aquí para llegar hasta donde han llegado ahora, tienen toda la razón.

Por eso hay movimientos que los medios de propaganda goebbelsianos españoles no reflejan, como esta carta de 24 Premios Nobel apelando al diálogo. Y lo que dicen precisamente es lo que os he dicho antes, que el conflicto no empieza con la votación del 1 de octubre, sino con la invalidación de la autonomía del 2010 por el Tribunal Constitucional.





Sé que no se ve bien, pero haced un esfuerzo. Firman la carta 10 Premios Nobel de la Paz, 6 de Medicina, 4 de Química, 2 de Literatura, 1 de Física y otro de Economía. No entran en muchas profundidades, pero sí critican la violencia policial, las "duras medidas" del gobierno español y dicen una verdad como el Himalaya de grande: "un pueblo que está reprimido difícilmente desaparece silenciosamente en la noche".

Y otra cosa que no veréis en los medios propagandísticos goebbelsianos españoles. Hablan mucho de las empresas que se van de Catalunya, alentadas por el gobierno español, pero no de las que se niegan a ir a España por la represión policial ejercida contra pacíficos ciudadanos que solo querían votar.

AMC Network, británica, que tiene negocios en todos los continentes, acaba de anunciar que una inversión de 300 millones de euros que iba a realizar en España los hará en Catalunya como consecuencia de "los eventos del 1 de octubre", o sea, de la violencia policial (repito, la única que ha habido en Catalunya).

Y también están en una encrucijada los reformistas de Unidos Podemos, de Cataluyna Sí que es Pot y los "comunes" de Ada Colau. Con la aplicación del artículo 155 no se pueden seguir escondiendo: o están con la ruptura o con el inmovilismo, ya no caben medias tintas. Mucho llorar con la canción de María del Mar Bonet hoy, como muestran algunas fotos de ellos (y en la última parte del vídeo sale su principal representante en el parlamento español llorando, es el de la camisa azul), pero siguen dando oxígeno a un sistema neofranquista.

El Lince

viernes, 20 de octubre de 2017

Las bambalinas de los Tercios de Flandes

Os he dicho que la Unión Europea es un ente muerto, son 27 zombis que aparentan vivir. El referéndum celebrado en Gran Bretaña para salir de la UE provocó el infarto que mató a la UE; el referéndum de Catalunya lo que ha hecho ha sido firmar el acta de defunción. Ayer hubo una reunión de la Comisión Europea y todos los medios de propaganda están muy ufanos porque, dicen, todo el mundo apoyó a España contra Catalunya. Y se ha repetido el mantra de "respeto a la unidad de España, a la Constitución, a la legalidad, etc, etc".

Antes de entrar a saco, dos cosas:

1.- los países que componen la UE están, en su gran mayoría, gobernados por partidos del mismo cariz ideológico que en España, luego lo que han hecho ha sido solidarizarse con uno de los suyos.

2.- los antes llamados socialdemócratas y que ahora son los exponentes de la nueva derecha han hecho lo que los otros porque mantienen los mismos principios políticos y económicos, con muy pequeñas diferencias en algunas cuestiones sociales.

Son la vieja y la nueva derecha, las dos caras de una misma moneda. No ver esto, tan sencillo, es como el tonto que se queda mirando el dedo cuando lo que hace el dedo es señalar la luna.

Por lo tanto, es la ideología la que ha establecido las alianzas dentro de ese montón de zombis que es la UE. Pero hasta ahí. Porque dentro de la UE hay muchos movimientos, lo que en términos teatrales se dice "entre bambalinas", es decir, que hay mucha gente moviéndose durante la representación (y eso fue ayer la Comisión Europea) pero fuera de la vista del público.

Os voy a situar en el mes de marzo de este año, cuando el entonces ministro de Asuntos Exteriores español, García Margallo, dijo una frase lapidaria sobre Catalunya que hoy nadie recuerda (y no es porque se tenga memoria de pez): "Nadie sabe cuántos favores debemos a una cantidad de gente por haber conseguido que hicieran las declaraciones que hicieron" en contra de los planes independentistas en Catalunya. Hablando en plata: el Estado canalla que es España está comprando los apoyos que recibe. Lleva meses haciéndolo. Y cuando no puede comprar, el Estado canalla que es España presiona y amenaza. Esto es lo que está ocurriendo ahora mismo entre bambalinas mientras continúa la representación que entretiene al público y que con tanto alborozo jalean los medios de propaganda aparentando que la función es exitosa.

Porque si ese zombi que es la UE es uniforme ideológicamente, no lo es estratégicamente. Me explico. La UE hoy es una dictadura zombi, con Alemania a la cabeza y Francia de segundona. Pero a estos hay que sumar los que dentro de la UE se considera "estados grandes", que lo son por extensión y población, y serían también el Estado español, Italia, Hungría y Polonia. Pero dos de estos, Hungría y Polonia van a su aire y están mucho más a la derecha que los otros, que ya es decir. Como tienen población y territorio quieren controlar la economía (de forma especial Alemania) y ahí se enfrentan -mejor dicho, se imponen- a los pequeños.

Por cierto, que esa banda de zombis que es la UE actúa -por decir algo- según la viene en gana no es algo que diga yo. Mirad este "newsletter" de la propia UE hablando de la reunión de ayer. Dice que la Comisión Europea utiliza un doble estándar con España y con Polonia. Mientras que en el primer caso apoya lo que dice Madrid de independencia del poder judicial y constitucional, en el caso de Polonia no lo acepta. Y eso entre los "estados grandes", luego qué no hará con los pequeños.



Estos pequeños, como Austria, Bélgica, Holanda o Dinamarca, se están cansando de ser comparsas de los grandes (las elecciones en Austria son buena muestra de ello) y cuando pueden ponen zancadillas a los menos poderosos de los grandes. Por ejemplo, estos cuatro países, junto a Suecia, fueron determinantes para que el ministro de Economía español, Luis de Guindos, no fuese elegido como presidente del Eurogrupo. ¿A que no os acordáis? Pues eso fue en julio, casi ayer.

Estos pequeños estados, a excepción de Suecia, tienen como moneda el euro, por lo que hacen valer su posición en lo que atañe a esta moneda, es decir, a los países que la han hecho suya. Moneda, el euro, ahora en franco declive en lo que se refiere a la euforia de imponerla en toda la UE. Como ya se está viendo que la UE no es otra cosa que una banda de zombis, y cada vez con menos pretensiones de vida-muerte, muchos de los nuevos integrantes de esta banda ya no son tan partidarios del euro, y menos después de la salida de Gran Bretaña. En teoría todos los estados que forman parte de la UE tendrían que adoptar el euro, pero...; si no cumplen, pues no pasa nada. A fin de cuentas no es más que otro pedazo de carne putrefacta que los zombis se dejan por el camino.

Y esto nos lleva de nuevo a la actualidad de ayer. España no ha podido evitar que se hablase de Catalunya en la Comisión Europea aunque la euforia de los medios de propaganda es tan goebbelsiana que ya ni da asco sabiendo lo que son. Y en esa Comisión Europea ha habido cuatro intervenciones entre bambalinas que han puesto de los nervios a España: Bélgica, Holanda, Luxemburgo y Eslovenia. En la representación teatral apoyan a Madrid, entre bambalinas echan pestes de Madrid.

El más beligerante, con mucho, es Bélgica y ya os dije el por qué. Bélgica no puede dar marcha atrás en su crítica hacia España, y menos después de la amenaza expresa que Madrid ha hecho. Mirad.

¿Veis la fecha? Ayer, justo ayer. Este hombre, herido en su amor propio, lo dio a conocer porque había publicado un artículo en el que decía que las presiones de Madrid hacia Bélgica eran brutales porque no habían gustado nada las declaraciones del primer ministro belga denunciando la represión ejercida contra quienes querían votar en el referéndum catalán del 1 de octubre. España lo había desmentido, así que, como se pilla antes a un mentiroso que a un cojo, publicó la amenaza expresa. Y ahí queda claro ese "tomamos nota" matón que amenaza con repercutir en las relaciones bilaterales. O sea, actuando como los Tercios de Flandes (ejército de élite español compuesto en su mayoría por mercenarios y que tuvo una despiadada actuación precisamente en Flandes de la mano del Duque de Alba, allá por el siglo XVI).

Y tal vez porque recuerda el comportamiento de los Tercios de Flandes, otro medio de propaganda flamenco se hace eco de toda la historia. Y así suma y sigue.

Supongo que no es necesaria la traducción. El comportamiento de España es, repito, el de un Estado canalla. ¿Quién dijo eso de que no se puede engañar a todo el mundo todo el tiempo?

El Lince