martes, 18 de septiembre de 2018

Tanto va el cántaro a la fuente...

Un avión militar ruso derribado en Siria. Derribado por Siria mientras atacaba el régimen fascista de Israel que utilizaba el avión ruso como señuelo. Tanto va el cántaro a la fuente que termina rompiéndose. El régimen fascista de Israel ha atacado Siria cuando le ha apetecido. Rusia siempre ha mirado para otro lado. Ahora ya tiene su ración. Su torpe reacción cuando se produjo el ataque de EEUU, Francia y Gran Bretaña ha alentado todo lo demás. No respondió entonces. No lo va a hacer ahora.

Os dije que el envío de barcos y submarinos al Mediterráneo no significa nada si no hay intención de usarlos. Ni las había ni las hay. Putin no va a pasar de las palabras, otra vez. Acaba de decir que "ha sido una cadena de eventos aleatorios trágicos". Rusia, otra vez, va a aceptar la humillación. Como hace seis meses, como con el asesinato de Zajarchenko en el Donbás. Putin sigue con esa estupidez de "nuestros socios occidentales" aunque, por otra parte, refuerce su relación con China. Putin sigue tambaleándose como los borrachos, una vez sobre una pierna y otra sobre otra. Ahora mismo no hay un rumbo fijo en el Kremlin. Salvo que el derribo del avión ponga las cosas en su sitio.

Afortunadamente para Putin esto ha ocurrido tras las elecciones municipales y a gobernadores donde ha sufrido un fuerte revés, aunque haya ganado. El ascenso del Partido Comunista ha sido considerable, aunque todavía insuficiente (por ahora). Pero en aquellos lugares donde hay que ir a una segunda vuelta, la derrota de Rusia Unida, del partido de Putin, está ahora asegurada.

Putin ya no despierta pasiones en Rusia. Su aureola comenzó a declinar con la decisión de aumentar la edad de jubilación. Ahora va a acelerar su caída. Porque Rusia, que tiene una ocasión inmejorable para parar los pies al régimen fascista de Israel (y, de rebote, a Occidente) no lo va a hacer. Putin ya ha dicho, con eso de la "cadena de eventos trágicos", que no va a haber represalia alguna. Dice, eso sí, que Rusia "tomará medidas que todos notarán". Lo dudo. Palabrería, simple palabrería.

El Lince

lunes, 17 de septiembre de 2018

Desdolarización acelerada

Han pasado muchas cosas estos días: la concesión a Turquía sobre la provincia siria de Idlib, el nuevo ataque del régimen sionista de Israel a Siria, las maniobras ruso-chinas (con la también participación de Mongolia) que deja al descubierto la precariedad de la OTAN por mucho que ladre, el infame Almagro pidiendo una guerra con Venezuela (¿qué hacen todavía en la OEA países como Bolivia, el México "progre" de López Obrador, aunque aún no haya tomado posesión de forma oficial, la Nicaragua de ese no-sandinista que es Ortega, o El Salvador de Cerén?), los nuevos aranceles contra China, las nuevas sanciones estadounidenses contra China y Rusia por Corea del Norte...

Pero sin la menor dura lo relevante, para el ahora y para el futuro, es lo que ha ocurrido en el Foro Económico Oriental que acaba de terminar. No busquéis información en los medios de propaganda occidentales, que no la encontrareis. Pero lo que ha ocurrido allí es determinante.

No sólo han participado delegaciones de 60 países (es decir, unos pocos menos de los que integran el Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras, la alternativa clara el FMI) sino porque se han firmado 175 acuerdos comerciales por un valor total equivalente a 4.300 millones de dólares. Y digo equivalente porque lo relevante es que la práctica totalidad de ellos se ha hecho sin tener en cuenta al dólar.

El dólar controla hoy casi el 70% de todas las transacciones comerciales. O controlaba. El euro el 20% y el resto se distribuye entre las otras monedas que están en la canasta de divisas del FMI: libra esterlina, yen y yuan. Esto ya ha pasado a la historia. El declive del dólar es ya imparable y aunque el ritmo aún es lento, se puede hablar sin miedo alguno de que asistimos a una desdolariación acelerada de la economía mundial.

Veréis por qué ha sido determinante este Foro Económico Oriental para ello. Además de la firma de contratos y acuerdos comerciales, se han producido procesos de fusión de empresas que van a dejar pequeñas a las mayores multinacionales occidentales. Por ejemplo, Rusia y China han llegado a un acuerdo para la creación de una empresa conjunta, que fusiona dos chinas y una rusa, para la extracción de gas licuado de los yacimientos rusos de Chukotka y la inversión en proyectos agrícolas en los países asiáticos. Al mismo tiempo, y para reforzar el flanco del gas, la rusa Rosnett y la China CNPC han establecido una empresa conjunta para la explotación petrolera. Es decir, China se vuelve prácticamente invulnerable en cuanto a su suministro energético y el cerco marítimo que esta intentando hacer EEUU se queda en esfuerzos baldíos. Rusia, por su parte, se asegura que el principal comprador de petróleo del mundo refuerza su posición como principal suministrador.

Occidente no tiene otra opción que patalear, otra vez. Insultar, atizar la rusofobia y la chinofobia en los medios de propaganda. Hacer ruido, en definitiva. Mucho ruido y pocas nueces, aunque siempre queda el margen de locura de los estadounidenses y sus vasallos europeos (sobre todo, los británicos) que pueden desencadenar un enfrentamiento directo para no perder lo que les queda de hegemonía que se escurre de sus manos cada segundo que pasa.

Putin y Xi se reunieron, por tercera vez este año, y lo que acordaron es para que Occidente se ponga a temblar: el comercio entre los dos países está creciendo a un ritmo espectacular (un incremento del 30% respecto al del año pasado, sólo en lo que va de 2018) por lo que se llegará a los 100.000 millones de dólares este año. Es decir, al equivalente a 100.000 millones de dólares porque el acuerdo es "expandir el uso de las monedas nacionales en acuerdos bilaterles (...) sin las condiciones de riesgo de los mercados globales". La estupidez occidental es proverbial: hay que dar gracias a las sanciones y, ahora, a los aranceles.

El año pasado Rusia suministró a China 30 millones de toneladas de petróleo, en lo que va de año ya son 52 millones. La construcción del oleoducto "Poder de Siberia" va tan rápido que Putin y Xi anunciaron su terminación a finales de 2019, por lo que a partir de esa fecha China será prácticamente invulnerable a las presiones energéticas. Adiós, Arabia Saudita. Bienvenido Irán. Porque este país también entra en el juego ruso-chino. Añadid lo que os he comentado del gas licuado y entenderéis mejor lo que pasa, que no tiene nada que ver con lo que nos cuentan. Al mismo tiempo, Rusia está a punto de convertirse en el principal suministrador de carbón y tecnología nuclear a China. Dos de los pre-contratos firmados fueron para la construcción de dos centrales nucleares. Aunque aún no son firmes, que a nadie le quepa duda de que el año que viene serán oficiales.

Otro de los acuerdos significativos, y que tiene que ver con los aranceles estadounidenses a China, es que Beijing deja de comprar trigo a EEUU y lo hace a Rusia. La venta de trigo ruso (que es el principal productor mundial) a China se ha incrementado un 50% desde que en marzo Trump impusiese los primeros aranceles. Eso ha supuesto que en lo que va de año los rusos hayan vendido a los chinos 656.000 toneladas de trigo más que en el 2017. Lo mismo se puede decir de la carne y de los productos lácteos.

¿Aún más? Pues sí. Aprovechando la coyuntura, muchos países están dando la espalda a Occidente, a sus monedas, al dólar y al euro. Y lo hacen acudiendo al yuan. La "yuanificación" de la economía mundial está creciendo de forma visible gracias a la bolsa de petróleo de Shanghai, que está aumentando, mes tras mes, su participación en los mercados de petróleo. Ya está en el 14'4% de todo el petróleo que se vende o intercambia en el mundo. Recordad lo que os decía hace poco tiempo, que los chinos están haciendo camino al andar. Por si queréis datos, ahora mismo el petróleo WTI tiene una cuota de mercado del 56'7% y el Brent del 28'9%. Recordad que la bolsa de petróleo de Shanghai  sólo lleva operando desde finales de marzo.

La desdolarización avanza y nadie la puede parar, salvo una guerra. Es una tendencia que está cobrando impulso en todo el mundo, con China y Rusia liderando el movimiento. Y también os recuerdo que en julio los BRICS se pusieron a la labor. Insisto, también: hay que dar las gracias a Trump.

El Lince


miércoles, 12 de septiembre de 2018

Demostración de fuerza

De nuevo Catalunya en la calle. De nuevo el clamor por la independencia. De nuevo la gente mostrando una firmeza de la que carecen sus políticos burgueses, esos que se asustaron hace un año tras el referéndum y que dejó en la estacada a quienes habían recibido estacazos. Catalunya ha vuelto a hacer una demostración de fuerza pero que se quedará en un simple atrezzo teatral, con un gran número de figurantes, si no se da un paso más: la desobediencia. ¿No es eso lo que, a fin de cuentas, se reclamaba al exigir a los partidos políticos timoratos "ni un paso atrás"?

El pueblo sigue cumpliendo son su deber, los políticos no. Y cuando el pueblo consiente esos políticos, su esfuerzo y su generosidad no sirven de nada. Se clamó por los presos políticos, pero éstos tienen una baza en su mano que, sorprendentemente, no han jugado: la huelga de hambre. Una decena de presos de ese calado en huelga de hambre sería una imagen insoportable para el régimen neofranquista y monárquico del 78. Cuando se aproxima el juicio contra ellos no se puede pretender reeditar un caso como el "juicio de Burgos" de 1970, cuando los militantes de ETA pusieron contra las cuerdas al franquismo. Ese momento ya pasó. Entonces el franquismo estaba solo, hoy su sucesor está apoyado por Europa, como viene quedando claro desde el referéndum del 1 de Octubre del año pasado al avalar la represión ejercida desde entonces. Es, por lo tanto, el momento de otro tipo de medidas, más radicales y más audaces.

La CUP volvió a ser el revulsivo, organizando su propia manifestación al final de la convocatoria oficial de la Diada, a la que también acudió. Es la única formación que garantiza que las camisetas y las banderas no van a quedar arrumbadas en un armario hasta la próxima representación donde se necesiten figurantes.


El Lince

lunes, 10 de septiembre de 2018

A medias

Ayer se celebraron las elecciones municipales y a gobernadores en Rusia. El desgaste de Putin y su partido, Rusia Unida, ha sido considerable aunque ha ganado. A medias, pero ha ganado. El avance del Partido Comunista de la Federación Rusa ha sido a medias, con algunos logros notables. En síntesis, y a la espera de más datos, la cosa ha sido así:

- Moscú (12 millones de habitantes), gana Rusia Unida con el 69'48%, segundo el PCFR con el 11'71%. Lo más significativo fue la abstención al alcanzar el 69'72%.

- Ulianovsk (700.000 habitantes), ciudad de nacimiento de Lenin, gana el PCFR con el 36'24%, segundo Rusia Unida con el 33'96%. Aquí la llave la tienen, por una parte, los neoliberales nacionalistas (Partido Liberal Democrático, no pro-occidental) con un 13'51% y los Comunistas de Rusia con un 5'83%. Los primeros son claramente de derechas, los segundos están más a la izquierda del PC. Pero ambos se oponen a la subida de la edad de jubilación, como ocurrió en la Región Autónoma Judía y es probable que apoyen al PCFR. Con algunas variaciones, lo mismo se puede decir en otras localidades.

- Toliatti (Togliati, 800.000 habitantes), ciudad que lleva el nombre del histórico dirigente comunista italiano, gana el PCFR con el 35'91%, segunda Rusia Unida con el 28'56%. El PLD tiene el 15'02%.

- Irkutsk (700.000 habitantes), gana el PCFR con el 33'99%, segundo Rusia Unida con el 27'88%. El PLD tiene el 15'8%.

- Sizran (200.000 habitantes), gana el PCFR con el 36'16%, segundo Rusia Unida con el 34'60%. El PLD tiene el 15'54%.

- Kaliningrado (500.000 habitantes), gana Rusia Unida con el 40'09%, segundo el PCFR con el 22'48%.

- Nóvgorod (300.000 habitantes), gana Rusia Unida con el 47'34%, el segundo es el PCFR que tiene el 22'32%.

- Sarátov (900.000 habitantes), gana el PCFR con el 45'35%, Rusia Unida tiene el 12'94% quedando por debajo del PLD que tiene el 16'01%.

- Tver (500.000 habitantes), gana Rusia Unida con el 36'21%, el segundo es el PCFR tiene el 20'82%.

Aún falta mucho para poder desbancar a Putin y su partido, pero el camino se está comenzando a transitar con mucha fuerza. Los porcentajes del PCFR son notables y el ascenso es espectacular en muchos lugares, aunque insuficiente (por ahora) para derribar la política neoliberal de Putin y su gente. Pero Putin es muy astuto y, refiriéndose a las elecciones, ya ha dicho que "toma nota" de los resultados y aprieta a Rusia Unida para que implemente políticas sociales y "se centre en la mejora de las condiciones de vida de las comunidades".

Estas elecciones han sido un aviso claro de lo que está pasando en Rusia. A nivel interno Putin ha logrado salvar los muebles, a medias, pero queda el desafío de la política externa. Aunque aquí cuenta con el apoyo de casi todo el mundo, una vacilación dará al traste con toda su popularidad, que ahora ha recibido un importante mordisco. Y, por cierto, los liberales pro-occidentales tipo Navalny, esos que aparecen siempre en los medios de propaganda, son inexistentes y con porcentajes casi ridículos allá donde se han presentado. En muy pocos sitios han logrado el 5%.

Una aclaración: en el Kremlin hay dos tipos de neoliberales, los euroatlánticos (Medvedev) y los euroasiáticos (Putin). La pelea está entre ellos, sin duda. Fuera están los no pro-occidentales (Zirinosvski, del PLD) y los sí pro-occidentales (Navalny). Tener esto en cuenta, al menos de forma simple, es fundamental a la hora de hablar de Rusia. Tened cuidado a la hora de hablar de ovejas: hay churras y merinas, ambas son ovejas, pero no son iguales. Lo mismo pasa con los neoliberales rusos.

El Lince

jueves, 6 de septiembre de 2018

Jeroglífico

¿Iniciar las represalias o aceptar las humillaciones? Esta es la gran incógnita en Rusia hoy, a nivel de política exterior y de geoestrategia. Tras el asesinato de Zajarchenko en Donetsk, Rusia tiene que actuar. Es una obligación porque el malestar es cada vez más evidente, dentro y fuera del Donbás. Recupero un cartel soviético de 1921 que dice "Donbás, el corazón de Rusia". Se refiere, básicamente, a la riqueza minera, imprescindible para alimentar la industrialización que comenzaba entonces en la URSS.


Mañana se celebra la crucial reunión entre Rusia, Irán y Turquía (el grupo de Astaná) para decidir la ofensiva final del gobierno sirio sobre Idlib. EEUU y sus vasallos europeos siguen insistiendo en que no y alientan, otra vez, el espantajo del "ataque químico" como amenaza para atacar a Damasco y proteger a los yihadistas (esos "revolucionarios" que tanta simpatía despiertan en los mal llamados "progres"). Rusia ha movido barcos y submarinos al Mediterráneo, junto a los aviones y misiles que tiene en Siria, pero eso no indica nada si no hay voluntad de utilizarlos. Dejo un gráfico sobre lo que ese despliegue podría (condicional) hacer.


Putin está en una encrucijada. Este mes hay elecciones municipales y a gobernadores en Rusia. La elevación de la edad de jubilación está pasando factura a su gobierno y a su partido. Titubear en política exterior sería la puntilla. Este es el jeroglífico ahora para el Kremlin (y para nosotros).

El Lince

lunes, 3 de septiembre de 2018

El final de la etapa romántica

Comencé a escribir estos análisis en julio de 2014 hastiado de la inacción de los mal llamados "progres" con el golpe nazi del Maidán ucraniano y la guerra de agresión lanzada contra el Donbás cuando los habitantes de esta zona se negaron a aceptar el nazismo. Fue el comienzo de dos cosas sobre los mal llamados "progres": la constatación de la mediocridad en política interna e ignorancia en política exterior y su estupidez a la hora de considerar como "revolución" cualquier cosa que se mueva aunque sea más que sospechosa. "Revolución" de la que, por cierto, abominan aquí y que cuando se produce, como en Catalunya, huyen despavoridos para refugiarse en los cómodos sillones del sistema.

Mientras estos mal llamados "progres", que no son otra cosa que la izquierda de la derecha, defendieron a los nazis, criticaron a los antifascistas del Donbás. Y les dejaron a su suerte repitiendo, una vez más, el discurso de "títeres de Putin" como luego hicieron con el gobierno sirio. Eso fue lo que me llevó a comenzar a escribir aquí.

Durante mucho tiempo seguí casi al día lo que acontecía en el Donbás y desde hace un tiempo, un año exactamente, no publico nada. Ahora hay que hacerlo porque ha sido asesinado Alexander Zajarchenko, el principal dirigente de la Republica Democrática de Donetsk.

Zajarchenko era el hombre de Moscú, por lo que su asesinato deja en muy mal lugar al Kremlin. Entre otras cosas, por la más que deficiente protección. En unos momentos en los que los neonazis ucranianos se están preparando para romper los acuerdos con Rusia firmados tras la desintegración de la URSS, con las provocaciones en el Mar Negro (con detenciones de pesqueros rusos) y con el evidente incumplimiento de los Acuerdos de Minsk, mantener la ficción de que todo sigue igual es otra estupidez de los neoliberales de Putin, a quienes arropa. Todavía siguen hablando de "nuestros socios occidentales" y dando oportunidades a los neonazis como hizo recientemente Putin en su reunión con Merkel dando garantías sobre el mantenimiento del tránsito del gas por Ucrania.

Si en EEUU hay un "estado profundo" que está engullendo a Trump, en Moscú también lo hay y son los neoliberales quienes están rodeando, como una anaconda, toda la política, apretando y apretando cada vez más haciendo que el cuerpo no deje de mirar a Occidente. Los Acuerdos de Minks fueron la última oportunidad de poder negociar con Occidente de una forma civilizada. Desde entonces, uno tras otro, los más significados dirigentes, claramente antifascistas, han sido asesinados uno a uno: Mozgovoi, Motorola, Givi y ahora Zajarchenko. Con él muere la etapa romántica del antifascismo. Ninguna de las muertes se ha aclarado, ni se hará. Unas son claramente achacables a los servicios secretos ucranianos, otras a ajustes de cuentas (como ocurrió con Mozgovoi) porque se negaba a aceptar el retorno de los clanes oligárquicos al Donbás.

Zajarchenko no era ajeno tampoco a esto. Él protegió los intereses de uno de los principales oligarcas, Ajmetov, y más recientemente a otro, Kurchenko. El antifascismo se fue diluyendo para caer en lo de siempre, pese a que se rehabilitasen los monumentos soviéticos destruidos por los neonazis y se reinstalasen las estatuas de Lenin. El antifascismo quedó en una simple fachada de cara al neonazismo de Kiev. La gente esperaba cambios, económicos y políticos, pero no fue así.

Es cierto que ha habido una política mejor que en Kiev, manteniendo ciertas ayudas sociales y controlando los precios, por ejemplo, pero poco más. Cuatro años después, no se ha avanzado ni un milímetro en la unificación con Luganks (aunque Zajarchenko ayudó a derrocar al corrupto primer ministro Plonitsky) y la famosa Malorossiya (Pequeña Rusia) que Zajarchenko se comprometió a proclamar este pasado mes de julio duerme el sueño de los justos.

Sin embargo, Zajarchenko era el último símbolo de esa etapa romántica antifascista. Era el exponente más claro del rechazo al nazismo del Maidán. Eso facilita, también, una nueva iconografía, un nuevo escenario tanto para los neonazis de Kiev como para Moscú. Zajarchenko era uno de los firmantes de los Acuerdos de Minsk, por lo que ahora hay que darlos formalmente por rotos. Si Moscú sigue insistiendo en ellos no solo cometerá otro error -como el reconocer el gobierno de Poroshenko- sino que estará dando validez a toda esta estrategia de asesinatos. La tibia reacción de Moscú tras el asesinato de Zajarchenko es una buena pista. Estamos en algo parecido a lo de Siria, o iniciar las represalias o aceptar las humillaciones. Llevándolo un poco más lejos, es una clara provocación a Rusia en unos momentos en los que está centrada en Siria. Es como reactivar de nuevo otro frente. Y Putin arropando a los neoliberales. Pues muy bien, ya tiene otra buena muestra del buen hacer de Occidente.

Además, según esos acuerdos, el estatus especial del Donbás que se aprobó, con muchos recortes, en la Duma ucraniana, expiran dentro de dos meses, por lo que o bien se prorrogan o se incumplen definitivamente. Eso lleva a un nuevo escenario en el que Zajarchenko era fundamental: se oponía a la presencia de tropas de "mantenimiento de la paz" en el Donbás. Esa era inicialmente una propuesta rusa, luego descartada y retomada por los neonazis.

Se entra, por lo tanto, en una etapa de desestabilización evidente y en el que la gente tiene que reaccionar, tanto contra las amenazas externas como contra las internas. Tiene que volver el antifascismo original, la lucha contra los oligarcas y dar un puñetazo encima de la mesa del Kremlin. Porque la impresión es que Rusia está relajando su política en el Donbás. Cuando te golpean el silencio no es una opción, hay que responder. Por ejemplo, diciendo al Kremlin que si no puede parar los asesinatos tiene que reconocer a las repúblicas del Donbás.



El Lince

viernes, 31 de agosto de 2018

Se la juega

Putin se la juega. Por primera vez desde el año 2000, está a la defensiva. Ha tenido que salir en televisión para defender el aumento de la edad de jubilación haciendo alguna pequeña concesión. Pero la gente no traga. El que haya sido él y no su primer ministro indica cómo están las cosas. Sólo él tiene la suficiente popularidad como para hacerlo, aunque desde que se anunció ese aumento de la edad de jubilación, en mayo, la disminución es evidente y sólo ahora, al salir en televisión, ha recuperado algo: ahora está en el 70%.

Por el contrario, su gobierno está absolutamente desprestigiado, con niveles de desaprobación altísimos que cada vez van a más: el 71% lo rechaza.

La Duma, el parlamento, no sale mejor parado: el 68% dice que no aprueba su labor.

Como veis, el rechazo no hace más que subir con la excepción de Putin, que parece haber recuperado algo de resuello.

Tal vez haya que aplicar a los rusos el viejo dicho de que sarna con gusto no pica si en las elecciones del mes que viene vuelven a apoyar a Rusia Unida. Putin ha hecho un llamamiento a "o yo o el caos" y, sobre todo, ha hecho un llamamiento al voto femenino ofreciendo una rebaja de tres años en el aumento de la jubilación de las mujeres, que de los 63 previstos pasa a los 60 años, al tiempo que utiliza el reclamo de los hijos para añadir un poco más de sal: para las mujeres con tres hijos la jubilación sería a los 57, para las de cuatro a los 56 y para las de cinco se mantendría en los 55 años actuales. Para los hombres queda igual, un aumento desde los 60 actuales a los 65 previstos.

Ayer, en un nuevo intento de evitar la catástrofe, el gobierno anunció que las pensiones más bajas serán del 70% del salario mínimo. Eso supone un aumento del 25% respecto a los mínimos actuales y con ello esperan revertir una situación que se les empieza a ir de las manos. Con esto dice el gobierno que se cumple una de las promesas de Putin en marzo, una verdad a medias y que ha tenido que producirse tras las movilizaciones de rechazo al aumento de la edad de jubilación. También ha anunciado un aumento de las inversiones en sanidad y educación, aunque sin concretar.

Son movimientos a la desesperada tanto de Putin como de su partido, y no se descartan nuevos movimientos que "suavicen" la ley antes de las elecciones. Putin no cumplió su promesa de renovar el gobierno tras las elecciones presidenciales de marzo. Al contrario, lo que hizo fue reforzar a los neoliberales. Ahora está pagando las consecuencias.

El Lince

martes, 28 de agosto de 2018

Los movimientos de la derrota

La guerra de Siria está ganada. Por el gobierno, por Rusia, por Irán y por Hizbulá. Las recientes amenazas de EEUU, a las que se suman los vasallos habituales (Francia y Gran Bretaña) de atacar ante otros supuestos "ataques químicos" encubren el portazo que hace escasamente un mes recibieron en la cara cuando fueron, poco menos que mendigando, a intentar establecer lazos con el gobierno de Damasco.

EEUU, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita, Jordania, Egipto..., incluso los desprestigiados kurdos (y alguna vez los "solidarios" tendrán que ser valientes y abordar su papel) están corriendo intentando alcanzar un buen puesto de salida en la postguerra. Porque si la guerra se ganó hace un año, ahora se ha fortalecido el control del país hasta extremos que pocos podían (o podíamos) pensar.

Os cuento. En Mezze, distrito de Damasco, tuvo lugar hace cinco semanas una reunión atípica; una delegación estadounidense se reunió con una siria. Emiratos Árabes Unidos hizo el trabajo de intermediación y fue en un avión de este país donde llegaron los estadounidenses. La reunión duró cuatro horas, ni más ni menos. EEUU presentó una oferta al gobierno sirio, aparentemente fácil de aceptar: retirada de sus tropas. Pero no sin más, sino con garantías de retirada total de Irán de todo el sur sirio, participación de las empresas estadounidenses en la modernización del sector petrolero y la entrega de datos "completos" de los "grupos terroristas y sus miembros", tanto vivos como muertos, de forma especial los provenientes de países occidentales.

La respuesta siria fue la evidente: sólo aceptó la última propuesta aunque consideró "tentadora" la oferta. Siria ya ha llegado a un acuerdo con Australia para ofrecer esa información de los australianos que combaten en estos grupos, especialmente en el llamado Estado Islámico. Lo mismo ha hecho con Jordania y con los Emiratos Árabes Unidos.

La segunda, la de las empresas petroleras, fue aceptada con la condición de que se incluyan las firmas estadounidenses en convenios con empresas occidentales (sin especificar país) y/o rusas. Siria mantiene que no participarán en la reconstrucción del país quienes han ayudado a su destrucción, aunque al aceptar con esa condición la propuesta estadounidense ofrecieron un "gesto de buena voluntad" en respuesta a la visita.

Sobre la primera, la postura fue contundente: EEUU es un país ocupante de una parte del territorio sirio, está allí vulnerando el derecho internacional, por lo que no hay nada que negociar al respecto. Se tiene que ir, y punto. Siria es, además, parte integrante del eje de la resistencia contra Israel, por lo que la relación con Irán y Hizbulá es estrecha y no va a cambiar dado que debe mucho a ambos.

Aunque no se llegó a acuerdo alguno, este movimiento estadounidense fue visto por todo el mundo como la constatación evidente de la derrota y todo el mundo se ha posicionado desde entonces. 

En Egipto se está hablando, cada vez con mayor fuerza, de un encuentro oficial entre el presidente Sisi y Al-Assad. Eso junto a la presión de Egipto para que Siria sea readmitida de nuevo en la Liga Árabe (el asiento del país lo ocupa ahora, por decisión saudita, la "contra"). Y eso supondría todo un movimiento en cascada de los países árabes, que comenzarían a restablecer las relaciones con Siria. Egipto ya dio el paso a principios de 2017 siendo el primer país árabe en reabrir su embajada en Damasco.

Los Emiratos Árabes Unidos van a hacer lo mismo en breve. Una delegación técnica de mantenimiento está revisando las instalaciones de la embajada, cerrada desde hace siete años, para prepararla para su reapertura. Este país del Golfo ha decidido restablecer la ruta aérea entre las dos capitales y abrir un consulado en Latakia.

Jordania acaba de enviar un saludo "de hermano a hermano" del rey Abdalá a Bashar al-Assad coincidiendo con la liberación de todo el sur fronterizo con Jordania y con la reapertura de los dos pasos fronterizos entre los dos países. El saludo ha sido entregado en mano por el presidente de la Junta de Jefes de Estado Mayor jordano, Moahmoud Fraihat, a su homólogo sirio en una reunión mantenida la semana pasada.

Arabia Saudita da una de cal y otra de arena. Mientras acaba de ofrecer 100 millones de dólares para la reconstrucción de las zonas del este del Éufrates que controla EEUU (aunque formalmente se diga que son las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias, hegemonizadas por los kurdos), anuncia que quiere hacer lo mismo con las zonas controladas por el gobierno sirio. Pero hay un pero, el de siempre: la retirada de Irán. 

Y quedan los kurdos, los desprestigiados kurdos, que están acelerando los contactos con el gobierno sirio buscando algún tipo de acuerdo que cada vez aleja un poco más sus pretensiones "revolucionarias", si es que las tienen. Ya no se habla de federalización sino de descentralización, pero el gobierno sólo ofrece hablar de ello dentro de los marcos legales existentes, en especial la llamada Ley 107, que es del año 2011 y que ya reconoce alguna de las pretensiones kurdas como la educación y la lengua junto a la administración local a través de consejos electos.

EEUU parece que se ha sentido ofendido ante el rechazo de su propuesta y esta es la razón, secuencial, de los movimientos que está realizando desde entonces: desde las amenazas de nuevos ataques como dijo Bolton, hasta la apertura de una nueva base en la zona del este del Éufrates. Base que ya puede acoger aviones más pesados que los que ahora utiliza y que cuenta ya con un radar para asegurar una mayor protección en caso de represalias o sirias o (por improbables que parezcan) de Rusia.

El próximo 7 de septiembre habrá una reunión crucial entre Rusia, Irán y Turquía para discutir el futuro de la ofensiva en Idlib. Esta fecha es determinante para que todo el tablero se termine de asentar o vuelva a volar por los aires porque ni Occidente ni sus vasallos sauditas quieren una normalización que les deje fuera de juego. Es mucho lo que se cuece en Siria y, de rebote, más allá y Occidente corre el grave peligro de perder el tren de la historia.

Todos estos movimientos son un reconocimiento de la derrota que han sufrido esos países. Mientras que unos lo reconocen abiertamente intentando normalizar las relaciones y recuperar un poco su posición anterior, otros vuelven a alentar la única política que conocen: la guerra, el miedo y la extorsión. Cuesta, les cuesta reconocer que ya no con apenas nadie en la geopolítica.

El Lince

miércoles, 22 de agosto de 2018

La burla con amor

Que Occidente pierde hegemonía cada segundo que pasa es evidente. Que ya no da miedo, también. Que todos sus instrumentos, incluidos los militares, son ineficaces, comienza a ser incuestionable. Por eso sólo recurre a las sanciones, el único poder, el económico, que aún le queda y cada vez menos.

Por eso cuando la Red Nacional de Televisión China realiza un vídeo burlesco y satírico en el que agradece sarcásticamente las políticas de Trump hay que reflejarlo. Y más cuando el vídeo, subido a YouTube y a twitter ayer, ha desaparecido casi al momento. Censurado. Si queréis entreteneros, aquí está la dirección original del mismo.

https://www.youtube.com/watch?v=i05h4uUtc7g&feature=youtu.be

Otra muestra más de los valores "democráticos" que con tanto ahínco defiende Occidente por doquier. Pero como yo tengo a mi buena amiga Mei L. tengo fácil la solución: recurrir a ella. El vídeo es éste. No es muy difícil de entender, pero si alguien quiere hacer la traducción, bienvenida sea.




Con sarcasmo, se enumeran todas las formas en las que la guerra comercial ha ayudado a China. El comienzo no puede ser mejor: "¡Gracias, señor Trump, es usted genial!".

Que un medio estatal, por lo tanto el de mayor alcance, ataque a EEUU es significativo. Que lo haga son sorna y gracia, humilla aún más a EEUU. Hay un momento en el que dice que los aranceles impuestos a las importaciones de alimentos y bebidas estadounidenses van a ayudar a mejorar la salud de la población china: "en nombre de los médicos, gracias por señalar la necesidad de eliminar los productos estadounidenses como el bourbon y el tocino"", dice.

Y termina: "gracias por desacreditar a los medios de comunicación en general, así que tenemos que estar doblemente seguros de que no estamos produciendo noticias falsas. ¡Eres excelente!".

En la edición en chino, se añade "con amor, Cheng Lei", el nombre de la presentadora.

Con amor, China pasa de las sanciones (ilegales, según el derecho internacional pero ¿cuándo le interesa a Occidente el derecho internacional si no lo controla?) a Irán y compra más petróleo iraní en petroleros iraníes y no chinos. O sea, se vuelve a burlar de EEUU.

Con amor, China y Rusia van a realizar a mediados de septiembre las mayores maniobras militares desde 1981 (claramente respondiendo a las maniobras anunciadas por la OTAN en Noruega y presentadas como "las mayores después de la desaparición de la URSS").

Con amor, China está manteniendo conversaciones con Turquía e Irán para comerciar en monedas que no sean el dólar, principalmente en las monedas respectivas de cada uno de los países. Eso es algo que ya viene realizando con Rusia, por ejemplo. Y os recuerdo el papel que está adquiriendo el yuan en la economía mundial y el petroyuan en el comercio de petróleo.

Con amor, China y Nigeria han llegado a un acuerdo similar y el Banco Central de este país africano acaba de hacer su primera subasta ¡en yuanes! por un equivalente a 2.500 millones de dólares.

Con amor, China y Sudáfrica llegaron a acuerdos en la reciente cumbre de los BRICS para la realización de proyectos de inversión, en yuanes, por un equivalente de 4.800 millones de dólares.

Occidente, el Occidente "democrático" hegemonizado por EEUU, está rompiendo todas las reglas, acuerdos, tratados elaborados por él mismo cuando estaba seguro de su hegemonía. Ahora está en decadencia y se lo pasa por el forro simplemente porque el cumplir con sus propias normas significa abdicar de la hegemonía mundial. Por eso hay que reescribirlo todo. Por eso hay que sancionar, el único poder que, todavía y con matices, le queda. Y los vasallos, sobre todo los europeos, diciendo que sí a todo ello.

Occidente está en decadencia. La burla china, con amor, eso sí, es sólo una muestra más.

El Lince

lunes, 20 de agosto de 2018

El último héroe

Mi amiga francesa Danielle me ha comunicado que el pasado 4 de agosto murió el último héroe, Arsène Tchakarian. Tenía 101 años. Armenio, comunista, brigadista internacional en defensa de la II República española, guerrillero en Francia contra los nazis. El último superviviente de un grupo mítico de la resistencia francesa, el "Grupo Manouchian".


Tuve el honor de conocer a Arsène en 1996 cuando mi abuelo, un poco antes de morir, él también comunista, combatiente en el mítico V Regimiento durante la guerra desatada por los fascistas contra la II República, exiliado en Francia tras la derrota y también guerrillero integrante en la resistencia francesa, me llevó a una reunión de antiguos resistentes en París. Y allí conocí toda su historia. Y allí coincidí con Danielle. También acompañaba a dos de sus abuelos, él y ella, partisanos. Desde entonces la amistad entre Danielle y yo es inquebrantable. Gran parte de lo que he publicado sobre Francia proviene de ella.

El "Grupo Manouchian" ha pasado a la historia, y en lo que a mí atañe no quedará en el olvido, como uno de los más eficaces y activos grupos de la resistencia contra los nazis. La práctica totalidad de sus integrantes eran inmigrantes (polacos, italianos, húngaros, rumanos, armenios y un español). Sólo tres de ellos eran franceses. Todos eran comunistas. Missak Manouchian, armenio, escritor y poeta, era el principal responsable y de ahí el nombre del grupo.



Realizaron decenas de acciones guerrilleras (los nazis y los colaboracionistas del régimen de Vichy les acusaron de 56, con cientos de muertos y heridos entre los ocupantes nazis; pero en los archivos que se pudieron salvar aparecen relatadas 115 acciones desde 1940 hasta 1944, es decir, un promedio de tres al mes, muchas de ellas decisivas para el debilitamiento de los nazis en la región de París) pero los colaboracionistas lograron desmantelar el grupo, deteniendo a 23 de sus integrantes (3 habían muerto en las acciones realizadas) y sólo tres pudieron escapar. Arsène Tchakarian fue uno de ellos aunque tras un tiempo breve en la clandestinidad más absoluta volvió a integrarse en la resistencia y a realizar acciones contra los nazis hasta la liberación de París.

Arsène formó parte de la célula del "Grupo Manouchian" que ejecutó a uno de los principales esbirros nazis, Julius Rittter, general de las SS y supervisor del trabajo obligatorio que obligaba a trabajar, sobre todo a los inmigrantes, en turnos de esclavitud para apoyar el esfuerzo bélico nazi. Bajo su supervisión, y hasta que fue ejecutado por el "Grupo Manouchian", 650.000 inmigrantes, hombres y mujeres, fueron deportados a las fábricas alemanas.

Los nazis fusilaron a 22 de los integrantes del "Grupo Manouchian" y a una mujer, Olga Bancic, la decapitaron. Eran 8 polacos, 5 italianos, 3 franceses, 2 rumanos (Olga lo era), 2 armenios, 2 húngaros y un español, Celestino Alfonso. Como colaboradores fueron detenidas otras 45 personas, hombres y mujeres, que sufrieron torturas de las que nunca se terminaron de recuperar.


Olga logró arrojar por la ventana de su celda un papel que alguien consiguió conservar y hacer llegar a su destino, aunque tuvo que recurrir a la Cruz Roja Internacional para lograrlo. Era una carta dirigida a su hija. Decía, "por favor, envíe esta carta a mi hija Dolores Jacob después de la guerra. Este es el último deseo de una madre que vivirá otras 12 horas. Gracias".

En el interior estaba este texto:
"Mi querida niña, mi pequeño amor. Tu madre escribe la última carta. Mi querida niña, mañana a las 6 en punto, 10 de mayo, ya no estaré.
Mi amor, no llores, tu madre tampoco llora. Muero con la conciencia tranquila y con la convicción de que mañana tendrás una vida y un futuro más feliz que tu madre. No tendrás que sufrir más. Siéntete orgullosa de tu madre, mi pequeño amor. Siempre tengo tu imagen frente a mí.
Voy a creer que verás a tu padre. Espero que tenga otro hechizo. Dile que siempre pensé en él como en ti. Te amo con todo mi corazón.
Ambos sois muy queridos para mí. Mi querida hija, tu padre es, para ti, una madre también. Él te quiere mucho.
No sentirás la falta de tu madre. Querida niña, termino mi carta con la esperanza de que seas feliz por toda tu vida, con tu padre, con todos.
Te abrazo con todo mi corazón, mucho, mucho.
Adiós mi amor.
Tu madre".



Recuerdo que Arsène Tchakarian me contó (traducía mi abuelo), con una sonrisa, que siempre combatió a los nazis por convicción, por sus ideales, pero también para vengar a sus camaradas. "Y a fe que lo hice", me dijo.

Los nazis quisieron hacer un escarmiento con los fusilamientos del "Grupo Manouchian" y empapelaron París, 15.000 carteles, con las fotografías de quienes acababan de fusilar. El "ejército del crimen", les llamó. Pero el tiro les salió por la culata. La gente no arrancaba los carteles sino que colocaba flores al pie de los muros donde estaban pegados. El cartel es éste. Es conocido como "el cartel rojo".


Los nazis de ayer, como los de hoy aunque se adornen con ropas "democráticas", acompañaron el cartel con octavillas jugando la carta del racismo, la xenofobia y del antisemitismo. Porque muchos de los integrantes del "Grupo Manouchian" provenían de familias judías aunque fuesen comunistas. "Si los franceses saquean, roban, sabotean y matan... siempre son extranjeros los que lo ordenan. Los judíos son quienes los inspiran. Este es el ejército del crimen contra Francia", decía el panfleto entre otras cosas del mismo cariz.

Daniel Bensaid, muerto no hace mucho, dijo que "quien no tiene memoria ni de derrotas ni de victorias pasadas tampoco tiene mucho futuro". Las nuevas generaciones son analfabetas sobre la historia antifascista y gran parte de la culpa la tienen los supuestos "progres" y sus políticas. No son ajenos al auge del fascismo en Europa, al que han dado alas con su inacción y "moderación". Rodolfo Walsh, asesinado hace mucho más tiempo, dijo que "las clases dominantes pretenden que el pueblo trabajador no tenga historia, ni héroes, ni mártires; de forma que cada vez haya que comenzar desde cero".

Esta es mi modesta contribución para que ello no sea así. Este es mi modesto homenaje a Arsène Tchakarian, el último héroe.


El Lince

jueves, 16 de agosto de 2018

¿Un test?

Os dije que en septiembre habrá elecciones a gobernadores y a alcaldes en Rusia. Os dije, también, que el incremento de la edad de jubilación está provocando un descenso considerable tanto de la popularidad de Putin como de su partido, Rusia Unida. El Partido Comunista ha logrado, después de varios reveses legales, que se acepte su propuesta para celebrar un referéndum sobre el incremento de la edad de jubilación, que ahora mantiene la legislación soviética de 60 años para los hombres (la propuesta es subir a los 65) y 55 para las mujeres (que se eleva a los 63). Rusia Unida está utilizando todos los resortes que le da el poder para desvirtuar y ganar ese referéndum. Una de las formas es la intrincada pregunta, que no será simple de sí o no. Otra, dificultar la cesión de locales municipales o gubernativos para la celebración de actos explicativos. Vamos, el comportamiento habitual de la izquierda de la derecha (los mal llamados "progres") y de la derecha de la derecha en todas partes.

Pues bien, hay zonas en las que se está adelantando todo el proceso electoral y están apareciendo sorprendentes resultados. Una de esas zonas es la Región Autónoma Judía (sic). ¿Os sorprende? Pues fue establecida en 1924 por el Comité de Nacionalidades del Partido Comunista de la Unión Soviética (bolchevique) y ratificada en 1926 con la elección, un año más tarde, 1927, de la zona que ocupa en la actualidad, en la parte más oriental de Rusia y fronteriza con China. En 1928 vivían en la zona 623 judíos, poco más tarde la cifra llegó a los 34.000, luego disminuyeron y hoy son 112.000 sus habitantes, judíos o no, de los que 80.000 viven en la capital, Birobidján, y el resto en otros tres distritos dependientes de la capital. Desde la etapa de Stalin, la información de esta región se ofrece en ruso y en hebreo, para que los judíos no perdiesen el idioma. Ahora la información de la página oficial de las instituciones está en estos dos idiomas junto al inglés y el chino aunque se considera que quienes profesan el judaísmo apenas llegan al 10% de la población.

No obstante, esta es la imagen de la plaza principal de Birobidján, enfrente del ayuntamiento. Es de la etapa soviética, por cierto.


El domingo pasado se celebraron las elecciones y el triunfo fue para el Partido Comunista (64'66%) frente a Rusia Unida (32'05%). La gente sólo da una razón para haber desbancado a Rusia Unida de la alcaldía: la elevación de la edad de jubilación.

Esta es una foto de un acto en Birobidján, previo a las elecciones, sobre el aumento de la edad de jubilación.


Lo interesante es que el PC contó con el apoyo informal de todos quienes se oponen a la elevación de la edad de jubilación, incluidos los liberales nacionalistas y no pro-occidentales (los liberales pro-occidentales, a quienes apoya Occidente, sí se presentaron logrando un resultado por debajo del 5%), que a última hora retiraron a su candidato. Lo mismo hizo Rusia Justa, una especie de Podemos con una difusa mezcla ideológica entre socialdemocracia, keynesianismo y tercera vía hacia ninguna parte que no termina de cuajar y que en muchas ocasiones se ha posicionado junto a Rusia Unida (o sea, como aquí con el PSOE). Aunque estas dos fuerzas dieron libertad de voto a sus seguidores y la gran mayoría se quedaron en casa sí se calcula que una cuarta parte de ellos terminaron votando la lista del PC.

Aunque sea una región apartada, con una población pequeña, el resultado es a tener en cuenta. ¿Significa lo ocurrido que es un test, el precedente de un frente común contra la elevación de la edad de jubilación a nivel de toda Rusia? Está por ver, así como que se extrapole al resto del país en las elecciones de gobernadores y alcaldes de septiembre, pero sin duda es un serio toque de atención a Putin y su gente. Y como una burla sangrienta el diputado de esta región autónoma, de Rusia Unida, que votó en la Duma (Parlamento) a favor de aumentar la edad de jubilación para recibir pensiones, murió de un infarto al día siguiente de las elecciones.

El Lince

martes, 14 de agosto de 2018

Hacia la irrelevancia

Lo sé, voy de cabeza a otro charco. Es mi especialidad. El charco es la OTAN, lo que provoca mi salto es la afirmación de que la OTAN es cada vez más irrelevante. ¡Chof! ya estoy en el charco.

El espectáculo que estamos viviendo es muy gratificante. Un miembro de la OTAN sanciona a otro miembro de la OTAN. Desde que en 1966 Francia abandonase la estructura militar de la OTAN, recuperada en el 2009 por Sarkozy, no se había visto nada igual. Yo ya tengo mis palomitas para ver la película con regocijo. La crisis interna es de tal calibre que nadie sabe por dónde salir ni por dónde tirar. Pareciese el camino a ninguna parte, pero no.

La moneda turca, la lira, ha perdido el 40% de su valor por las sanciones, contra dos ministros y fundamentalmente por aranceles al aluminio y al acero. Lo mismo de siempre por parte de Occidente y sus famosos "valores democráticos": apretar a los pueblos para que se rebelen eligiendo a gobernantes dóciles a las pretensiones occidentales. Pero resulta que quienes también están sufriendo son los bancos europeos, como el BBVA español, que tienen grandes intereses en Turquía.

Hay otros que también han hecho acopio de palomitas: los rusos, los chinos y los iraníes, sobre todo.

Porque EEUU da otra vuelta de tuerca y ha ordenado a los pilotos turcos que estaban familiarizándose con los aviones F-35 que abandonen el país porque durante 90 días castiga a Turquía con no retomar la discusión sobre si entrega o no los aviones, que Turquía ya ha pagado, por cierto, si Turquía no renuncia a la compra de los misiles S-400 rusos. Es la rabieta de EEUU al anuncio turco de que no va a aplicar las sanciones contra Irán y no va a secundar las bravatas estadounidenses sobre que no hay que comprar su petróleo o se las verán, turcos y el resto del mundo, con EEUU.

Turquía es vital para la OTAN sólo en una cuestión, más allá de los tópicos de "segundo ejercito más grande" y bla, bla, bla. Turquía da la cobertura necesaria para que la OTAN pueda quitarse de encima el sambenito de "club cristiano". Porque a excepción de Turquía, todos los integrantes de la OTAN o son católicos o son protestantes. Es decir, cristianos. Y así la OTAN "vende" que también hay participación musulmana y que no va contra el Islam, por ejemplo. Este discurso lo ha usado en Bosnia y en Afganistán, por mencionar dos casos. También Turquía es importante por su ubicación geoestratégica, pero eso cada vez pierde más importancia debido a su alianza con Rusia, ahora con China (los chinos están ofreciendo ayuda económica) y, en menor medida, Irán.

Turquía sólo tiene una cosa vital para la OTAN: la base aérea de Incirlik, cerca de la frontera con Siria. Y esta es la gran baza de Turquía en el tira y afloja con EEUU.

Pues bien, el pasado día 9 un grupo de abogados de la "Asociación para la Justicia Social" ha presentado un recurso ante la corte suprema turca solicitando el cese temporal de las operaciones aéreas y de otro tipo en la base, así como la detención de un general, siete coroneles y tenientes coroneles de EEUU por su participación en el golpe de estado de hace dos años. Aunque la demanda no tiene ninguna posibilidad de prosperar por el acuerdo que impone EEUU a todos los países donde tiene tropas, relativo a la inviolabilidad e inmunidad de sus soldados, el hecho es relevante porque indica un cada vez mayor estado de opinión entre los turcos: EEUU y, de rebote, Occidente, es totalmente prescindible.

Eso implica a la OTAN, que está portándose como los espectadores de un partido de tenis: mirar de un lado para otro sin poder intervenir. Mayor constatación de su inoperatividad es imposible. Es el camino, nada largo, hacia la irrelevancia.

El Lince

miércoles, 8 de agosto de 2018

Se hace camino al andar

Es lo que decía Antonio Machado en uno de sus poemas. Y es lo que está haciendo China desde que a finales del mes de marzo puso en marcha el petroyuan. EEUU ha impuesto sanciones a Irán, como sabéis. Que sean ilegales según el derecho internacional es lo de menos. ¿Cuándo le ha interesado a Occidente el derecho internacional si no lo controla? Estos son los "valores democráticos" que con tanto ahínco se defienden. Pues bien, hay un ganador claro de las sanciones a Irán, y no son los vasallos europeos ni Rusia ni el propio EEUU y ni siquiera el régimen fascista de Israel. El ganador es China.

Vamos a tener que dar las gracias a Trump por lo que está haciendo. Porque hay gente por el mundo que se está dando cuenta de lo que pasa y hacia dónde hay que comenzar a caminar ahora y ya no es hacia Occidente precisamente. Mirad lo que está pasando con el petróleo.


Los compradores de petróleo, y también los especuladores, están virando hacia la bolsa de petróleo de Shanghái y comprando barriles allí con más fuerza que en otras partes (el Brent de Londres y el WTI de Nueva York). Y lo hacen por dos razones: la primera, porque una de las contra-medidas de China en la guerra comercial con EEUU es la devaluación de su moneda, que es más barata ahora respecto al dólar; la segunda, que está demostrando que es un socio fiable de Irán y que se opone a la amenaza de EEUU de que los países del mundo mundial dejen de comerciar con el país persa.

China ya anunció en marzo que se comercializaría en dólares y petroyuanes las transacciones en su bolsa petrolera hasta el verano. El verano ya está aquí, el comercio es sólo en petroyuanes y el petroyuan aparece como una alternativa clara al petrodólar. Un nuevo clavo en el ataúd de la hegemonía occidental, sobre todo de EEUU y del dólar.

Otro gráfico para que lo terminéis de entender. El petróleo WTI mueve unos 13 millones de barriles diarios, el Brent unos 6 y el Shanghái unos 2 millones. La diferencia entre unos y otros es que Shanghái sólo lleva cuatro meses operando.


Es más, el pasado día 6 China hizo el movimiento definitivo: Sinopec, empresa estatal, suspendió las importaciones de petróleo de EEUU "al menos hasta octubre". Esto se suma a otras como PetroChina o Zhenhua Oil y a los refinadores independientes que ya desde el mes de junio hicieron lo mismo en respuesta a la imposición de aranceles por parte de EEUU a los productos chinos. Hay que resaltar que China es el segundo importador de petróleo de EEUU. El primero es Canadá. ¿Y a quién va a comprar China el petróleo que llegaba de EEUU? Adivina, adivinanza: a Irán. Un doble golpe a la arrogancia estadounidense.

La internacionalización del yuan va según lo previsto, se está asentando con fuerza y la tendencia no sólo va a continuar sino a aumentar. El petroyuan es el vehículo perfecto. En estos momentos es ya el 3'13% de todo el dinero que se mueve en el mundo desde que en diciembre de 2015 fuese incluido en la canasta de divisas del FMI. Y eso a pesar del constante boicot de EEUU dentro y fuera de las propias estructuras del viejo orden como el propio FMI o BM. Ese porcentaje del yuan es similar al de la libra esterlina británica y del yen japonés. La diferencia es que estas dos monedas llevan años estancadas mientras que el yuan está en constante crecimiento, lento, pero crecimiento porque en 2016 era del 1'68% y en el 2017 ha sido de ese 3'13%. Supongo que no hará falta indicar que este crecimiento del yuan se produce a costa del dólar, del euro y de las otras dos monedas mencionadas. Aunque os parezca un porcentaje pequeño o ridículo, eso son miles de millones menos de dólares, euros, libras y yenes en circulación. Es decir, un poquito menos de Occidente cada día.

Y como la gente cada vez es menos tonta, por eso en estos momentos son 60 los países que han incluido el yuan en sus reservas de divisas (entre quienes hay que apuntar a Alemania y al Banco Central Europeo).

El Lince

lunes, 6 de agosto de 2018

El aire es rojo

Venezuela, Nicaragua, Brasil, Argentina, Ecuador, Honduras, Paraguay... los "progres" siguen cosechando triunfos. Los intentos por redefinirse, por apostar por la política de "conciliación de clases" con la oligarquía está dando unos resultados desastrosos. Chávez cometió un error histórico cuando pudo terminar con ella y no quiso.

La oligarquía siempre, en cuanto tiene ocasión, hace lo que sabe hacer y en lo que la pretendida izquierda siempre comete el mismo error. El atentado contra Maduro debería servir para que de una vez por todas la pretendida izquierda aprendiese de sus errores. Pero mucho me temo que no, que, por el contrario, profundizará en los mismos. La pretendida izquierda hoy sólo es una realidad en la derecha. O sea, que está un poco a la izquierda de la derecha.

En el Estado español (España, para otras latitudes) se ha visibilizado de forma clara con el tema de Catalunya. Hobbes denominaba "actos de hostilidad" todos los actos que iban dirigidos contra alguien que no es políticamente obediente al Estado, a la autoridad legal, y que ante ellos "cualquier imposición de castigo es legítima". Ahí está el caso de los presos políticos catalanes. En Colombia eso se ha conocido como "falsos positivos", o ahora con la escalofriante cifra de dirigentes sociales asesinados tras el acuerdo de paz con las FARC. En México sigue sangrando Ayotzinapa, y veremos qué hace López Obrador al respecto. Y así casi hasta el infinito. El gran éxito del capitalismo es la destrucción filosófica de la izquierda, como cuando quienes se definen así asumen de una forma absolutamente acrítica - por aquello de la "moderación"- borrar cualquier pretensión emancipatoria. Y pasa lo que pasa, como el golpe en Brasil, y antes en Honduras, y antes en Paraguay, y ahora en Venezuela. No se hace política de izquierdas con medidas asistenciales (Programa Hambre Cero de Lula, Misiones Bolivarianas de Chávez) sino con un cambio en las relaciones y modo de producción. ¿Solidaridad? Sí, pero dando caña. La retórica no sirve de nada si no va acompañada de la ética. La única diferencia hoy entre la izquierda de la derecha y la derecha de la derecha es en cuestiones menores -y habrá quien se suba por las paredes cuando lo lea-, sobre todo en cuestiones sociales, pero mantienen el mismo discurso y la misma práctica en lo fundamental: la visión económica del mundo.

No son pocos los "progres" que desacreditan el socialismo, el comunismo y cualquier movimiento antiimperialista existente. Por eso hay que inspirar a fondo cuando nos encontramos con iniciativas sorprendentes y, al mismo tiempo, simpáticas. Porque ese aire que respiramos es rojo.

La primera llega desde China y me la envía una amiga muy querida, Mei L. Recordaréis que existe un importante movimiento universitario, los "Jóvenes Marxistas", que se extiende y está logrando victorias insospechadas hace poco como que el gobierno se haya visto obligado a rectificar su plan de estudios y que significaba amoldarlo a Occidente. Ahora ya no es así. La consigna central de los "Jóvenes Marxistas" es "Más Marx, menos Occidente".

Al calor del mismo, y coincidiendo con el 200 aniversario del nacimiento de Marx, el gobierno decidió hacer una conmemoración por todo lo alto. Tanto a nivel oficial como popular. Y aquí es donde han aparecido los "Jóvenes Marxistas". En Beijing existe una exposición sobre Marx y el pensamiento marxista que acaba de recibir su visitante dos millones. Se titula "El poder de la verdad" y recibe una media de 39.500 visitantes diarios, según en Museo Nacional de China, donde se recoge, y según me envía mi amiga Mei L.

Se exhiben 100 manuscritos de Marx, Engels y Lenin, más de 900 libros, 150 fotografías, 70 piezas de arte y esculturas de estos grandes pensadores. Esta es una muestra.

















La contestación a la política capitalista del gobierno es evidente. Poco a poco, quienes se reclaman no sólo de boquilla seguidores del pensamiento marxista van tomando más espacio y de una manera más pública.

Junto a esto, en Rusia y al calor de las elecciones que habrá en septiembre surgen iniciativas simpáticas y corrosivas que están teniendo un gran éxito. Sobre todo ahora, cuando el partido de Putin acaba de dar otro paso neoliberal impresionante, como el aprobar por ley que las lenguas minoritarias ya no serán obligatorias en las escuelas (aduciendo lo de siempre, el dinero que cuesta). En Rusia se mantenía hasta ahora el sistema soviético, como en la jubilación, respecto a las lenguas, educando a los jóvenes en 133 lenguas de las que 35 son oficiales a escala subestatal. Este sistema se ratificó en 2012, pero ahora se va a la mierda afirmando que sólo se educará en la lengua materna si se pide expresamente. Hasta ahora era obligatorio. En Tartarstán, Daguestán o Komi, por ejemplo, el malestar es evidente. Rusia Unida, el partido de Putin, da un nuevo giro a la derecha. El Partido Comunista tiene otra baza que jugar en las elecciones de septiembre.

Por eso es entendible el éxito que ha provocado el vídeo que os pongo, una parodia satírica de la sociedad actual en la que los personajes que aparecen en las fotografías son las de los diputados que han promovido a nivel legislativo el aumento de la edad de jubilación. Sus nombres, además, aparecen al final del mismo para que quede constancia de quiénes son.

El vídeo empieza con una cita de Maiakovski, el gran poeta soviético:

"Come tu piña
mastica la perdiz
tu último día se acerca, burgués".

Son los versos que gritaban los bolcheviques que tomaron el Palacio de Invierno.

No hace falta casi traducción del vídeo ni qué libros aparecen ni cuál es la trama. Sí resaltar la recuperación de la fábrica por los obreros y la canción final, "La canción del camarada", un éxito soviético de 1973 que dice "no romperé mis votos, no me inclinaré, me levantaré de nuevo mientras silban las balas".


El Lince

jueves, 2 de agosto de 2018

Por si hubiese dudas

Que el Fondo Monetario Internacional es un instrumento de la política imperialista de EEUU es un hecho. Al igual que el Banco Mundial. Pero por si todavía queda algún iluso o ilusa, incluyendo a los mal llamados "progres", que piensa que estas estructuras son reformables, o algo similar, lo que acaba de decir el Secretario de Estado de EEUU es lo suficientemente ilustrativo como para acabar con las dudas.

Resulta que en Pakistán ha habido elecciones y que ha ganado un candidato partidario de reforzar los vínculos con China pero, al mismo tiempo, quería solicitar un préstamo al FMI de 12.000 millones de dólares. Pues bien, Pompeo ha dicho que "no hay ninguna razón para otorgar ese préstamo asociado a los dólares estadounidenses, que son parte de los fondos del FMI, porque iría a rescatar a los tenedores de bonos chinos o a la propia China". ¿Más claro? No es el FMI quien niega el préstamo, es EEUU. Y eso a pesar de que en la canasta de divisas del FMI hay otras monedas en las que se podría haber otorgado ese préstamo como el euro, el yen, la libra esterlina o el propio yuan.

Una demostración inequívoca de que es EEUU quien manda, el resto no son más que vasallos como recientemente escenificó ese zombi que es la UE. Eso es lo que da un mayor valor a las nuevas estructuras existentes como el Banco Asiático de Inversión e Infraestructuras o al Nuevo Banco de Desarrollo de los BRICS.

¿Qué ha hecho Pakistán? Pues lo lógico: acelerar el proceso de abandono del dólar que inició en enero de este año y adoptar un nuevo marco regulatorio que facilita el uso del yuan en las transacciones comerciales, tanto importaciones como exportaciones, y de inversión extranjera, incluyendo las transacciones financieras hacia el exterior.

Trump quiere enfrentarse a China y dificultar la Nueva Ruta de la Seda. En realidad lo que está haciendo es poner una alfombra para que los países vayan desprendiéndose del tutelaje matón de EEUU y abracen la nueva estrategia multipolar que representa Eurasia, donde China juega un papel importante sin duda.

¿Y qué ha hecho China? Pues ofrecer un crédito inmediato equivalente a 2.000 millones de dólares. Indirectamente China ha hecho una pregunta ¿quién necesita al FMI? La respuesta no está en el viento, precisamente.

El Lince

martes, 31 de julio de 2018

Heroínas

Son muchas, miles, de todos los continentes. Pero en Palestina se están destacando últimamente.

Ahed Tamimi, la segunda sonrisa de la victoria, ya está libre. Con ella su madre, que también fue encarcelada.

De Ahed sabemos casi todo, de su madre, Narimane, casi nada. Estas son las palabras de ambas tras la liberación, está en árabe pero lo que voy a resaltar es lo que dijo Narimane (minuto 2'17"):



"Buenas tardes a todos y gracias a todos los periodistas que están aquí y a todas las personas que se han tomado la molestia [de solidarizarse] por nosotras. Es un gran orgullo para nosotros estar juntos, que somos el árbol y ustedes son sus raíces, No repetiré lo que Ahed acaba de decir, sólo diré una pequeña cosa. Yo, una madre, tengo una hija que ha estado en prisión y que ha estado también en la cárcel, y estando allí conocí el encarcelamiento de mi hijo, que todavía está encarcelado.

Envío un mensaje a todas las madres y padres:

No debemos temer por nuestros hijos. Como la sal que se disuelve en el agua, nuestros hijos son la sal de la tierra. Nuestra fuerza es que existimos. Permitid que nuestros niños comiencen. Dejad que nuestros hijos hagan lo que quieran. Incluso dentro de las casas también mueren. Y fuera de las casas, también mueren. Al menos, dejadlos morir enfrentando esta ocupación para repelerla. Nuestra fe está en ellos, en sus mentes, en la mente de nuestros hijos y en nuestra causa. Nuestra lucha nacional y popular es el camino de nuestra victoria.

Gracias".

 El régimen fascista de Israel se ha visto obligado a liberarlas, pero la celda que han dejado ya ha sido vuelta a ocupar. La "única democracia de Oriente Próximo", esa que defienden con ardor los demócratas occidentales, junto a sus valores, ha vuelto a llenarla. Con el apoyo de Occidente y arropándose en sus sacrosantos valores.

Darin Tator, conocida poetisa de 36 años, acaba de ser condenada a cinco meses de cárcel por un poema titulado "Resistir, mi pueblo, resístelos".

Una estrofa es el motivo más relevante de la acusación del régimen fascista de Israel contra ella, dice:

"No sucumbiré a la 'solución pacífica'
nunca bajaré mis banderas
hasta que los desaloje de mi tierra"



¿La acusación? "Alabar e identificarse con actos de violencia y terrorismo" e "incitación a través de las redes sociales". Igual os suena de algo porque en el Estado español también ocurre lo mismo.

Este es el poema completo:


Resistir, mi pueblo, resistirlos
Resista, mi pueblo, resístelos.
En Jerusalén, vestí mis heridas y respiré mis penas
Y llevó el alma en mi palma
Para una Palestina árabe.
No sucumbiré a la "solución pacífica"
Nunca bajaré mis banderas
Hasta que los desaloje de mi tierra.
Los echo a un lado por un tiempo venidero.
Resiste, mi pueblo, resístelos.
Resistir el robo del colono
Y sigue la caravana de mártires.
Destruye la constitución vergonzosa
Que impuso la degradación y la humillación
Y nos disuadió de restaurar la justicia.
Quemaron a niños inocentes;
En cuanto a Hadil, la atacaron en público,
La mató a plena luz del día.
Resiste, mi pueblo, resístelos.
Resisea el ataque del colonialista.
No prestes atención a sus agentes entre nosotros
Quién nos encadena con la ilusión pacífica.
No temas las dudosas lenguas;
La verdad en tu corazón es más fuerte,
Mientras te resistas en una tierra
Eso ha vivido las incursiones y la victoria.
Entonces Ali llamó desde su tumba:
Resiste, mi gente rebelde.
Escríbeme como prosa en la madera de agar;
Mis restos te tienen como respuesta.
Resiste, mi pueblo, resístelos.
Resiste, mi pueblo, resístelos.


El Lince