lunes, 7 de marzo de 2016

Europa, a lo suyo

O sea, allanando el camino al fascismo. En Eslovenia se celebraron elecciones la semana pasada y los fascistas consiguieron el 8% de los votos, quedando en tercer lugar. En Hesse, un estado federado de Alemania, se acaban de celebrar elecciones y los fascistas han logrado el 13'2% de los votos, quedando también en tercer lugar. Antes ha habido un crecimiento espectacular de los fascistas en Noruega, en Finlandia, en Austria, en Francia... La buena noticia, si es que la hay, es que la abstención ha sido del 52% y que Die Linke (La izquierda) ha subido un puntito en Hesse, pasando del 2'7% al 3'7%. Insuficiente de todas todas y que pone de manifiesto la crisis existente ahora mismo en la izquierda, más o menos "revolucionaria".

Die Linke, a la quien he defendido, está atravesando una crisis importante porque una formación comunista que se integraba en ella ha abandonado el partido por considerar que dentro de Europa no se hace otra cosa que reforzar el orden de cosas existente y que lo que hay que hacer es romper, sin tapujos. Vamos a ver cómo repercute esta crisis en las elecciones que va a haber en otros land a lo largo de este año (Baden-Wurttemberg, Rheinland-Pfalz, Sajonia, Mecklenburgo, Baja Sajonia y Berlín) pero la situación no pinta precisamente con colores prometedores para la izquierda "revolucionaria".

Si Die Linke no lo tiene fácil, los Verdes (el Podemos alemán) lo tienen todavía peor. En Hesse han perdido la friolera del 6'7% de sus votos, quedándose en el 11`6% y, por lo tanto, por debajo de los fascistas. Por dar todos los datos, socialdemócratas (28%) y cristianodemócratas (28'2%) van a reeditar la famosa "gran coalición" que ahora tienen a nivel federal.

Europa se encamina claramente hacia el fascismo, blando (todavía) en unos casos y duro en otros. Mientras, la pretendida izquierda (o sea, lo que yo llamo la otra derecha) a lo suyo, a las estupideces habituales de que "otra Europa es posible" y demás sandeces. como lo que anda diciendo por ahí Varoufakis y su famoso "plan B" para Europa que con tanto entusiasmo es acogido por algunos restos de Podemos y similares.

Con el pudor de los puritanos, valga la redundancia, se define el ascenso del fascismo en Alemania y otros países europeos como "populismo de derechas", pero es que también hay un partido abiertamente nazi, con parafernalia nazi, que ha conseguido el 14% de los votos en la comuna de Buendingen, 21.000 habitantes, de Hesse. Lo reseñable del caso es que los eufemísticamente llamados "populistas de derechas", Alternativa para Alemania, no presentaron candidaturas para reforzar a los nazis en este pueblo.

Esta es la Europa actual, este es el camino que se está recorriendo. En Honduras matan a dirigentes populares, en Argentina despiden a decenas de miles de trabajadores, en Venezuela se apuesta por un golpe parlamentario al estilo del que se dio en Paraguay contra Lugo... También América Latina sabe de qué se está hablando y tampoco allí hay reacción.

Mientras no se rompa el corsé mental de que sólo se puede hacer algo con "la izquierda posible" y no con la otra izquierda, o sea, la de verdad, la que hace frente a todo ésto, el avance del fascismo seguirá siendo como el alud que lo barre todo.

El Lince

5 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  5. El fascismo es la cara B del capital, y además, cuenta con el apoyo-o en el mejor de los casos-con la permisividad del resto de partidos mal llamdos democráticos. Sólo los comunistas estamos frontalmente en contra del fascismo y el nazismo.

    ResponderEliminar