jueves, 22 de septiembre de 2016

El país más pobre de Europa es...

Ucrania. ¡Bienvenida, democracia! ¡Felicidades, Maidán! Los nazis de Kiev, amparados y financiados por los muy democráticos EEUU y sus vasallos europeos lo han logrado de forma oficial: el país más pobre de Europa es Ucrania.

De nada sirve que el FMI haya vuelto a violar sus propias normas y haya otorgado un nuevo crédito de 1.000 millones de dólares a Ucrania (algo que no se puede hacer, según el propio FMI, si un país reclama una deuda a otro país, como ha hecho Rusia con Ucrania por valor de 3.000 millones de dólares); de nada han servido los 17.500 millones de dólares que previamente había concedido el FMI a Ucrania a cambio de la total privatización del país: los oligarcas siguen haciéndose de oro, la población sigue empobreciéndose y el nazismo se extiende como una mancha de aceite con la mirada complaciente de EEUU y sus vasallos europeos. Para el 2017 se prevé que la deuda externa alcance la friolera del 168% del Producto Interior Bruto del país.

Se acaba de hacer público un informe sobre la previsión de Ucrania para el 2017 y es aterrador, el salario medio ha caído de 4.650 grivnas mensuales en 2013 (antes del Maidán), es decir, unos 160 euros, a los actuales 1.550 grivnas mensuales, unos 54 euros. Los beneficios sociales de que gozaba la población antes del Maidán (subvenciones al gas, electricidad, educación, sanidad) prácticamente han desaparecido. Se ha aumentado la edad de jubilación -en sintonía con lo que ocurre en toda la muy democrática Europa- en cinco años ni más ni menos: las mujeres podían jubilarse a los 55 años y ahora es a los 60, mientras que los hombres era a los 60 y ahora es a los 65 (esta era la edad de jubilación en la Unión Soviética, por cierto, y así lo han mantenido todos los países ex soviéticos).

Y lo más alucinante: un informe de la ONU indica que el 80% de la población -sí, habéis leído bien- "está en el umbral de la pobreza". La ONU estima que se es oficialmente pobre cuando no se pueden gastar 5 dólares diarios (unos 4'4 euros), lo que en Ucrania equivale a 130 grivnas. La ONU indica que lo que los ucranianos pueden gastar diariamente son 33'5 grivnas (1'34 euros) diarios, luego ese 80% no es que esté en el umbral, sino que ya lo ha traspasado y es pobre de solemnidad.

La ONU, cosa rara, critica el acuerdo del gobierno nazi de Kiev con el FMI porque implica que tienen que subir las tarifas públicas y que la población no puede hacer frente a ello. Tanto a los nazis de Kiev como al FMI les ha dado igual y siguen adelante con sus planes, así que cuando oigáis esos cuentos para niños del BM o del FMI o de Occidente sobre que se preocupan por la población, que son conscientes de cómo afectan a la población este tipo de medidas, etc., etc., despertad de vuestro sueño.

El Servicio Estatal de Estadística de Ucrania reconoce que el salario medio es de 156 euros y dice algo más: "es significativamente menor que el de la Federación Rusa, Bielorrusia y Georgia". Comparar los salarios de Ucrania con estos países no tiene ningún sentido, pero indica que por mucho que lo nieguen los nazis de Kiev Ucrania sigue teniendo muy presente cuál es su esfera tradicional y sus referentes, que no son la UE ni EEUU. Por que con ellos no se compara, curiosamente. Otro dato; en 2013, es decir, antes del Maidán, el sueldo medio era de 209 euros. Luego en estos dos años se ha reducido 53 euros mensuales, todo un logro. También el SEE reconoce que la pensión media es de 1.670 grivnas, unos 59 euros al mes.

Debido a los bajos niveles sociales, el aumento de la pobreza y demás supongo que no sorprenderá que os diga que en lo que va de año Ucrania tiene un "crecimiento natural de población negativo" y que desde que desapareció la URSS y Ucrania se independizó 10 millones de personas han abandonado el país, de ellas 1'6 millones sólo en los dos años posteriores al golpe nazi del Maidán, en 2014. O que según la Organización Mundial de la Salud, la esperanza de vida es de 71 años mientras que en los países del entorno post-soviético es de 77 años. La OMS dice que ello es consecuencia de que "no se ha alcanzado un nivel de vida adecuado para la población, con una vida saludable y una dieta saludable".

El mes pasado el gobierno nazi de Kiev presentó el "presupuesto de las lágrimas" (sic) para 2017. Eso quiere decir que si estas cifras son terribles, lo serán más el año que viene. Un dato: el Ministerio de Educación acaba de anunciar su intención de "ahorrar 830 millones de grivnas" (29 millones de euros) en las escuelas secundarias, eliminando la práctica totalidad de becas para el próximo año.

Suma y sigue. ¡Bienvenida, democracia! ¡Felicidades, Maidán! ¡Buen trabajo, Occidente! Y gracias por vuestros valores democráticos y todo lo que ello conlleva, como empiezan a decir los ucranianos. Incluso un personaje como Julia Timoshenko, esa por la que lloraba Occidente cuando estuvo encarcelada por corrupción, dijo ayer en Lviv (la zona más occidental geográficamente hablando, fronteriza con Polonia) que "para vivir así, mejor es que vuelvan quienes gobernaban antes" (sic). Se está refiriendo al depuesto Yanukovich. 

Tomad nota de la realidad de Ucrania, que no veréis en ninguna parte.

El Lince

No hay comentarios:

Publicar un comentario