viernes, 8 de febrero de 2019

Primer balance

Ya han pasado quince días desde el intento de golpe de Estado en Venezuela. Ya se puede hacer un primer balance.

1.- El gobierno legal, el de Maduro, sigue sin reaccionar. Su estrategia, por ahora, es resistir porque el paso del tiempo claramente le refuerza. Cuando más tarde EEUU en imponer a su títere y en derribar al gobierno más posibilidades de supervivencia hay. Estamos en unos tiempos casi decisivos porque si EEUU no consigue lo que quiere a muy corto plazo nunca lo obtendrá. Occidente ha reconocido al títere, y no todo (Eslovenia acaba de decir hoy que no, que el gobierno legal es el de Maduro; Grecia, Italia y Austria ya habían dicho lo mismo hace días), pero el resto del mundo reconoce al gobierno legal.

2.- La producción de petróleo se vuelve vital. La "contra" ya ha presentado su plan de privatización de todo el sector y le corresponde al gobierno recuperar una producción en caída libre puesto que en estos momentos es del 70% de su capacidad. No creo que lo consiga porque para eso hay que dar los pasos que tanto miedo tiene a dar, pero parece que los rusos -que tienen grandes intereses, por valor de 5.000 millones de dólares- van a jugar un papel clave en ello. La producción de barriles "normal" era de 2'1 millones diarios pero en todo el año 2018 apenas llegó al millón y medio. En diciembre, y por impulso ruso, se superó esa cifra y no hay que descartar que esto estuviese, también o además, en el trasfondo del intento de golpe dado por EEUU. Si se lograba normalizar algo la producción, y la venta, se desmontaba bastante el sabotaje económico impulsado por la reacción y favorecido por las sanciones impuestas por EEUU.

3.- El petro vuelve a jugar un papel primordial en ello. Rusia y China aún no han dado el paso de aceptar esta moneda venezolana porque la situación financiera de Venezuela "no es estable". Pero si se normaliza la producción lo será y ambos países ya han dicho que aceptarán esa moneda en su transacciones petrolíferas.

4.- Es por eso que el títere de EEUU se acaba de mover pidiendo al FMI "fondos para financiar su gobierno interino". Recuerdo que Chávez rompió relaciones con el FMI y el Banco Mundial en 2007. O sea, que además de privatizar los sectores estratégicos -y el petróleo lo es- la "contra" tiene como meta volver a atar al país a la máquina de deuda que son las instituciones controladas por EEUU.

5.- Al contrario de lo que se dice, no veo posible una invasión militar por parte de EEUU. Aunque está necesitado de una victoria después del fiasco en Siria, todo el mundo -incluyendo a sus vasallos- se horrorizaría, por no hablar si hay resistencia popular, que la habrá. Las sanciones son más peligrosas que los aviones o los soldados en estos momentos, y es aquí donde se está jugando la partida. Salvo, claro está, que opte por la locura total que expongo a partir del punto 8.

6.- El mal llamado "chavismo crítico" se ha reunido con el títere impuesto por EEUU. Los ni-nis habituales siempre terminan quitándose la careta más pronto o más tarde y esta vez lo han hecho muy rápido. Quienes se opusieron a la Asamblea Nacional Constituyente han corrido ahora a reunirse con el títere aunque lo disfracen de "en su calidad de presidente de la Asamblea Nacional". Lo hicieron el día 5 y con ello han dado un barniz "progre" al títere del intento de golpe de Estado. Es evidente que están buscando un hueco al sol si el golpe triunfa, porque lo han hecho después de todo lo demás, o sea, de que sea conocido el "programa" de privatizaciones y sumisión a las políticas de ajuste del FMI y del BM. Luego su argumentario justificativo, si es que lo tienen, se cae por su propio peso.

7.- Las leyes y el derecho que tanto les gusta a los muy democráticos occidentales (véase el caso de Catalunya, sin ir más lejos) acaban de hacerse notar en Venezuela. El presidente de la sala constitucional del Tribunal Supremo de Justicia ha declarado que la "ley de transición" a que aludía antes proclamada por el títere no es válida y es de una "nulidad legal absoluta". Ni qué decir tiene que los valedores del títere no lo reconocerán, pero con ello se quiere decir que todo lo que haga el títere y su "poder dual" se describen ahora como una violación de la Constitución. Aquí, en el Estado canalla (más conocido como España) se ha encarcelado a varios dirigentes políticos por ello -acusados de rebelión y sedición- mientras que este mismo Estado canalla reconoce al títere que, aquí sí, ha violado la Constitución.

8.- El Ejército se mantiene fiel a la legalidad que representa Maduro. Los llamados de EEUU a la deserción están siendo desoídos con una valentía y una firmeza impresionante. Todo el mundo debería mirar el ejemplo de Siria y cómo el Ejército se mantuvo en su inmensa mayoría fiel al presidente Assad, aunque fue el apoyo ruso  e iraní el que finalmente dio la vuelta a la situación. Pero durante cuatro años el Ejército se mantuvo fiel a costa de grandes bajas.

9.- Ayer llegó a la ciudad de Cúcuta (Colombia) un convoy de unos cuantos camiones con la "ayuda humanitaria". Esta es la segunda fase de la campaña. Dado que el títere no controla nada de nada del país, se centrará aquí la campaña intoxicadora y el espectáculo está servido.

10.- Un amigo venezolano en Canadá me manda un jugoso extracto de la razón por la que Canadá ha reconocido al títere: Chávez expropió en 2008 a la minera canadiense Crystallex, que reclamó una compensación de 1.400 millones de dólares. O sea, que eso de libertad, democracia y demás pamplinas tienen, como siempre, el trasfondo del dinero.

El Lince

9 comentarios:


  1. Comparto análisis provisional sobre este golpe de estado en Venezuela que la prensa “libre” occidental nos vende como lucha por la democracia (risa amarga), en todos los puntos, excepto en el 5º. Entiendo que esté lejos de tu intención caer en lo “porno-apocalíptico” (defecto en el que caen a veces otras webs que van de radicales, alternativas, etc); pero pienso que la cuestión es la “realpolitik” de lo que algunos llamamos la Nueva Guerra Fría, a falta de un nombre mejor.
    Tienes razón en que la estrategia del (post)chavismo de resistir, entiendo que de forma reactiva y no tanto proactiva, no es tan estúpida como parece; en el sentido de que por ejemplo cualquier incidente en torno a la embajada de EE.UU. En Caracas podría aprovecharse como casus belli…
    Tu interpretación de la actitud de EE.UU. De mantenerse a la espera a ver si la oposición pseudodemocrática le hace el trabajo sucio, pues podría ser, y de hecho ha sido la constante durante las cansinas “guarimbas” y conatos de golpes estilo quiero y no puedo de la “escualidez”. Pienso que si pudiésemos poner la mano en el fuego afirmando que Trump manda en su propio país con poderes cuasidictatoriales (como la prensa capitalista nos presenta a Maduro, vamos), lo más seguro sería que confiase en las sanciones económicas a Venezuela para ir estrangulándola en unos pocos años; aun cuando tuviese que esperar para llevarse el “apetitoso” crudo del Orinoco y de Maracaibo.
    Sin embargo, pienso que el contexto interno y mundial de la antaño única superpotencia mundial ha cambiado, incluso desde el año pasado, y ya no estamos en los tiempos de Obama, ni en los primeros del Peluquines (cuando se iba a comer el mundo con patatas y ketchup digamos).
    Igual te sorprendo afirmando que mi hipótesis deja corta el punto 8, puesto que pienso de forma no catastrofista, sino realista, que lo que plantea “Trump”(o sea, el Pentágono y compañía) no es el escenario sirio, sino algo aún peor en términos humanos, políticos y ambientales.
    Me gustaría equivocarme y ver desmentida mi especulación por paranoide, pero lo que veo es que se está cociendo un ataque directo desde EE.UU. A Venezuela. Que podría suceder en 4-6 meses, salvo que le saliera un buen grano en el culo geoestratégico en otra parte del mundo al Tío Sam.
    No entraré en las cuestiones militares de cómo sucedería, sino más bien en las circunstancias que a mi entender van hacia esa situación.
    Es cierto que la patética gestión del fallido derrocamiento del gobierno sirio ha sido una hemorroide algo más que metafórica en el ya no tan omnipotente país de la “libertad”(¿?); y coincido contigo en que eso de por sí no anima a resarcirse mediante un espectáculo sangriento-mediático al estilo de Iraq 2003. Entre otros factores que obstaculizan una intervención con el grueso de todo el ejército yanki: está demasiado disperso por el mundo como para reunirlo de forma eficaz en poco tiempo; la OTAN es más un gallinero de propaganda rusófoba que una entidad eficaz en una hipotética guerra contra un ejército de verdad; pero sobre todo porque a pesar de los mamporreros neoliberales y las estadísticas cocinadas, la economía de EE.UU. No la ha conseguido “arreglar” el mandato de Trump (luego volveré a este aspecto).
    (continuará)

    ResponderEliminar
  2. Los argumentos de peso que empujarían a Trump (¿o al estado profundo/complejo militar-industrial?) a intervenir directamente en Venezuela sería a mi juicio:

    1-A cambio de imponerse aparentemente en la retirada de Siria, el premio de consolación a este regreso con el rabo entre las patas sería darle la presa venezolana a la jauría del Pentágono, el espionaje y las empresas afines. Teniendo en cuenta que Trump no tiene ni idea de temas militares y lo que le interesa realmente es probablemente seguir con sus negocios desde la Casa Blanca.
    2-El acoso y posible derribo por los “demócratas”, aunque basado en flojísimas historias acerca de Rusia por todas partes, podría encontrar un relato atractivo para el yanki medio un día de estos, y poner en peligro la reelección de Mr. Trump. ¿Y qué mejor que una guerra para hacerse popular un preidente USA?(ganada claro). La “oposición” callaría y seguiría al rebaño patriótico, y Trump encontraría un alivio al menos temporal para el enojoso bloqueo en el poder legislativo, donde tiene una mayoría débil (no ha podido sacar sus leyes estrella aún). Y se olvidaría el tema de Siria (hasta le echaría la culpa a Obama de la gran cagada).
    3-Trump está acomplejado en presencia real o virtual de Putin, y aunque suene a psicología barata, sabe en el fondo que el ruso tiene más...personalidad que él. Si viese alguna oportunidad de dejar al líder ruso como débil, lo aprovecharía.
    4-La inteligencia gringa tiene que saber por fuerza que los escuálidos son una minoría de la población frente a las “hordas” chavistas, y que el ejército está fuertemente identificado con el gobierno después de tantos años. Así que el golpe de estado a la ucraniana está destinado al fracaso; invertir en él es tirar dólares. La guerra económica daría resultado en unos años, pero…
    5-Trump y el complejo militar-industrial tienen prisa. Mi hipótesis se basa más que nada en la economía:
    -Por un lado, las promesas proteccionistas del “trumpismo” no están funcionando tan bien como parece, puesto que al imponer aranceles los otros países capitalistas contraatacan con su versión de la guerra económica. El keynesianismo vergonzante (o no tanto) de Trump incrementa el gasto público que es como decir la gigantesca deuda gringa. Pero “no pasa nada”, una buena guerra que no sea muy larga disimula por un tiempo estos “problemillas”.
    El pastel petrolero: Con las sanciones y un escenario de intervención indirecta a lo sirio lo tendrían en pocos años. Sin embargo, no pueden esperar. El espejismo de la “independencia energética americana” gracias al fracking masivo se mantiene tan apenas por maniobras especulativas, subvenciones federales y exenciones impositivas. Y no puede durar mucho. En este contexto de explosión de la última burbuja yanki, qué mejor alivio que apoderarse del petróleo venezolano, aunque sea el pegote del Orinoco (que necesita “aligerarse” con crudo más ligero para ser refinable y vendible, en todo caso).
    (y a la 3ª va la vencida)

    ResponderEliminar
  3. Pienso que hay otros argumentos a favor de la hipótesis que podría llamar Trumpismo cagaprisas:

    - La rapidez con la que el pelele G. se ha proclamado presidente...y los demás peleles de la UE (salvo excepciones) han apoyado semejante ilegalidad olvidando la sempiterna y llorona exigencia de elecciones. ¿Órdenes del jefazo supremo quizás?
    -Los apresurados mensajes del Bolsonarismo brasileño a favor de la “democracia” en Venezuela (luego el amigo Trump ya le ha prometido al ultra de Brasilia algunas migajas del festín que se imagina a corto plazo).
    -Las sanciones económicas le importan bien poco a los rusos y sobre todo los chinos, estos últimos bien flojos en lo petrolífero. Aunque fuese mediante contrabando, el petróleo venezolano fluiría hacia Asia y no hacia Gringolandia (con los efectos económicos imaginables) durante algunos años al menos. Además, por supuesto, a cambio entraría abundante y moderno armamento, incluyendo si Putin se pusiese farruco, el nuclear (crisis del 62 reeditada).
    Si la estrategia indirecta ha fracasado en Siria, quizás el Pentágono pretenda reeditar una versión low cost de Libia 2011 y demás abusos de matón del colegio mundial. Teniendo en cuenta que el ejército colombiano no vale ni para acabar con las guerrillas, y que el brasileño es más cantidad que calidad (¿la última hazaña bélica brasileira, eh?), les queda confiar en mercenarios de la zona e importados. Pero cocer a fuego lento a la víctima es contraproducente, porque da alas a la movilización progobierno de los tibios...véase Siria.
    En fin, ojalá me equivoque, pero el ya habitual proceso de escalada teledirigido desde Washington, me da en la nariz que en Venezuela se va a acelerar mucho; porque más que debilitar a la “víctima” es una mera farsa para consumo mediático en los países occidentales o sea de la OTAN.
    No soy experto en temas bélicos, pero más o menos puedo imaginar que tras algún incidente tonto de casus belli, una “coalición” (es un decir) entre EE.UU., quizás los británicos y la comparsilla colombiana y brasileña, empezarían los ataques aeronavales una vez calentada la excusa humanitaria y democrática farisea. La OTAN, que ha demostrado su ineficacia para impedir el regreso a Rusia de Crimea, y derribar al gobierno sirio, quedaría como público cautivo (aplausos pelotilleros al matón del barrio).
    Un contingente no muy elevado de GI Joes iría luego, con más tecnología que carne de cañón, a ocupar los puntos claves y todo eso.

    Aventurar si lo van a conseguir en 4 días o se les va a crear otro Afganistán dependerá de los demás jugadores en este terrible supuesto. Así, Maduro puede conseguir o no en 4-6 meses un ejército popular de verdad...El bloque asiático puede asesorar y armar en serio, o no, a Venezuela (incluyendo misiles nucleares aunque sean de poliexpán).
    No es que Trump y el Pentágono estén locos para perpetrar semejante posibilidad, simplemente creen o quieren creer en su propia propaganda de país “elegido por dios” y demás mandangas de la religión civil yanki, por llamarla así. Así que piensan que los chinos y rusos no querrán exponer vidas de muchos soldaditos propios, que no lograrán armar en serio al chavismo, y que les da miedo llegar a una crisis de misiles si la cosa se pone realmente dura. Y sobre todo, los “genios” del estado profundo quizás piensen que Siria se les fue de las zarpas porque estaba más a mano de Moscú que de Washington; y en cambio, en Venezuela la ventaja de la distancia es para EE.UU. Y no para el eje asiático. Esta ventaja tiene una base real, cuesta más tiempo y dinero mover material/gente desde Eurasia a Caracas que desde Miami. Sin embargo, habrá que ver cuánto gasto quieren hacer Rusia y China por salvar al pueblo venezolano a largo plazo. Incógnita.
    En fin, ya ves que estoy escribiendo sobre una posibilidad que nos pone en lo peor, y dentro de esta aún hay otra más peligrosa; pero no las doy por seguras porque no tengo contactos en la CIA ni en el FSB. Mera especulación.

    ResponderEliminar
  4. Que terrorífico me lo pintan. Las hipótesis del poder central del capitalismo y sus guerreros imperisles sin hacer mención slguna a ninguna movilización popular en las mismas bases de los paises latinoamericanos includo en los mismos estadounidenses. Liquidar al chavismo representa un retroceso gigantesco para toda América Latina y más alla, aunque debemos de las debilidades de la izquierda en general, una liquidación devenezuela engullida por las fauces imperiales representa tanto como la victoria del nazismo sobre Europa.
    Conocemos la fuerza bruta del imperio pero debemos de confiar en la fuerza creadora de los pueblos y de su clase obrera diempre.

    ResponderEliminar
  5. Por alusiones, de terrorífico nada. Al menos en mis reflexiones un tanto prolijas me refiero a que es posible que el (pos)chavismo logre un ejército popular en unos meses...posible pero no seguro. En cuanto a movilizaciones, si el pueblo no se levanta en armas no va a poder siquiera tener la mínima oportunidad de defenderse de las agresiones.

    ResponderEliminar
  6. Hay algun ingenuo por aqui que piensa que la oposicion y la derecha venezolana esta interesada en el pueblo como tal?. No sean ingenuos!. Esos son titeres de las transnacionales que lo unico que les importa de ese pais son las inmensas riquezas que tiene, lo demas son cuentos

    ResponderEliminar
  7. Un aspecto del conflicto que no se ha tratado.Es que pasa con las instalaciones petroliferos.Creo que seria un gesto de fuerza y autoridad,del gobierno de maduro.Anunciar que estan dinamitadas,todas las refinerias y yacimientos.Y que al primer marine,que se huela en tierras bolivarianas.Arde todo y troya.NO se deberia repetir,el vergonzoso episodio de irak,en 2003.Donde los invasores,se apoderaron tranquilamente de los pozos de petroleo. Coincido hasta cierto punto, con spanish fly,veo probable una operacion combinada de bombardeos aereos y ataques con misiles.Con operaciones de fuerzas especiales,sobre objetivos concretos.En base a la reaccion que vean,y la resistencia del ejercito bolivariano,incrementaran o no sus operativos.El ataque vendria acompañado,de una declaracion tan ambigua,que permitiera a washington,no pillarse los dedos.Veremos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lea usted el articulo de Thierry Meysan en la Red Voltaire no tiene desperdicio y le aclara muchas cosas de las que usted piensa. Saludos.

      Eliminar