domingo, 14 de febrero de 2016

¿Y quién dice que quiere invadir Siria?

Turquía y Arabia Saudita dicen estar dispuestas a invadir Siria. De hecho, el gobierno sirio ya ha anunciado que unos cien vehículos turcos han traspasado la frontera y ha presentado una queja ante la ONU. Pero no me voy a centrar ahora en los turcos, sino en los saudíes. Veamos, si son incapaces de derrotar a los yemeníes ¿cómo van a hacerlo con los sirios, o los combatientes de Hizbulá, o con los iraníes?


No obstante, estamos a las puertas del abismo porque el capitalismo necesita desesperadamente un movimiento de este tipo ante la debacle que se avecina, política y económica. Os volveré a hablar de ello pronto, con más datos.

Arabia Saudita y Turquía están gobernados por locos. Y son, por lo tanto, impredecibles. Sobre todo tras los recientes éxitos del gobierno sirio al cortar una de las principales rutas de suministro de los "contras" extremistamente moderados o moderadamente extremistas. Cinco años después de regocijarse en que tanto Erdogan como el entonces vivo rey saudita iban a estar rezando en la mezquita central de Damasco antes del fin de 2011 (sic), cinco años después de sangrientos enfrentamientos y miles de millones de dólares invertidos en derrocar al gobierno sirio ven que quienes están a punto de ser derrotados son ellos. Como lo está Arabia Saudita en Yemen.


Estos días hay muchos movimientos, mucho nerviosismo. Porque un mal movimiento, y los locos están a punto de hacerlo, puede desatar la III Guerra Mundial.

No obstante, me atrevo a realizar una nueva hipótesis el por qué Arabia Saudita está haciendo más ruido que dando nueces. 

En primer lugar, la economía de Arabia Saudita se está cayendo a pedazos. No sólo este país, sino todos sus aliados del Golfo. Todos estos países tienen un déficit presupuestario increíble y una guerra de estas características, con Rusia por medio, les arrastraría de forma definitiva. En segundo lugar, la guerra de Yemen lleva tanto desgaste, militar y social, que cualquiera de quienes combaten en Siria se comería a los soldaditos sauditas con patatas. Si lo hacen los huzíes yemenitas -y tenéis que fijaros en cómo están combatiendo- con mucho mayor motivo lo va a hacer un ejército experimentado como lo es ahora el sirio.


En tercer lugar, hay que tener en cuenta el contexto internacional y la disposición de Rusia  a hacer frente a todo este tipo de movimientos, como está haciendo ahora mismo al poner en estado de alerta a sus fuerzas de intervención inmediata. Rusia está diciendo con toda claridad que si quieren, que vayan a Siria aunque, por otra parte, está haciendo todo lo posible por evitarlo y así hay que interpretar el reciente acuerdo de Munich para un alto el fuego, que no se dará.

Tal vez me equivoque, pero aunque se esté tensando la cuerda por los locos -y no se haría sin el beneplácito de EEUU- espero que aún quede algún rasgo de cordura en el mundo para evitar el desastre que supondría la invasión de Siria.

El Lince

1 comentario:

  1. Nadie dijo que había 100 camiones. Sólo 100 hombres armados.

    ResponderEliminar