lunes, 27 de marzo de 2017

La jugada intermedia

Si jugáis al ajedrez sabréis lo que es una jugada intermedia, es decir, aquella que supone una sorpresa en la partida y que hace más fuerte la jugada esperada por el oponente -y para la que se preparaba-cuando ésta se produce. Pues es lo que acaba de hacer EEUU en Siria usando a sus piezas de las denominadas Fuerzas Democráticas de Siria con la toma de la presa de Tabka y la base aérea cercana.

La jugada que se esperaba es Raqqa, la considerada "capital" de la organización llamada Estado Islámico. Con la toma de la presa y de la base aérea no sólo EEUU gana unas casillas preciosas sino que impide, de hecho, cualquier aproximación por esa área del Ejército Sirio en su triunfal recuperación de terreno en el este de la provincia de Alepo y hace prácticamente imposible cualquier intento militar de asalto de Raqqa por el gobierno. El amarillo es la zona de las llamadas FDS, el gris es el llamado Estado Islámico y el rosa es el gobierno sirio. La zona donde se ha realizado esta jugada intermedia es el trozo amarillo de abajo y Raqqa es lo que está entre puntos rojos.


Los kurdos se han apuntado el tanto, pero no es más que propagandístico. El gran ganador es quien está librando la partida, EEUU, que fue el primero en anunciar la operación aerotransportada, ha sido el primero en justificarla ("evitar el peligro de que fuese volada por el ISIS") y ha sido el primero en decir que "da una ventaja estratégica a la coalición no sólo para la liberación de Raqqa sino porque bloquea cualquier avance de las fuerzas del gobierno sirio desde el oeste". Quien lo ha dicho es Joseph Scrocca, portavoz del Ejército de EEUU en la zona. También ha dicho algo que los kurdos han ocultado: "en la operación participaron helicópteros Apache, artillería y fuerzas de las operaciones especiales de los EEUU, así como unas pocas docenas de Rangers del ejército". Se ha hablado mucho de la participación de las fuerzas especiales rusas en la nueva liberación de Palmira, pues aquí está la contraparte.

Así que más claro, agua. EEUU está diciendo que no va a haber una carrera hacia el nuevo Berlín, como ocurrió entre la URSS y EEUU en la II Guerra Mundial, y que ganó la URSS. Aquí EEUU se quiere asegurar el triunfo y con este movimiento de la jugada intermedia se pone en una situación muy favorable. Al tomar la base aérea las operaciones aéreas contra Raqqa se acelerarán porque no hay más de 40 kilómetros entre una y otra. Si está operativa o no se sabrá por el tiempo que tarde en el asedio formal, pues será el que haya invertido EEUU en su reparación. Aunque ya tiene al menos seis bases, de mayor o menor alcance, en el territorio controlado por los kurdos, esta será fundamental en la toma de Raqqa por su cercanía.

EEUU con esta jugada ha marcado de forma clara la línea divisoria de la Siria del futuro y lo que será su zona de influencia. Recordad este otro mapa que os puse no hace mucho y que indica que es lo que con mucha probabilidad saldrá al final de la guerra. Fijaos en que la zona marcada en verde es muy similar a la de donde se ha realizado la jugada intermedia.


Pese a que todas las fotografías, sin excepción, de esta jugada intermedia tienen como protagonistas a los kurdos, no son más que la guinda que adorna el pastel. EEUU ha reconocido -siempre EEUU, el gran jugador junto con Rusia de esta partida de ajedrez- que "el 80% de las fuerzas que participaron en la operación eran árabes y el resto kurdos, y esto es importante resaltarlo". Es un claro mensaje tranquilizador a Turquía diciendo que no son los kurdos quienes llevan la voz cantante en la batalla contra Raqqa, que es algo que siempre ha reclamado Erdogan. Al mismo tiempo, está leyendo la cartilla a los kurdos quienes habían dicho (el 24 de marzo) que "daban la bienvenida a la participación del Ejército sirio en la liberación de Raqqa", aunque en una apostilla añadieron que "cualquier tipo de participación del Ejército Sirio en la operación de Raqqa se discutirá con el socio principal de las FDS". Si no son ellos, que no lo son, es el reconocimiento más claro de bajo qué ordenes actúan. Y queda claro que donde manda patrón, no manda marinero.

Por supuesto que todavía la situación es frágil y que el otro jugador puede realizar aún sus movimientos -rodear Tabka, por ejemplo, posible en buena lógica militar- pero eso obliga a esfuerzos suplementarios que en estos momentos el ejército sirio no está en condiciones de hacer porque en paralelo con toda la preparación de la jugada intermedia por EEUU se han producido otros hechos que han obligado al ejército sirio a ralentizar su avance por el oeste de Alepo: la ofensiva de la "contra" en Hama y en una zona muy próxima a Damasco, Jobar y Qaboun. Hacia Hama se ha tenido que trasladar una parte de las fuerzas gubernamentales que operaban en Alepo y ese ha sido el momento aprovechado. Esta ofensiva de la "contra" ha sido parada, de nuevo, pero ha servido para otros propósitos.

Digo que sería factible que Rusia hiciese esos movimientos, porque no hay que olvidar que Rusia lleva más de un año ofreciéndose a EEUU como socio para la liberación de Raqqa, pero tampoco que EEUU no quiere ni oír hablar de eso y que siempre ha hecho oídos sordos a la propuesta. EEUU tiene total seguridad en sus piezas, las denominadas FDS, a quienes está manejando a su antojo y según sus planes de la partida. Trump ha estado callado sobre Siria, pero sus actos sobre el terreno son mucho más audaces que los de Obama. Ahora tiene buena posición y sus piezas, tanto kurdos como árabes, tienen más reforzadas sus casillas de cara a las negociaciones que se llevan a cabo tanto en Astaná como en Ginebra.

El Lince

2 comentarios:

  1. Lo deseable es que gane el pueblo...Y aquí eso no se verá

    ResponderEliminar