domingo, 17 de abril de 2016

Golpe a golpe

No me cae bien Dilma Rousseff, como no me cae bien ningún progre. Hablan y no hacen, amenazan y no dan. Esa es su esencia y su sin sustancia. Son parte indeleble del sistema capitalista, le defienden a capa y espada  aún sabiendo que terminará con ellos cuando sean considerados "desechables", es decir, cuando han hecho el trabajo sucio, desarticulado los movimientos sociales y destruido el movimiento sindical.

 Dilma Rousseff es ya un elemento desechable para el sistema y por eso se monta todo el entramado supuestamente legal para quitarla de la presidencia de Brasil. Es otro golpe "blando", al igual que se hizo en Paraguay hace cuatro años contra Fernando Lugo y se hizo en Honduras contra Manuel Zelaya hace siete años. Ya nadie se acuerda de esas cosas. Ni Lugo ni Zelaya iban mucho más allá de Rousseff, incluso eran mucho más modositos y moderaditos. Pero llegaron a ser molestos para el sistema y el sistema de deshizo de ellos.

Ahí está ahora Brasil. El sistema considera que el ciclo del PT (¡qué pena de organización!) ha concluido y ha activado todos los resortes para la destitución de Dilma. Durante el tiempo que ha estado en la presidencia ha hecho de todo para ser aceptada por el sistema, pero el sistema es implacable. Los progres nunca lo entenderán. Siguen pensando que ellos pueden arreglar algo que no tiene arreglo, como es el capitalismo.

Hoy se vota la destitución y la cosa depende de cuatro o cinco votos. Los indígenas, los sin tierra, los pobres están en las calles a pesar de todo, puesto que no es mucho lo que tienen que agradecer al PT y no me digáis lo del "Programa de Hambre Cero" y cosas así puesto que no son otra cosa que propuestas asistencialistas y nunca se pretendió que fuesen más allá. Es cierto que gracias a ellos mucha gente ahora puede comer, pero ha sido más una herramienta política pública de contención de la pobreza que de combate efectivo contra la misma.

Vamos, lo mismito que hizo la ONU cuando anunció a bombo y platillo su famoso programa Objetivos de Desarrollo del Milenio y se planteó acabar con la pobreza en 2015 y, como no lo hizo, lo reestructuró para decir que el objetivo era acabar con la pobreza extrema. Tampoco lo ha logrado, por supuesto, pero así queda mejor. Que haya pobres está bien, es consustancial al capitalismo. Que haya pobres muy pobres ya está un poco menos bien y eso es lo que hay que ocultar, que no evitar. Caridad, y no otra cosa. Mucho mejor que yo lo dijo hace muchos años un genio como Albert Einstein: "Nunca se puede solucionar un problema con la misma racionalidad que originó el problema". 

El capitalismo sustenta la pobreza, luego el capitalismo nunca puede eliminar la pobreza. La necesita como necesitamos el aire para vivir. Es algo que los progres nunca entenderán, como no lo ha entendido el PT de Brasil ni la propia Dilma. Ni siquiera Lula. Ninguno de los dos planteó reformas estructurales, tal vez algo sí hizo Lula, pero muy poquito.

Pese a todo, y al igual que hice apoyando el referéndum que planteó Syriza, aún habiendo criticado con mucha dureza a Syriza, ahora defiendo el voto en contra de la destitución de Dilma Rousseff y a la gente que está en la calle apoyándola. Es un golpe contra la democracia, aunque es burguesa, y los derechos sociales, aunque se apliquen con una política asistencialista. Hay que derrotar el golpe y dar un golpe a los golpistas. Y, al mismo tiempo, no dar tregua alguna a estos progres que utilizan al pueblo para ganar y sólo se acuerdan de él cuando están en dificultades.

Esta canción de Chico Buarque tiene casi 30 años, pero aún está vigente.


El Lince

8 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar